Una verdadera revolución

Jesús como líder de la revolución

Es decir estaban listos a tomar las armas, estaban listos para hacerlo con Jesús como líder, y es en ese contexto en que los fariseos le preguntan a Jesús si debemos o no pagar los impuestos a Roma.

Te das cuenta de lo difícil y lo complicado que es eso que de repente pensábamos que era una simple pregunta civil o sacada del bolsillo para sorprender. ¿Es importante que como cristianos paguemos nuestros impuestos que hagamos nuestras declaraciones ante el SRI, que estemos al día con impuestos?

La respuesta es sencilla y si hay que cumplir porque es nuestro deber como ciudadanos. Pero la pregunta va mucho más allá de saber si cumplimos con lo con nuestras obligaciones civiles. La pregunta es más complicada que teníamos que insisten en que Jesús responda cual debe ser nuestra actitud frente a este imperio maligno opresivo corrupto e injusto, apoyamos o nos revelamos ese es el contexto real en que se hace la pregunta.

La revolución y los impuestos

“Después los ancianos enviaron a algunos fariseos y partidarios de Herodes para hacer que Jesús cayera en la trampa de decir algo por lo cual pudiera ser arrestado. 14 —Maestro —dijeron—, sabemos lo honesto que eres. Eres imparcial y no tienes favoritismos. Enseñas con verdad el camino de Dios. Ahora dinos, ¿es correcto que paguemos impuestos al César o no?” verss. 13-14

Odio ver la forma como los fariseos hablan con Jesús. Recuerda que ellos están intentando matarle, están celosos de él y envidiosos. Y mira como se acercan, ganándole diciéndole: maestro sabio; diciendo que es honesto e imparcial. Eso es el cinismo y la hipocresía en su más alto nivel.

Creo que nosotros también debemos tener cuidado con las personas, porque no todos los que te halagan lo hacen con el deseo de elevarte o de honrarte. Sino también el deseo de inflarte para después destruirte, y esa es la actitud que tienen los fariseos.

Hay un pastor que decía: a mí me preocupa más los que hablan bien de mí que los que hablan mal de mí. Creo que de repente debemos tener esa cautela, porque no toda la gente que te critica lo hace con el afán de destruir.

Pero también no todas las personas que te lo hagan lo hacen con el afán de bendecir. Hay personas que te pueden halagar pero lo están haciendo con una raíz de envidia, o de amargura y de celos, y cuando lo hacen no están haciendo para honrarte sino para inflarte y con el objetivo de mañana destruirte.

¿Sabes qué? Cuando te critican es doloroso y difícil, pero es más fácil recuperarte de la crítica porque te humillas, y dice la palabra que Dios exalta al que se humilla (Mateo 23:12). Así que es más fácil eso, pero no es tan fácil levantarse del alago porque enaltece y Dios rechaza al orgulloso (Santiago 4:6); por eso ten mucho cuidado.

Ten mucho cuidado; no dejes que la crítica te destruya pero tampoco dejes que los halagos te inflen, porque no sabes de qué lugar están saliendo esos halagos. Y en este texto estamos viendo que esos halagos salen de lo más podrido del corazón de los fariseos. Es puro sarcasmo y pura hipocresía, por eso le preguntan que hacemos pagamos los impuestos a los romanos o no.

“¿Debemos o no pagarlos? Jesús se dio cuenta de su hipocresía y dijo:—¿Por qué intentan atraparme? Muéstrenme una moneda romana, y les diré.” vers. 15

Lo que los fariseos quieren es provocar a Jesús para que diga algo y que lo maten. Porque si Jesús decía que no paguen los impuestos, ¿tú crees que Roma iba a perdonar o soportar eso?

Acerca Franklin Riera

Franklin Riera
Pastor de la Iglesia del Pacto Evangélico del Ecuador por casi 20 años actualmente estoy radicado en la ciudad de Ibarra. Representante de las Iglesias del Pacto en Ecuador.

También Revise

Estudios Biblicos - Argumentos racionales sobre la existencia de Dios

Argumentos racionales sobre la existencia de Dios

Estudios Biblicos - Una de las interrogantes más comunes del hombre moderno al cristiano es ¿cómo puedo saber si Dios es real? La existencia de Dios es probada

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.