Inicio / Estudios Biblicos / Celebremos la cena del Señor

Celebremos la cena del Señor

Estudios Biblicos… Predicas Cristianas

1° Corintios 11:17-34

Introducción

Las torres gemelas dominaron el paisaje de Manhattan desde que fueron construidas en 1973, hasta el desafortunado 11 de septiembre de 2001, cuando dos aviones de pasajeros se estrellaron contra ellas; las torres fueron devoradas por las llamas, ambas se colapsaron, convirtiéndose en montañas de escombros, costándole la vida a más de 3000 personas entre ellas más de 350 bomberos, paramédicos y policías. Hoy donde se hallaban las torres se le conoce como la Zona Zero.

Hay poco que ver en ella; pues ahora es un gran sitio en construcción. Cerca de allí se encuentra la capilla de San Pablo, en donde los feligreses construyeron muros en donde los familiares de las victimas, amigos y gente en general pudieran colocar recuerdos en memoria de sus muertos.

Esta “Pared de Recuerdos” creció rápidamente hasta convertirse en monumento. Por otro lado, en casi todas las estaciones de bomberos en Manhattan, tiene ahora sus propios monumentos para recordar a sus colegas perdidos en el desastre.

Como podemos notar el levantar monumentos tiene el propósito de conservar en la memoria de las personas el recuerdo de aquellos que ya no están o de aquellos que ha hecho algo memorable para los demás. Así como en la isla de Manhattan descubriremos que casi todos levantamos “recordatorios” de aquellas personas o eventos que nos resultan importantes y que deseamos recordar por siempre.

Jesús mismo hizo de su muerte el evento más importante a recordar. Le puso más énfasis a su muerte que a su santidad, sabiduría, poder o milagros. Que el mundo se olvide de todo lo demás que enseñó, pero que no se olvide ¿Por qué murió?

Por su muerte las puertas del infierno fueron abiertas y quitado por completo el dominio a Satanás, el pecado perdía su control de aquellos que depositaran su confianza en Él, además de que las puertas del cielo de abrían de par en par para dejar entrar a aquellos que le recibían como Señor y Salvador. El día que muere Jesús fue un día para recordarse, jamás para olvidarse. Pero ¿De qué manera dispuso Cristo que este evento no se perdiera?

No con edificios altos, lujosos, no con columnas de mármol. Lo hizo con dos hábitos comunes que no cambian y que todos hacemos: El comer y el beber. Pues en tanto viva una persona, tiene que comer y beber. Jesús escogió estas dos cosas como maneras de mantener viva la historia de su muerte y lo hacemos a través de lo que hemos llamado la Cena del Señor.

Pero cuando ignoramos el significado y las implicaciones de esto podemos caer en ritualismos vacíos o repeticiones sin sentido. Por eso considero pertinente responder dos preguntas básicas que nacen en relación a la celebración de la Cena del Señor.

I. ¿Qué es la Cena del Señor?

Un día una mujer decidió cocinar una pieza de jamón con la famosísima receta de la abuela; el secreto según ella consistía en cortar un buen trozo de la pieza y dejarlo fuera sin cocer, ese día una amiga le pregunto ¿porque haces ese corte tan extraño al jamón? La mujer contestó: -No sé, así me lo enseñó mi madre. Ya intrigada fue hacia el teléfono y marcó a casa de su mamá y le hizo la misma pregunta que su amiga le había hecho, la mamá respondió de igual manera: Que no sabía porque tenía que cortarse ese trozo de jamón.

Entonces tanto madre como hija se pusieron de acuerdo para visitar a la abuela y preguntarle directamente la razón de esa tradición tan extraña. Ya en casa de la abuela, nieta e hija le preguntaron acerca de su famosísima receta del jamón y su corte secreto: “Mamá ¿por qué cuando preparas ese sabroso jamón le cortas la orilla y la dejas sin cocer? ¿Es acaso ese el secreto de que te quede tan rico? La abuela comienza a reír y les dice a ambas: No, nada tiene que ver ese corte; lo que pasa es que mi cacerola es muy chica y la pieza de jamón no cabe y por eso tengo que recortarla para que quepa.

Ha usted evaluado usted el porqué de las cosas que hace; y más importante aún, se ha pregunta usted cosas tan básicas en su fe como ¿Qué significa la Cena del Señor? ¿La celebra por imitación? ¿Lo hace para no verse mal? ¿Sabe exactamente lo que es y lo significa?

Parece ser que en la iglesia de Corinto algunas personas habían perdido o no sabían el verdadero significado de esta celebración que conocemos como Cena del Señor.

Anteriormente había mencionado que la iglesia de Corinto estaba atravesando por una tremenda crisis; y uno de los muchos problemas que enfrentaban es que al momento de juntarse para celebrar la cena del Señor lo hacían de manera desordenada (v. 20-22) Pablo al saber de esto que hacían los hermanos de corinto, considera pertinente volver a enseñar lo que es la Cena del Señor (v. 23) así también es apropiado conocer que es esta celebración y su profundo significado.

Lo primero que debemos saber es que la celebración de la cena del Señor fue instituida por el mismo Señor Jesús y esto podemos verlo en tres de los cuatro evangelios (Mateo, Marco y Lucas), no es invención de la iglesia, sino del mismo corazón de Cristo.

Jesús se encontraba en Jerusalén específicamente en un aposento alto en donde junto con sus apóstoles se reunieron para celebrar la pascua judía; dicha celebración conmemoraba la libertad que el pueblo de Israel había obtenido de Dios en manos de Moisés; pero ahora Jesús renueva esa celebración diciéndole a sus seguidores que el pan que comparten con Él representa su cuerpo que sería partido por sus pecados; así mismo el fruto de la vid simbolizaba su sangre vertida, derramada como sello de un nuevo pacto entre Dios y la humanidad. Ahora la pascua judía se transformaba en una celebración que abarcaba más allá de judíos.

La Cena del Señor en cierta medida sigue simbolizando la libertad; pero ahora lo hace en una manera más amplia y poderoso, pues no solo nos libera de una esclavitud física, sino también espiritual; pues con su sacrificio las puertas del cielo se abren para todo aquel que cree; Satanás pierde el dominio absoluto de las personas y el pecado ha sido perdonado delante de la presencia de Dios. Y también es para todo aquel que deposita su confianza en Jesús sea o no judío.

Es muy importante resaltar que a la Cena del Señor no se le pueden aplicar ciertos términos que no sean bíblicos, como sacramento o eucaristía, en primer lugar porque lo acabo de mencionar son términos no encontrados en el Nuevo Testamento; pero además porque el significado de dichas denominaciones no describen lo que es la Cena del Señor; pues la palabra sacramento literalmente significa: Juramento de lealtad hecho por un soldado romano” pero además porque a la luz de la ICR los sacramentos son requisitos para recibir favores especiales de parte de Dios y eso tampoco es una verdad que la Biblia enseñe; pues recibimos bendiciones de Dios por su puro amor y gracia. Tampoco podemos denominarla Eucaristía porque significa “Dando gracias” pero lo que la Cena del Señor significa es un recordatorio, simbólico de lo que Jesús hizo por cada uno de nosotros en la cruz del calvario; y eso es importante saberlo.

II. ¿Para que celebramos la Cena del Señor?

Un arquitecto alemán de nombre Horst Hoheiset dijo: “Las grandes obras pensadas como conmemoración destruyen el recuerdo de las victimas en vez de conservarlo, convirtiéndose en cementerios de estatuas” Los seres humanos poseemos muy mala memoria; somos muy dados a dejar que las preocupaciones de la vida diaria y el paso del tiempo hagan que olvidemos las cosas importantes de la vida; por esto Jesús escogió el comer y el beber su cena como forma para que no olvidemos la razón de su vida, muerte y resurrección.

Los cristianos del primer siglo nos dice la escritura que “Se reunían diariamente en el área del templo y en las casa participaban de la Cena del Señor…” (Hch 2: 46) como pueden darse cuenta desde los mismos inicios de la iglesia ésta ocupaba parte de su tiempo de celebrar la cena del Señor.

Pero noten ustedes que el texto dice: “Diariamente” ellos todos los días celebraban la Cena del Señor; con el paso del tiempo y según las actividades, esto se fue espaciando; ahora debido a muchos factores las diferentes iglesias cristianas determinan cuando conmemoran la Cena del Señor, algunas lo hacen cada 15 días, otras una vez al mes; pero las hay quienes sólo una vez al año; lo importante aquí es que deben celebrarla. Pero ¿para qué? ¿Qué sentido tiene?

Acerca Gerardo González Cruz

El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

3 comentarios

  1. hermoso estudio sobre la santa cena.DIOS los siga bendiciendo en sus ministerio de dar mensajes,estudios y bosquejos.

  2. muchas gracias por estas explicaciones tan sencillas y asi podemos explicarle a muchas personas que no saben lo que significa la cena del señor.

  3. Bendiciones Pastor el bautizo es importante en la participación de la cena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *