Los santos que sufren

Solemos hacer promesas de ser fieles en todo, y aun “hasta que la muerte nos separe”, pero venida alguna adversidad se rompen los votos del compromiso. A los hermanos de Esmirna el Señor los anima con estas palabras: “se fiel hasta la muerte”.

Las palabras del Señor no son las mismas que pronuncia el ministro al momento de exigirles fidelidad a los cónyuges. Cuando Jesús alienta a sus hermanos a mantener su fe incólume hasta la muerte es porque él sabía de la tormenta que se avecinaba.

Les había dicho: “No temas en nada lo que vas a padecer…”. Es un hecho indiscutible que frente a la presencia de la muerte es cuando se comprueba nuestro grado de fidelidad. Para los tiempos de Jesús, aquellos sufrimientos tenían que ver con la decisión de ser fiel a Cristo o al César. De eso dependía su vida.

2. La corona de la vida (vers. 10d)

Jesús nos dice que, si nuestro sufrimiento llegara hasta la muerte por causa de su nombre, no temeremos porque al final él nos daría la “corona de la vida”. Esa es la premiación para los que se mantengan fieles. Una corona se les da a los ganadores.

Ella es símbolo de victoria. A los triunfadores cristianos se les promete una corona de justicia (2 Timoteo 4:8) y una corona de gloria (1 Pedro 5:4). No es una corona de laurel como se les dio a los triunfadores de las olimpiadas griegas.

La “corona de vida” representa lo imperecedero. Es la vida eterna que le aguarda a los seguidores del que dijo que era el “Primero y el postrero”. La “corona de la vida” es lo que les espera a los que permanezcan fieles a pesar de las persecuciones.

En este sentido Pablo nos recuerda que para alcanzar ese premio debemos luchar legítimamente (2 Timoteo 2:5). Y de igual manera nos recuerda que “todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible” (1 Corintios 9:25).

3. No sufrirá daño de la segunda muerte (vers. 11)

Pero la otra promesa conferida a los que pasan por el sufrimiento es que no pasaran la terrible experiencia de “la muerte segunda”. Alguien dijo que el que “nace dos veces muere una vez, pero el que nace una vez morirá dos veces”.

Esta declaración corresponde al hecho del nacimiento espiritual, el que nos libra de pasar por la muerte espiritual, la segunda. Jesús les promete a todos los vencedores que ellos pasarán de muerte a vida (Juan 5:24).

La “muerte segunda” es la muerte eterna. Sin duda que este será el sufrimiento mayor. Nadie que acepte a Cristo como su salvador sufrirá daño de esa segunda muerte.

El infierno es el lugar de la “muerte segunda”. Allí estará el diablo y sus ángeles y todos los que rechazan la gracia manifestada a través de nuestro Señor Jesucristo. Escapar de esa muerte será la victoria mayor.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Las siete iglesias de Apocalipsis

Cuando una iglesia transgrede su fe

Estudios Bíblicos.. Veamos como la seducción de la cristiandad está vigente. Cómo la doctrina de Balaam y la de los nicolaítas puede invadir a la iglesia.

Un comentario

  1. Muy buenas enseñanzas aprendemos de éstos hermosos estudios.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.