Nuestro Llamamiento

Mensajes Cristianos

Predica de Hoy: Nuestro Llamamiento

Mensajes Cristianos Texto Bíblico de Hoy: Mateo 9:35-38; 10:1-16; Marcos 16:15

Introducción:

Cuantos de nosotros en algún tiempo hemos clamado en oración ¿Señor cuál es tu voluntad? ¿Qué quieres que haga? ¿En qué área quieres que te sirva? Palabras sinceras cuando comenzamos a caminar en los caminos del Señor.

Pero la respuesta a la voluntad de Dios con el hombre se encuentra en la palabra de Dios “la Biblia” todo lo que en ella se encuentra es la “voluntad de Dios para el hombre” mucha gente muere nunca sabiendo cual era la voluntad de Dios para con él.

Dios le enseña al hombre su voluntad mediante lo que dice la Biblia. Jesús cumplió ese mandato e hizo la voluntad completa y perfecta de Dios, cumplió su obra aquí en la tierra, ahora es nuestro deber cumplir la encomienda que él nos dejó.

Nuestro Llamamiento

La obra de Jesús: (Mateo 9:35). Mientras los fariseos cuestionaban y criticaban la obra de Cristo, la gente recibía sanidad y transformación en sus vidas.

Su amor hacia los demás: (Mateo 9:36-38). Al ver su condición desesperada, como ovejas sin pastor, sintió compasión por ellos. El trabajo pastoral les tocaba a los líderes religiosos del pueblo, a los sacerdotes, a los profetas y a otros.

Sin embargo, tenían sus propios intereses. Por eso, no se preocupaban por el bien de las ovejas y éstas se quedaron a defenderse a sí mismas. Al ver tanta necesidad espiritual. Cristo indica que los discípulos deberían orar para que Dios mandara a otros obreros para hacer la obra.

Acerca Juan Carlos Jimenez

Juan Carlos Jimenez
Mi mayor deseo es predicar la sana doctrina, presentar a Jesucristo como único medio de salvación, nuestra doctrina es, Jesús Salva, Jesús Sana, Jesús Bautiza, Jesús viene pronto. no hay otro medio (Hech 4:12) . Soy un siervo de Jesucristo, no me atribuyo nombres solo siervo de Jesucristo.

También Revise

El amor al mundo

El amor al mundo

Mensajes Cristianos .. Hoy, todo lo que puede ofrecernos este mundo, es una satisfacción física y carnal, pero nada más que eso. Esas cosas no provienen de Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *