Inicio / Ilustraciones para sermones / ¿Existe el mal?

¿Existe el mal?

Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta. ¿Creó Dios todo lo que existe? Un estudiante valientemente respondió: “Sí, lo hizo!”

“¿Dios creó todo? Preguntó el profesor.

“Sí, señor”, respondió el estudiante.

Anuncios

El profesor respondió: “Si Dios creó todo, entonces Dios creó el mal pues el mal existe, y de acuerdo con el principio de que nuestras obras definen quiénes somos, entonces Dios es malo”. El estudiante se quedó callado ante tal respuesta. El profesor estaba bastante satisfecho de sí mismo, y se jactó de que le había demostrado a los estudiantes una vez más que la fe cristiana era un mito.

Otro estudiante levantó la mano y dijo: “¿Puedo hacerle una pregunta profesor?”

“Por supuesto”, respondió el profesor.

El estudiante se puso de pie y preguntó: “Profesor, ¿existe el frío?”

Anuncios

“¿Qué clase de pregunta es esa? Por supuesto que existe. ¿Nunca has tenido frío?” Los estudiantes se rieron ante la pregunta del joven.

El joven respondió: “De hecho, señor, el frío no existe. De acuerdo con las leyes de la física, lo que consideramos frío, en realidad, es la ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, y el calor es lo que hace que un cuerpo o asunto tenga o transmita energía, cero absoluto (-460 grados F) es la ausencia total de calor; toda la materia se vuelve inerte e incapaz de reacción a esa temperatura, el frío no existe, hemos creado esta palabra para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor”.

El estudiante continuó: “Profesor, ¿existe la oscuridad?”

El profesor respondió: “Por supuesto que sí.”

El estudiante respondió: “Una vez más usted se equivoca señor, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad en realidad es la ausencia de luz. La luz se puede estudiar, pero no oscuridad. De hecho, existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en muchos colores, y estudiar las distintas longitudes de onda de cada color. No se puede medir la oscuridad. Un simple rayo de luz puede entrar en un mundo de oscuridad y iluminarlo. ¿Cómo puede saber cuán oscuro está un espacio determinado? Usted mide la cantidad de luz presente. ¿No es asi? La oscuridad es un término utilizado por el hombre para describir lo que sucede cuando no hay luz presente “.

Anuncios

Finalmente, el joven preguntó al profesor: “Señor, ¿existe el mal?”

Ahora incierto, el profesor respondió: “Por supuesto, como ya he dicho. Lo vemos todos los días. Es en el ejemplo diario de la inhumanidad del hombre hacia el hombre. Es la multitud de la delincuencia y la violencia en todo el mundo. Estas manifestaciones no son otra cosa que el mal.”

A lo que el estudiante respondió: “El mal no existe, señor, o al menos no existe por sí misma. El mal es simplemente la ausencia de Dios. Es igual que la oscuridad y el frío, una palabra que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios. Dios no creó el mal. El mal no es como la fe o el amor, que existe al igual que lo hace la luz.  El mal es el resultado de lo que sucede cuando el hombre no tiene el amor de Dios presente en su corazón. Es como el frío que viene cuando no hay calor, y la oscuridad que viene cuando no hay luz.”

El profesor tuvo que sentarse.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Ilustraciones para sermones.. Toda es para ti

Toda es para ti

Ilustraciones para Predicas Cristianas... Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *