Inicio / Ilustraciones para sermones / Cuando Dios te sana

Cuando Dios te sana

Se cuenta una historia, que un día un hombre que regresaba de su trabajo cansado se encontró con un perrito en su camino. Tal animalito estaba totalmente mal herido sus golpes y heridas eran demasiado graves, sin pensar un solo minuto más ese hombre tomó a ese perrito en sus manos y lo llevó a su hogar lo curo, vendo sus heridas.

Al pasar el tiempo el animalito sano. Un día llegó el hombre a su casa y cuál fue su sorpresa que aquel perrito que él había curado ya no estaba. Él se enfureció de tal manera que dijo perro mal agradecido.

Pasaron los días y una noche se oyó un golpe en su puerta entonces fue a ver quien era. Su sorpresa fue que era el perro, pero una sorpresa más grande que ya no venía solo, sino que traía a otro perrito igual que él cuando él estaba herido, aquel hombre no pudo más y lloro.

Reflexión: Dios así mismo quiere que seamos nosotros, que no solamente nos conformemos con nuestra salvación y ya, sino que vayamos por más personas como nosotros cuando Él vino a nuestras vidas.

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” Mateo 28:19

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Ilustraciones para sermones.. Toda es para ti

Toda es para ti

Ilustraciones para Predicas Cristianas... Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *