Cristo es el mensaje de la navidad

Pedro dijo ante el Sanedrín: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” (Hechos 4:12).

Cuantas personas a nuestro alrededor están desahuciadas por la ciencia médica, y aunque tengamos todo el deseo del mundo de sanarlos, no tenemos la capacidad para hacerlo. En el orden espiritual ocurre lo mismo.

La biblia dice que sólo Jesucristo tiene la capacidad de salvar y perdonar al más vil pecador. No son las buenas intenciones, ni las buenas obras; no son los sacerdotes o pastores evangélicos, ni las instituciones religiosas las que salvan al pecador de sus pecados, sólo Jesucristo.

La biblia dice de Jesucristo que “una vez que Cristo hizo todo lo que Dios le mandó, se convirtió en el salvador que da vida eterna a todos los que lo obedecen.” (Hebreos 5:9 TLA).

El propio Jesús dijo de él: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6). Sólo Él tiene la capacidad de llevar de vuelta al hijo pródigo a la casa de su padre; de reconciliar al pecador con el Dios verdadero.

2. Debe estar dispuesto a salvar

Pero no sólo debe tener la capacidad de salvar, sino que tiene que estar dispuesto a hacerlo voluntariamente y no por imposición.

Es posible que alguien teniendo la posibilidad de ayudar a otros, no esté dispuesto a hacerlo. Sin embargo, Jesucristo estuvo dispuesto a pagar el más alto costo para que las personas arrepentidas alcancen la salvación de sus almas.

El apóstol Pablo describe la disposición voluntaria de Cristo de ser nuestro salvador de diferente forma. En su carta a los gálatas él les dice que “Jesucristo dio su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo malvado, según la voluntad de nuestro Dios y Padre.” (Gálatas 1:4 NVI).

Cristo fue enviado por el Padre porque él se ofreció como nuestro sacrificio ante el Padre (Hebreos 9:14), se humilló a sí mismo tomando forma de siervo (Filipenses 2:7), y realizó la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo (Hebreos 1:3).

En su segunda carta a los corintios Pablo muestra la generosidad de Cristo, cuando les escribe: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” (2 Corintios 8:9).

Cristo se hizo pobre en el sentido de tomar las limitaciones humanas, y escoger morir como un delincuente común para salvar al pecador, a fin de que el que cree en Él, llegue a ser espiritualmente rico; y convertirlo en un heredero en el reino de Dios. (Efesios 1:7, 18; 2:7; 3:8, 16; Romanos 8:17).

La biblia dice que “Cristo fue ofrecido una sola vez en sacrificio por los pecados de muchos. Y regresará, pero no para quitar el pecado, sino para traer consigo la salvación a los que ansiosa y pacientemente lo esperan.” (Hebreos 9:28 NTBAD).

Acerca David N. Zamora

David N. Zamora
Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva mas de 42 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo.

También Revise

La pregunta de la esperanza 

La pregunta de la esperanza

Estudios Bíblicos .. ¿Crees esto?, esta es la pregunta de la esperanza. Fue hecha por Jesús a Marta cuando Lázaro, uno de sus más amados amigos, había muerto..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *