Las partes del ser humano

Estudios Biblicos

Temas para predicar texto biblico: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tesalonicenses 5:23)

Estudios Biblicos – Las partes del ser humano – Introducciòn

Una de las características de Dios es que es un Dios trino, es decir que se manifiesta en tres personas diferentes, pero es un solo Dios. En las escrituras encontramos varios textos que nos confirman que El Padre es Dios, que el Hijo es Dios y que el Espìritu Santo es Dios.

El Padre, el Hijo y el Espìritu Santo se manifiestan de formas diferentes pero Dios es uno solo, Jesùs dijo que el Padre es en el Hijo, el Hijo en el Padre mostrando la unidad en ellos. 

Anuncios

De la misma manera en que Dios es trino, también el hombre se manifiesta en tres formas pero es un solo ser. El ser humano íntegro se compone de tres partes a saber: espìritu, alma y cuerpo.

Así lo demuestran textos bíblicos como este en 1 Tesalonicenses 5:23, donde se manifiesta el deseo de Dios de que nuestro ser por completo sea hallado irreprensible ante la venida del Señor. 

Estudios Biblicos – El espíritu del hombre

Dios le dio al hombre un espíritu, el cual da vida. La vida que Dios entregó al ser humano está en ese espíritu que nos ha dado a cada uno. Este espíritu es dado en forma individual, a cada uno.

Este espíritu es capaz de renovarse, así lo dice la palabra en Salmos 51:10.  Es pues el espíritu del hombre el centro de la vida en cada ser humano. Esa vida es inteligente a diferencia de la vida dada a los animales. Dios nos ha diferenciado y nos ha dado esa capacidad de poder relacionarnos con el creador. 

Anuncios

A través de esa parte espiritual nos podemos relacionar con Dios. Es a través de nuestro espíritu que podemos tener comunión con Dios y acercarnos en oración a Él. Aunque no estemos en cuerpo delante de Dios podemos estar en espíritu. Esta es una de las características del espíritu, la comunión. Por medio de esa comunión podemos conocer las cosas de Dios y acercarnos a Él.

Cuando el pecado gobierna la vida de una persona decimos que es carnal, pero si nuestro espíritu es habitado por el Espíritu de Dios nos convertimos en verdaderos adoradores. Si estamos en pecado estamos muertos, pero si venimos a los pies de Dios Él puede renovar nuestro espíritu para que sea de acuerdo a su corazón.

Así fue la oración de David cuando pecó contra Dios y le pidió que renovara dentro de él un espíritu recto. Si nuestro espíritu se ha desviado de los caminos de Dios, este puede ser restaurado dentro de nosotros para que esté influenciado por el Señor y así vivir rectamente delante de Él, obedeciendo en todos sus mandamientos.

Siempre necesitamos la ayuda del Espíritu Santo para mantener nuestro estado de integridad delante de Dios. Si dejamos que nuestra alma o le damos rienda suelta a las pasiones de nuestro cuerpo estaremos perdidos, pero si dejamos que el Espíritu Santo nos gobierne seremos un espíritu que agrade a Dios.

Estudios Biblicos – El alma humana

El alma, al igual que el espíritu, no se puede ver, y juntos forman esa parte invisible en el ser humano. Lo único que podemos ver es el cuerpo humano, pero en realidad somos espíritu que se manifiesta en un cuerpo material.

Anuncios

El alma es esa parte que reviste de personalidad al cuerpo humano. El alma es la que comete el pecado y la que rendirá cuentas delante de Dios en el juicio final. Es el alma la que estará ante la presencia de Dios o la que estará en el lago de fuego si es hallada culpable de pecado.

El alma del hombre es vivificada por el espíritu que Dios le entregó para que sea un ser viviente. A través del espíritu entonces recibimos la vida y venimos a ser un alma viviente.

Si el alma recibe más influencia de las cosas espirituales y nuestro espíritu en contacto con Dios, entonces nuestra alma es de bien, pero si el alma es influenciada por el cuerpo, dando rienda a las pasiones del cuerpo, entonces el alma es pecadora y motivo para condenación.

El alma también está compuesta de algunas características, como lo son la razón, los sentimientos y la voluntad. Por eso decimos que una persona puede ser un alma de buen corazón, porque tiene buenos sentimientos.

También podemos actuar por medio de la razón o la lógica, entonces estamos actuando nuestro verdadero ser, nuestra alma. Pero siempre debemos ser influenciados o llenados por el Espíritu de Dios para que nuestra alma pueda acercarse a Dios, quien nos da la vida.

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Estudios Biblicos - El origen de Halloween

El origen de Halloween

Estudios Biblicos - La fiesta de Halloween es una mezcla de tradiciones más o menos antiguas y tiene su propia versión en muchos países. Sin embargo, el Halloween

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.