Inicio / Ilustraciones para sermones / ¿Tendrás tiempo para mí hoy?

¿Tendrás tiempo para mí hoy?

Cuando te levantabas esta mañana, te observaba y esperaba que me hablaras aunque fueran unas cuantas palabras, preguntando mi opinión o agradeciéndome por algo bueno que te haya sucedido ayer. Pero noté que estabas muy ocupado buscando la ropa adecuada para ponerte e ir al trabajo.

Seguía esperando de nuevo, mientras corrías por la casa arreglándote, supe que habría unos cuantos minutos para que te detuvieras y me dijeras HOLA, pero estabas demasiado ocupado. Por eso encendí el cielo para ti, lo llené de colores y dulces cantos de aves para ver si así me oías, pero ni siquiera te diste cuenta de esto.

Te observé mientras ibas rumbo al trabajo y espere pacientemente todo el día. Con todas tus actividades, supongo que estabas demasiado ocupado para decirme algo.

Anuncios

De regreso a tu casa vi tu cansancio y quise rociarte un poco, para que el agua se llevara tu estrés, pensé agradarte para que así pensaras en mí pero ni siquiera te acordaste de mí.

Deseaba tanto que me hablaras, pero aun quedaba mucho tiempo, para que lo hicieras, después encendiste el televisor, espere pacientemente, mientras veías tu programa favorito. Después cenaste, pero nuevamente te olvidaste de hablar conmigo.

Te noté cansado y entendí tu silencio así que opaqué el resplandor del cielo, pero no te deje a oscuras, lo cambié por un lucero, en verdad era hermoso, pero no te interesaste en verlo.

A la hora de dormir, creo que ya estabas agotado, después de decirle buenas noches a tu familia, caíste en tu cama y casi de inmediato te dormiste, le puse música a tus sueños, mis ángeles se lucieron, brindándote amor. No importa, quizás no te diste cuenta que siempre estoy ahí para ti. Tengo más paciencia de la que te imaginas.

Anuncios

Te amo tanto que espero todos los días que me hables, que cuentes conmigo cuando estés alegre, triste, cansado, desilusionado, ofendido, deprimido, cuando quieras hablar con un amigo. El paisaje que observas todos los días, fue hecho pensando sólo en ti.

Bueno te estarás levantando de nuevo mañana y otra vez esperaré, sin nada  más que mi amor por ti, esperando que ese día me dediques un poco de tu tiempo.

En fin, que tengas un buen día, y recuerda que TE AMO MUCHO.

Tu amigo: JESÚS.

Acerca Wilson Miranda

Revise también

Ilustraciones para sermones.. Toda es para ti

Toda es para ti

Ilustraciones para Predicas Cristianas... Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *