Los nombres del Espíritu Santo

Estudios Biblicos

Estudios Biblico Texto Biblico: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y no sois vuestros?» (1 Corintios 6:19)

Estudios Biblicos – Los nombres del Espíritu Santo – Introducción

Conocemos el poder de Dios, de cómo se manifiesta en el universo entero y en el ser humano. Conocemos que el regalo más grande que Dios nos ha hecho es el de la salvación, la cual nos la da aunque no la merecemos.

Sabemos también que Dios se manifiesta en tres personas. Quizá la parte de Dios más conocida es el Hijo, pues vino a esta tierra y le pudimos ver.

Anuncios

Sin embargo al Padre y al Espíritu Santo no le podemos ver. Pero Dios está en sus tres personas. El Espíritu Santo es Dios.

El Espíritu Santo ha existido desde el principio y ha estado en cada una de las etapas del ser humano, porque Él es Dios. Pero después que Jesús dejó esta tierra el Espíritu Santo vino sobre la humanidad para ayudarnos en el camino que debemos seguir para llegar un día al reino de los cielos. 

La relación con el Espíritu Santo desde entonces ha sido más estrecha y le conocemos con diversos nombres. Veremos esos nombres que también nos muestran cómo Él se relaciona con la humanidad.

1. Estudios Biblicos – Espíritu de Dios

Le conocemos como la tercera parte de la trinidad. Es la parte de Dios que ejecuta las maravillas del Señor. El Espíritu de Dios fue quien ejecutó la creación en el principio. Dice su palabra que el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 

Anuncios

Algunas veces, principalmente cuando leemos,  nos confundimos en las acciones que toma nuestro espíritu y cuales el Espíritu de Dios. Dios puede usar nuestro ser y cuando el Espíritu de Dios se toca con el nuestro somos renovados y vivimos dedicados a Dios.

También le conocemos como el dedo de Dios, así lo dice Jesús en Lucas 11:20, mostrando que es por el poder del Espíritu de Dios que hacía los milagros.

2. Estudios Biblicos – Espíritu de Cristo

Como tercera persona de la trinidad sabemos que tanto el Hijo como el Espíritu Santo es Dios y si le conocemos como el Espíritu de Dios deja implícito que también es el Espíritu de Cristo. Como tal tiene la función de glorificar a Cristo, según leemos en Juan 16:14.

Es el Espíritu Santo quien nos hace saber las cosas que son de Dios y cuales no proceden de Él. Es su Santo Espíritu quien nos guía a toda verdad, la verdad de Dios. También hace Él posible la omnipresencia de Dios, porque donde están dos o tres congregados en su nombre ahí está Cristo en medio de ellos, esto gracias al Espíritu Santo.

3. Estudios Biblicos – El Consolador

En Juan 14:16-17 vemos cómo Jesús les dice a sus discípulos que se irá de esta tierra, pero que ellos no se quedarían solos, pues rogaría al Padre para que enviara al Consolador. 

Anuncios

Este Consolador mora con ellos y estará con ellos en toda situación. El Consolador era necesario pues el Maestro los dejaría para ir a preparar un lugar para los que en Él creyeran. Él se quedaría al lado de aquellos que se acercaran a Dios y se humillaran delante de la verdad del Señor.

Al estar el Espíritu Santo al lado nuestro en toda situación y vivir con nosotros dentro de nuestro corazón, nos regala una relación íntima y personal con Dios. No es una relación que una religión puede dar, sino que solo Dios con cada uno puede cultivar.

La única diferencia que tendrían sus discípulos es que no podían ver al Espíritu Santo, pero a Jesús sí le podían ver. Pero al Consolador le podían sentir y llegar a conocer de una forma personal e íntima. Debemos conocerlo y obedecer pues Él es quien nos fortalece y consuela con su presencia maravillosa.

4. Estudios Biblicos – Espíritu Santo

Es quizá el nombre más popular, y se llama así porque Él es Santo. Sabemos que la perfección es de Dios y sabemos que Dios es Santo, por lo tanto su Espíritu es Santo. Pero no solamente por ser Él santo se le conoce con ese nombre, sino también por su obra en el ser humano. 

El Espíritu Santo es quien nos ayuda  a santificar nuestra vida. Sabemos que los deseos humanos son de continuo solamente el mal, pero el Espíritu Santo nos lleva a una vida santa para Dios. Esto por el poder que hay en Él y por el amor que tiene a nuestra vida.

La biblia dice que no somos nuestros, sino que le pertenecemos a Dios y su Espíritu mora en nosotros, por lo tanto debemos estar en santidad, como Dios nos lo pide. Como templo del Espíritu de Dios debemos estar en santidad, para que Él pueda morar en nosotros, pues Él no puede estar donde está el pecado.

5. El Espíritu Santo de la Promesa

Los discípulos se quedaron en una ciudad, esperando la promesa que sería enviada del Padre. Jesús les dijo que lo esperaran y en el día de pentecostés esa promesa se hizo real. Es por eso que se le conoce con este nombre, Espíritu Santo de la promesa.

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Estudios Biblicos - El origen de Halloween

El origen de Halloween

Estudios Biblicos - La fiesta de Halloween es una mezcla de tradiciones más o menos antiguas y tiene su propia versión en muchos países. Sin embargo, el Halloween

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.