Una salvación sin excusas

Estudios Biblicos

Texto Biblico:Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” (Isaías 1:18)

Introducción

Si los pecadores se arrepienten alcanzan la salvación. Si los pecadores reconocieran a Cristo vendrían a ser perdonados. Muchas personas son alcanzadas por el mensaje, pero como en la parábola del sembrador, hay muchos obstáculos que impiden que esa palabra de frutos en ellos.

El mundo está lleno de excusas para no acercarse a Dios, si tan solo lo hiciera podría podría salir del dolor y sufrimiento para entrar en la felicidad y la salvación. Pero Dios quiere y busca que el mundo sea salvo y puedan ver con claridad la verdad de su amor.

Anuncios

Como siervos de Dios debemos llevar el mensaje de salvación y romper con las excusas del mundo para que venga al conocimiento verdadero de Dios. Para que caigan los pretextos y Dios pueda bendecir a este mundo perdido.

La salvación de Jesús (1 Timoteo 1:15)

Existen muchas maneras de medir el tiempo en este mundo, pero la más significativa es la que nos divide como antes de Cristo y después de Cristo. Esto es debido al impacto que tuvo la predicación de Jesús en esta tierra. 

Este impacto fue posible debido a que Jesucristo es el Hijo de Dios. Conocemos esa confesión que Pedro hiciera en una barca donde reconoce que Jesús es el Hijo del Dios Viviente. Como tal tiene la autoridad en todas las cosas.

Jesús estuvo con el Padre desde la eternidad y seguirá a la diestra de Dios por la eternidad. No tiene principio y no tiene fin. El Hijo es en el Padre y el Padre en el Hijo, Dios se manifiesta en tres personas y cada una de ellas es Dios mismo.

Anuncios

Por lo tanto el sacrificio que Jesús hizo en la cruz no puede ser repetido por nadie pues solo Él tiene la autoridad por ser Dios. Y ese fue su propósito al venir a la tierra, para perdonar a los pecadores. Así lo indica también Mateo 9:12-13, donde el mismo Jesús confiesa que ha venido a buscar a pecadores para que se arrepientan de sus malos caminos.

Por lo tanto sabemos que Jesús nos quiere salvar, tiene el poder y quiere hacerlo. Así es que no hay excusas ni pretextos de no existir un medio para ser salvos. Si existe y se llama Jesucristo, el Hijo de Dios.

Dios primero, el cambio después

Muchas personas primero buscan cambiar su vida de pecado y ser personas rectas antes de buscar a Dios. Pero como leemos en Mateo 9:12-13 el Señor no vino por los justos, sino por los pecadores para que se arrepintieran. 

Así es que la excusa de primero cambiar nuestra vida y dejar el pecado antes de venir a Dios no es válida. Sin Dios es imposible alcanzar la salvación y una vida recta carece del elemento principal para caminar correctamente, Dios.

Él es quien nos da la fortaleza y sabiduría para saber cómo debemos conducirnos, pero primero debemos acudir a Él. Si no venimos a Él e intentamos enderezar nuestros pasos estaremos caminando por nuestro medio y con nuestras fuerzas. Sin embargo si primero venimos a Dios estaremos caminando en sus caminos y con su poder nos enderezará.

Anuncios

Si vemos el ejemplo del hijo pródigo no acudió a su padre limpio y reparado de todo el desastre que vivió, sino que acudió a su padre tal y como estaba esperando ser recibido en su casa nuevamente. El padre le recibió y entonces puso en él vestiduras nuevas. Así es nuestra vida, debemos acudir al Padre tal y como estamos y Él se encargará de transformarnos y darnos nuevos propósitos.

Sin fuerzas para ser fiel

Dios es santo y quiere que sus hijos sean santos también. La palabra de Dios y sus mandamientos pueden sonar imposibles de cumplir para muchos. De hecho es imposible alcanzar la estatura que Dios requiere de nosotros, si lo hacemos por nuestra cuenta. 

Pero Dios es el que nos fortalece y nos ayuda en nuestro caminar diario con Él. No tenemos que enfrentar a nuestra carne, a la sociedad y al mundo entero con nuestra fuerza únicamente, pues terminamos derrotados y volviendo al mundo de donde salimos. Pero si podemos humillarnos ante Dios y aprender a depender totalmente de Él. 

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Estudios Biblicos - El origen de Halloween

El origen de Halloween

Estudios Biblicos - La fiesta de Halloween es una mezcla de tradiciones más o menos antiguas y tiene su propia versión en muchos países. Sin embargo, el Halloween

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.