Inicio / Estudios Biblicos / Forma y mensaje del Antiguo Testamento

Forma y mensaje del Antiguo Testamento

Estudios Biblicos – Predicaciones cristianas

Introducción

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,” (Hebreos 1:1) Esta es una referencia a lo que hoy llamamos Antiguo Testamento. Hoy hablaremos de esta sección de la Biblia, de su formación y su mensaje.

¿Cuántos libros tiene el Antiguo Testamento? (39 libros, divididos en Pentateuco, Libros Históricos, Libros Poéticos, Profetas Mayores y Profetas Menores) ¿De qué habla el Antiguo Testamento? Los asuntos principales que trata el AT son: 1) Del “pacto” que Dios hizo con el pueblo elegido, de la historia, personajes y acontecimientos de ese pacto, y 2) Del anuncio del cumplimiento perfecto del “nuevo pacto” con todas las naciones con el advenimiento del Mesías, que sería Jesucristo.

Anuncios

Dios mismo es el principal autor y él inspiró a hombres llamados profetas para que hablaran su mensaje. Ellos son los autores de los libros bíblicos.

Esta parte de la Biblia es la más amplia y que abarca aproximadamente 1500 años de historia bíblica. Hoy vamos a conocer un poco más de estos libros.

1. Escritura

El texto tiene una historia larga. ¿Recuerdan cuánto tiempo duró en escribirse el Nuevo Testamento? Todos sus libros se escribieron en menos de 100 años. En cambio, el Antiguo Testamento duró casi 1000 años en escribirse como lo tenemos hoy. Hay dos etapas en la historia del texto:

Anuncios

a) Etapa de transmisión oral: Durante muchos años no se escribió nada de la historia, todo se narraba. En todas las culturas ha existido este fenómeno de transmisión de su historia. El patriarca de una familia era el que contaba la historia familiar y nacional a las generaciones siguientes. Narrar así la historia tiene un triple propósito: (1) Conocerla, (2) iluminar el presente, y (3) preparar el futuro: se dice que “quien no conoce la historia corre el riesgo de repetirla”. Los patriarcas bíblicos (Abraham, Isaac y Jacob) viven cerca del 2000 antes de Cristo (a.C.) y desde entonces principió esta etapa.

b) Etapa de transmisión escrita: Casi a partir del siglo X a.C., se empezaron a escribir los materiales bíblicos. ¿Saben cuál será el primer libro que se escribió? Se piensa que fue Job. Además, lo primero que se pudo haber escrito son oraciones y cantos que forman parte de otros libros, por ejemplo las siguientes:

• Las palabras de Lamec, descendiente de Caín (Gén 4:23-24)
• La bendición de Jacob (Gén 27:27-29)
• El cántico de Moisés y María (Éx 15)

Estos cantos fueron incluidos en el texto de la narración histórica.
Moisés es el primer gran autor bíblico (1300 a.C.). De aquí, esta etapa duraría unos 1000 años, hasta aproximadamente el 400 a.C., luego de que historiadores y profetas escribieran el testimonio de cómo Dios se había hecho presente en la historia y cómo había hablado.

2. Lengua

Anuncios

¿En qué idioma fue escrito el Antiguo Testamento? Se escribió casi en su totalidad en hebreo. El hebreo es una lengua muy distinta a la nuestra. Es de otra familia lingüística (nuestro español es de la familia llamada Indoeuropea, el hebreo pertenece a la familia Semítica junto con otros idiomas como el árabe, p. ej.).
Este idioma se lee al revés del nuestro, de derecha a izquierda. Su alfabeto tiene sólo consonantes. Llama la atención que a esta lengua se le ha “resucitado” literalmente, pues ya no se hablaba hasta mediados del siglo XX cuando se le reconstruyó y ahora es la lengua oficial de Israel.

Los documentos del Antiguo Testamento están escritos con estas letras y a renglón seguido.

3. Manuscritos

Hasta el descubrimiento de los rollos del Mar Muerto en 1947, los manuscritos más antiguos eran del siglo X d.C. Los rollos descubiertos son manuscritos muy antiguos, hasta del siglo III a.C.
Sin embargo no tenemos manuscritos originales ¿por qué? Porque las normas de seguridad que tenían los israelitas con sus escritos eran estrictas:

a) Después de cierto tiempo, se copiaban los rollos y los anteriores eran destruidos quemándolos o enterrándolos.
b) Debía haber un número exacto de letras en cada línea escrita.
c) Cada vez que se escribía el nombre de Dios (o Jehová) el escriba se lavaba siete veces.
d) Si ocurría un error al escribir el nombre, debía comenzarse otra vez a escribir desde el principio.

Como se mencionó cuando se habló del Nuevo Testamento, actualmente tenemos copias de los manuscritos o fragmentos de ellos. No se hicieron tantas copias como del NT. Y se ha encintrado que las copias más antiguas conservan casi íntegramente el texto que hemos tenido por siglos.

4. Canon

El canon, o lista de libros autorizados del A.T. se estableció en el 90 d.C. por los mismos rabinos judíos. Para esta época, la iglesia cristiana ya utilizaba la mayor parte de los libros seleccionados gracias a una colección hecha antes, la Septuaginta. Ésta es una traducción del hebreo al griego. Pero la Septuaginta incluía algunos libros no autorizados por la fe judía, aunque pertenecían también a la cultura e historia literaria de Israel. A estos libros se les llama apócrifos o deuterocanónicos. Son los 7 siguientes: Tobías, Judith, Baruc, Sabiduría, Eclesiástico y 1 y 2 de Macabeos.

Anuncios

Estos libros no fueron citados por Jesús y sus seguidores, y en ocasiones hablan de prácticas contrarias a la enseñanza de los demás libros, como la oración por los muertos, encantamientos y la adoración de ángeles. Por esto, no aparecen en nuestras Biblias y en algunas, como la versión “Dios Habla Hoy” están en una sección aparte. Las versiones católicas si los incluyen (casi siempre sin distinción de los otros) debido en gran parte a su tradición y a una reacción ante la Reforma Protestante.

Conclusión

Para algunos, la lectura del Antiguo Testamento es una lectura de triunfos breves y de grandes fracasos en todos los niveles: personales, religiosos y nacionales. Pero con esta historia imperfecta se encuentra la preparación a la venida del Redentor perfecto, que está anunciado en sus páginas.

En el Antiguo Testamento se revela el propósito de Dios para la humanidad desde su creación y la entrada del pecado trayendo el fracaso continuo del esfuerzo humano, pero también mostrando la fidelidad y el amor de Dios, que no deja de llamar a su pueblo a la obediencia y anunciar la futura y perfecta restauración de toda la creación. Este cumplimiento ha sido posible en la venida del Mesías, de Jesucristo, que se mostró a sí mismo como el cumplimiento de las profecías y del mensaje del AT.

El testimonio del Antiguo Testamento nos inspira a ser fieles a Dios y a obedecerle, con la mirada puesta también en Jesucristo, quien es la revelación perfecta de Dios.

“en estos últimos días (Dios) nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo.” Hebreos 1:2

Acerca Ivan Efrain Adame

Revise también

Nuestra relación con Dios y nuestras madres y esposas

Valores que fortalecen la Familia

Estudios Biblicos... La familia cristiana.. Somos una sociedad carente de valores morales y espirituales. Y  los  valores  son inculcados primeramente en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *