Inicio / Mensajes Cristianos / Por NADA estéis afanoso

Por NADA estéis afanoso

Mensajes Cristianos – Predicas Cristianas

“…Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús…” Filipenses 4:6-7

Antes que nada, es importante conocer estos dos conceptos: Afán y ansiedad.

Ansiedad: Estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad.

Afán: Deseo intenso que mueve a hacer una cosa.

¿Cómo evitar el afán y la ansiedad en nuestra vida?

Aquí una serie de consejos y recomendaciones para  evitar estar afanoso o ansioso:

1) Reconocer o estar consciente de lo peligroso que es estar en un estado de afán y ansiedad.

Esto es lo primero que debemos tener en cuenta si queremos estar libres de afán y ansiedad en nuestra vida. El hecho de estar “conscientes” de lo potencialmente peligroso que es el afán y la ansiedad para nuestra Fe, nuestra salud y en general, para nuestra vida, es lo primordial.

A manera de ilustración, se muestra a continuación una sintetizada lista acerca de las consecuencias de estar ansioso o afanoso:

  • Intranquilidad constante.
  • Agudización de los problemas.
  • Neutralización de la Fe.
  • Mal carácter.
  • Inseguridad.
  • pesimismo.
  • Alteraciones a la salud.

2) Releer en la Biblia las promesas de Dios y pasajes gloriosos.

Aunque ya conozcamos las promesas de Dios y hayamos leído esos pasajes de gloria, SIEMPRE y aún más en una situación de alerta por el afán que acecha a nuestra vida, es FUNDAMENTAL que volvamos a “leer” y si es posible a “releer” dichas citas bíblicas. Simple y llanamente porque necesitamos “urgentemente” blindarnos con el escudo de la Fe o de la confianza genuina en el Poder de Dios para solucionar y superar cualquier problema que se nos presente.

3) Ten un lenguaje de Fe en todo tiempo

No basta con saber que “tan peligroso es el afán y la ansiedad”,  y “releer citas bíblicas para aumentar la fe”; sino que debes definitivamente “eliminar, suprimir, erradicar y borrar” de tu vocabulario, palabras negativas o pesimistas.

Por todo lo contrario, debes siempre que sea el caso, hacer declaraciones de fe y hablar positivamente en TODO tiempo.

Ejemplo: No digas: ¡No puedo hacerlo, es imposible! por el contrario levántate en Fe y declara la palabra de Dios precisa a tu situación, en este caso declara con firmeza y convicción: ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece! (Filipenses 4:13).

No te quejes de tu problema diciendo cosas como: ¿Por qué me pasa esto a mí? sino entiende en tu corazón, que sólo estás atravesando por una prueba, y que Dios te va ayudar en todo momento para que la superes

Recuerda Dios nunca te probará en algo que no puedas soportar… así que, ten calma y confía en el Señor, que de Él viene tu ayuda.

4) Rodéate solo de personas de Fe

Evita que cualquier persona (sea quien sea) te contagie de su amargura, pesimismo y falta de fe. No participes en conversaciones que terminen angustiándote más y generando en ti, malas sensaciones.

Sino por el contrario, rodéate de personas que te generen más confianza y que te ayuden a visualizar soluciones y no problemas. Se participe de conversaciones productivas, optimistas y sobretodo llenas de confianza y fe.

5) Aumenta el tiempo de oración

Es más que sabido, que la oración del justo ayuda mucho. De que una práctica “imprescindible” en la vida de todo creyente es la comunicación con su Creador, esto es: la oración.

Debemos ceder una fracción de tiempo de nuestra oración para poner delante del Señor todas aquellas cosas que nos inquietan y preocupan. Debemos reconocer que simplemente hay cosas que se escapan de nuestras manos, y que lo peor que podemos seguir haciendo, es luchar en nuestras fuerzas, ya que sencillamente no vamos a llegar a nada; por el contrario será perjudicial o contraproducente seguir intentando.

Es en ese momento cuando debemos echar toda nuestra carga, angustia, preocupación y problema a los pies del Señor.

De esta forma, no agregaremos a nuestros problemas “todas las repercusiones o consecuencias del afán y ansiedad” y guardamos la genuina esperanza en nuestro corazón de que Dios tiene el control, de que Él en el tiempo que decida va a intervenir, y de que sencillamente Dios es Dios para cumplir cualquier promesa que nos haga y petición que le hagamos.

© Anthoni Flores

Acerca Anthoni Flores

Siervo de Cristo, por la Gracia y misericordia de Dios.

Revise también

Predicaciones Cristianas - Saca al anatema

Hay mucho por hacer y mucho por ganar

Mensajes Cristianos.. Solo a Jesús le debemos la vida y solo a Él será por siempre nuestra alabanza, en Él puede el justo esperar, y en Él hay recompensa eterna...

Un comentario

  1. que hermoso es cuando Dios nos habla a travez de su palabra,Dios le bendiga y siga usando su vida para la honra y gloria de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *