Inicio / Mensajes Cristianos / Interpretemos el mensaje conforme a Jesús

Interpretemos el mensaje conforme a Jesús

Mensajes Cristianos

Introducción:

Recuerdo que cuando cursamos la materia de interpretación bíblica, el texto clave fue este: «…Después de esto, los siguientes ayudantes de los sacerdotes ayudaron al pueblo a entender la ley de Dios: Josué, Baní, Serebías, Jamín, Acub, Sabtai, Odías, Maaseías, Quelitá, Azarías, Jozabad, Hanán, Pelaías. Ellos leían y traducían con claridad el libro para que el pueblo pudiera entender…» Nehemías 8:7-8

En los tiempos de Jesús, existían muchos conceptos religiosos, pero eran tres las escuelas que dominaban en la interpretación de los antiguos escritos, y estas corrientes de pensamiento estaban representados entre los saduceos, fariseos y esenios. Pero la escuela que dominaba era la de los fariseos.

Anuncios

Así que, lo que ellos interpretaban y decían tenía mucho peso para la vida de las personas de aquel entonces. Las creencias y enseñanzas de ellos, coincidía en gran manera con la enseñanza de Jesús, pero además enseñaban la tradición oral como cosa sagrada. Es decir, lo que los ancianos dijeron es ley para la vida y práctica. Lo ponían a la par con la ley de Dios, incluso sobre valoraban lo que los antepasados dijeron (Marcos 7:5-13).

Es en este contexto que Jesús, presenta la propuesta para nuestra vida y conducta como comunidad de la gracia (Mateo 5:20). Parece ser que existía el rumor enfermizo y mal intencionado, que estaba quebrantado la ley, hasta llegar a invalidarla plenamente (Mateo 5:17-18).

Los principios y enseñanzas que Jesús estaba confrontando eran las opiniones e interpretaciones de los antepasados, y estos fariseos habían tomado para hacerlo ley, para la vida y conducta de este pueblo (Mateo 7:7-9). Poniendo esto en primer lugar, y suplantar lo que Dios había ordenado, invalidaron los mandatos de Dios (Marcos 7:10).

Los fariseos eran estrictos observadores de la ley, al grado que eran capaces de matar a quien no los obedeciera, su énfasis estaba más en la letra, y no en la real esencia de la ley (Hechos 7:54-58). El carácter de un fariseo, es puesto de manifiesto en Saulo. Que más tarde fue encontrado y transformado por Cristo (Hechos 8:1-3).

Anuncios

Con base a este breve análisis podemos entonces definir lo que hacían los fariseos, del cual Jesús, no quiere que nos quedemos ahí, sino que los superemos. Para ello, debemos leer e interpretar correctamente la palabra.

Los fariseos tenían cosas buenas, pero más cosas malas en su enseñanza.

La disciplina en estudio y celo en la interpretación, y su anhelo por ser mejores, ellos creían que conociendo todo el antiguo escrito de Dios, los hombres llegan a ser buenos (Lucas 18:18-21). Memorizaban, y eran celosos en transmitir a sus alumnos lo que sabían. Sin embargo, decían y no hacía. Por otro lado, habían dado más importancia a los costumbres de sus ante pasados, dejando con esto a segundo término la obediencia de la palabra de Dios (Marcos 7:9-12).

Aplicación:

¿Cuántos de los aquí presentes tiene por mera herencia la religión y principios espirituales? ¿Cuántos hombres y mujeres tararean cantos religiosos, y memorizan texto bíblico como parte de una mera costumbre enseñando en casa? ¿En qué consiste la propuesta de Jesús, al reinterpretar la ley? Para la gente que los escuchaba, tratando con ello componer la engañosa interpretación que tenían o habían recibido de sus maestros (Mateo 5:20).

Jesús, desafía a un equilibrio de carácter. Jesús, plantea que todos los hombres y mujeres nacidos en él, son llamados a alinear sus voluntades a la palabra. Dios en Cristo, se propone afinar nuestros actos a la luz de su palabra.

Usted y yo, somos justificados en la obediencia perfecta de Cristo, sí. Pero, somos con el Espíritu Santo y la palabra santificados y capacitados para nuevas obediencias (Juan 17:17).

Anuncios

Conclusión:

En esta hora, hemos reflexionado sobre este asunto de la interpretación de la palabra conforme a Jesús, y vemos que la ley de Dios nos ofrece un vigente desafío, puesto que la ley de Dios, nos reta a alinearnos a los principios y valores de la santificación.

  • Nos reta a refinar nuestra manera de ver y tratar a nuestro semejante.
  • Nos reta a tener encuentros reales con la reconciliación, y comunión con Él.
  • Dios espera de una vida justificada, o corazón redimido productos o actos, que correspondan a la justicia hecha por Cristo.

No te quedes en la mera cultura religiosa, y devocionalismo estéril. Atrevete a vivir, en la realidad de las aplicaciones del evangelio de tu Dios.

© Reyes Saúl Bak P. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Saúl Reyes B. Poot

Ministro de culto en la INPM Ebe-Ezer de la isla de Cozumel Q. Roo

También Revise

Predicas Cristianas... Los cristianos

El Espíritu de Dios en el creyente

Mensajes Cristianos.. El Espíritu Santo en el creyente, quién es Él y cómo obra en la vida del cristiano. El Espíritu de Dios obra en la vida del creyente que...

Un comentario

  1. Salomé Acalco Arizmendi

    Gracias Her: el señor Jesús es el rey dé reyes y señor de señores /Maestro de maestros etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *