Inicio / Ilustraciones para sermones / Una luz al final del túnel

Una luz al final del túnel

Ilustraciones para Sermones – Devocionales Cristianos

Esta historia quizás les parezca triste, pero al final verán que el desenlace en una gran obra de Dios.

A finales de los 80’s Gabriela de tan solo 3 años se fue a vivir con una tía por parte de su madre. nadie se imaginaria lo que Gabi como le decían de cariño sufriría en manos de su tía.

Su madre se fue a buscar otros horizontes, para lo que le llaman muchos un futuro mejor, fue así que Gabi y su hermana mayor Marcia se criaron, en un hogar donde solo se escuchaban gritos y se vivían maltratos a diario.

Anuncios

Un día a la edad de 7 Gabi estaba cansada de tanto sufrir a lo que le pido a Dios que se la llevara consigo ya que no podía seguir viviendo en esa situación sin saber el por qué era el castigo diario.

Gabi seguía re-pidiendo la misma oración por mucho tiempo, hasta que un día a la edad de 8 años conocía a Jesucristo, pero claro viniendo de una familia católica hasta los huesos, Gabi no podía hacer otra cosa que irse de escondidas a la pequeña iglesia de la comunidad donde sus vecinos la llevaban, hay veces nada más para ayudar con las sillas.

Pero Gabi tenía otra curiosidad ya que se daba cuenta que aquella gente aunque no fueran estudiadas ni mucho menos de un nivel económico alto, vivían felices y todos los días les escuchaba cantar cánticos que ella también quería cantar.

Pero los maltratos diarios y la falta de amor en el hogar, Gabi solo tenía ganas de encerrarse en su cuarto y hablar con Dios aunque no le conocía tan bien pero le habían dicho que si se portaba bien ella podía escuchar a Jesús hablar con ella.

Anuncios

Ese sentimiento de conocer más de la vida de Jesús creció más cuando una de las vecinas que en ese entonces se había conseguido un pequeño televisor a blanco y negro la llamo para ver la crucifixión de Cristo la película.

Gabi después de ese día no pudo dormir y sintió un inmenso dolor en el pecho, se preguntaba el por qué habían crucificado y asesinado a aquel hombre que nada malo había hecho. pero como se le tenia prohibido hacer preguntas, no podía preguntarle a nadie el por qué. hasta que se armo de valor y le pregunto a su vecina cristiana el ¿por qué? y Gabi con lagrimas en su rostro emanaba tristeza y un gran sentimiento culpa por la muerte de aquel hombre en la cruz.

La vecina amablemente le contó la historia y esa misma noche la invito a que fuera con ella a la reunión ya que esa noche era noche oración.

Gabi, sin saber que esa misma noche su vida cambiaría, pidió permiso para poder asistir pero como Dios ya tenía predicho que esa noche ella lo aceptaría como su salvador, su Tía sin titubear accedió a que fuera.

Gabi muy contenta esa misma noche se preparó y aceptó a Cristo como su salvador. (Proverbios 22:6 – «…Instruye al niño en su camino,Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.) Gabi había aceptado a Cristo y esa misma noche tuvo una visita por el cual ella había estado orando…»

Anuncios

Quiero seguir esta historia en la próxima; esperenla. Dios Me los Bendiga.

Acerca Maria Del Carmen Garcia Guerrero

Sierva de Dios. Amo a Dios y al Señor Jesucristo.

También Revise

Ilustraciones para sermones.. Toda es para ti

Toda es para ti

Ilustraciones para Predicas Cristianas... Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *