Los nombres del Espíritu Santo

Estudios Biblicos – Los nombres del Espíritu Santo

Pero no solo Jesús había prometido al Espíritu Santo en nuestra vida. En el pasado el Espíritu Santo venía sobre alguien y es como conocemos de profetas y hombres de Dios poderosos en Él.

Pero había profecías que nos mostraban que vendría sobre todos aquellos que se acercaran a Dios. Y esta promesa fue real en el día de pentecostés y todos fueron llenos del Espíritu Santo, cumpliendo así la promesa que había sido dada.

Anuncios

6. Espíritu de Verdad

Así como Jesús habló lo que había recibido del Padre, así el Espíritu Santo es el intérprete de Jesucristo. Como lo dice Juan 15:26 que el Espíritu de Verdad daría testimonio del Hijo.

Sabemos que en Dios no hay mentira y su Espíritu nos lleva hacia la verdad que es Cristo. Toda verdad proviene de Dios, de su Espíritu y en nuestra vida así no habrá engaño, sino que viviremos la realidad de Dios, la verdad del Señor en nuestro ser.

El mundo puede tener cuantas verdades consideren, pero sabemos que hay una sola verdad y esa es Dios. Es a través del Espíritu Santo que venimos al conocimiento de esa verdad.

Cuando el Espíritu de Dios nos quita la venda de nuestros ojos y nos deja ver que la palabra de Dios nos habla y como Dios nos muestra su amor. Gracias a su poder es que en nuestro corazón se forma ese peso de pecado el cual termina con nuestro corazón humillado delante de Dios y pidiéndole perdón.

Anuncios

7. Espíritu de Gracia

Es a través del Espíritu Santo que nos convencemos de estar muertos en nuestros delitos y pecados y es cuando venimos arrepentidos delante de Dios para que nos perdone y limpie de toda nuestra maldad.

Es a través de esa gracia que Él tiene con el ser humano para que le conozcamos como nuestro Dios y vengamos a sus pies. Teniendo ese conocimiento de Dios y habiendo recibido de su misericordia, Dios nos pide que no hagamos afrenta al Espíritu de Gracia, pecando contra Dios después de haberle conocido.

Una vez estamos en la gracia de Dios, debemos permanecer fieles y santos para Él. El Espíritu Santo nos ayuda para que podamos enfrentar al mundo entero y a nuestro propio ser de pecado y llegar a ser santos como Dios quiere que seamos y nos presentemos delante de Él. Debemos buscar pues esa fortaleza para que nuestros pies no se desvíen del Señor.

8. Espíritu de Vida

La función del Espíritu de Dios es la creación de la vida, así lo vemos en la creación. Aquí vemos al Espíritu Santo creando vida natural, pero también crea la vida espiritual dándonos Dios la vida desde un inicio. También es el Espíritu Santo quien crea en nosotros la nueva vida en Cristo, así leemos en Romanos 8:2, como el Espíritu de Vida nos renueva y venimos a ser nuevas criaturas en Dios.

El Espíritu Santo da la vida y la preserva para presentarla delante del Padre. Dios a través de su Espíritu nos da la vida y nos dará la vida eterna cuando este tiempo llegue a su fin. 

Anuncios

9. Espíritu de Adopción

Este nombre lo encontramos en Romanos 8:15, donde se nos indica que no hemos recibido un espíritu de esclavitud, donde antes éramos esclavos del pecado, sino que hemos recibido el Espíritu de Adopción, el cual nos convierte en hijos de Dios.

Somos adoptados por Dios, andando en nuestros delitos y pecados envió a su Hijo a morir por nosotros y darnos así la vida eterna. Por lo tanto nos acerca Dios y nos adopta como hijos a través de la obra del Hijo y el testimonio del Espíritu Santo, el Espíritu de Adopción.

Y es el Espíritu mismo el que nos da testimonio y sabemos dentro de nosotros que nos hemos convertido en hijos de Dios. Gracias a ese testimonio podemos actuar como hijos y reconocer a Dios como nuestro Padre, quien es cuidadoso y amoroso con sus hijos.

Conclusión

El Espíritu Santo, el Espíritu de Dios no está lejano, ha venido a vivir dentro de nosotros y hacernos templos de Él. Esto no era así en el pasado, pero gracias a la promesa de Dios ha venido a llenar la vida de aquellos que se acercan a Dios y se arrepienten de sus pecados.

A través del poder del Espíritu Santo podemos ser santificados para presentarnos delante de Dios con confianza. Es el Espíritu de Poder que nos fortalece para poder presentarnos en santidad y con un corazón contrito y humillado delante de Él.

Su gracia nos permite reconocer que somos débiles pero en Él somos fuertes y que solo a través de él podemos alcanzar la salvación de nuestras almas.

Conozcamos al Espíritu Santo, conozcamos su poder, su amor, su obra en nuestra vida y seamos templos dignos de ser llenos con su presencia.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Bíblicos

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Estudio Biblico | La humanidad | Central de Sermones

La humanidad

Estudios Biblicos. Al estar cerca de Dios y obedecer, nuestra vida cobra sentido, tiene un propósito y la voluntad de Dios para nuestra vida es manifiesta. 

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.