Busco a Dios

¿No has oído hablar del loco que encendió una lámpara en la mañana brillante y se fue al mercado gritando sin cesar, «¡Busco a Dios! ¡Yo busco a Dios!» Habían muchos entre los que estaban allí que no creían en Dios, y les daba mucha risa.

«¿Se perdió Dios?» dijo uno de ellos. «¿Se ha extraviado como un niño?» dijo otro. «¿O es que se ha escondido? ¿Se ha montado en un buque y emigrado?» Así es que ellos se reían y se gritaban los unos a los otros.

El loco saltó en medio de ellos y les atravesó con su mirada. «¿Dónde está Dios?», gritó; «Te lo diré. Le hemos matado, y todos nosotros somos sus asesinos. Pero ¿cómo hemos hecho esto? ¿Cómo podríamos bebernos el mar? ¿Quién nos dio una esponja para borrar todo el horizonte? ¿Qué estábamos haciendo cuando se desencadenó esta tierra de su sol?» Friedrich Nietzsche, 1889

Anuncios

El punto de Nietzsche no era que Dios no existe, sino que Dios se ha vuelto irrelevante. Hombres y mujeres pueden afirmar que Dios existe, o que no, pero no hay mucha diferencia en ambos sentidos. Dios ha muerto no porque no exista, sino porque vivimos, jugamos, procreamos, gobernamos, y morimos como si Él no existiera.

C. Colson, Reinos en Conflicto, p. 181.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Ilustraciones para sermones.. Toda es para ti

Toda es para ti

Ilustraciones para Predicas Cristianas... Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.