Inicio / Mensajes Cristianos / Desilusión

Desilusión

Mensajes Cristianos

El diccionario Aristos ilustrado de la lengua española define el termino desilusión como desencanto, perdida de la ilusión y desengaño. La desilusión es como una tormenta que barre con nuestro techo de ilusiones sin que podamos controlarlo, o sea, es como un huracán de fuerza cinco, que por muchas medidas preventivas que se tomen destrozan todo lo que con esfuerzo hemos levantado.

La actitud que generalmente se manifiesta en estos casos, es el de desilusionarnos al pensar que lo perdido nunca podremos recuperarlo, hasta que la vida misma nos demuestra que con esfuerzo, podemos recuperar, si no todo, al menos algunas cosas que hemos perdido, entonces respiramos hondo y enfrentamos los pormenores de la vida con nuevos bríos.

No hay en este mundo un solo ser humano que no se haya desilusionado alguna vez en su vida. Nos desilusionamos, al esperar lo mejor de alguna persona, y despertar de nuestros sueños quiméricos al constatar que la persona en cuestión nos traiciona, y lejos de cumplir con nuestras expectativas se convierte en un escarnecedor de todo cuanto hacemos o decimos.

Que decir de aquellos que convierten a las estrellas de los escenarios evangélicos en sus modelos a imitar, y luego se tienen que enfrentar al hecho de que ese, que hemos convertido casi en nuestra figura mesiánica, no es más que, alguien que nos mostró durante mucho tiempo la cara que pretendía que nosotros viéramos y no su verdadero rostro.

Pensar que algunos líderes deben ser modelos de virtudes que debemos imitar, olvidando que como seres humanos son propensos a cometer errores, que muchas veces tiraran al suelo el concepto que nos habíamos hecho de ellos al convertirlos en nuestros modelos, es un error que no por repetido, deja de ser una trampa que el enemigo sigue usando con efectividad.

Es por eso que muchas veces digo (jocosamente hablando) que el diablo es un buen diablo, porque prepara sus vidrieras tan elegantemente que nos hace pararnos ante ellas, para despertar en nosotros todo tipo de deseos malsanos, para hacernos comprar todas aquellas conductas que hagan de nosotros desilusionados “HONORIS CAUSA”.

Poner nuestra mira en los hombres, más tarde o más temprano, nos convertirá en personas desilusionadas, frustradas, y por qué no decirlo, presas de la amargura.

¿Dónde tienes puesta tu mira? No descuides tus relaciones terrenales, pero dale mayor importancia a las cosas relacionadas con el espíritu. Esas son para siempre.

Versículos para hoy:

“…Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios…” Colosenses 3:1-3

Es mi deseo que cuando la desilusión toque a tu puerta, puedas levantar tu cabeza y mires a la figura hermosa de nuestro Señor y salvador, el único digno de ser imitado. Te aconsejo que si no vas a comprarle nada al diablo, no mires sus vidrieras.

© Francisco Medina. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor terrirorial , Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en teological university. Miami florida. H e escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

Revise también

¿Estás preparado para el final de los tiempos?

Los pasos del anti Mashiaj

Mensajes Cristianos - Con la venida del Mesías en su establecimiento milenial tendrá lugar el concepto de sublimación, en su grado mas pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *