Inicio / Mensajes Cristianos / Somos Atalayas de Dios en estos tiempos.

Somos Atalayas de Dios en estos tiempos.

Mensajes Cristianos… Devocionales Cristianos

Muy buenas noches mis amados hermanos, en esta ocasión les traigo un mensaje que a muchos no les va a gustar, porque de alguna forma hemos olvidado dar el mensaje de Dios, este tema está basado en el Libro de Ezequiel capitulo 3:17-21 y 2 de Timoteo 4:2.

Pues bien, en el libro de Ezequiel 3:17-21 que dice: “…Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. 18 Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. 19 Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma. 20 Si el justo se apartare de su justicia e hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él, él morirá, porque tú no le amonestaste; en su pecado morirá, y sus justicias que había hecho no vendrán en memoria; pero su sangre demandaré de tu mano. 21 Pero si al justo amonestares para que no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fue amonestado; y tú habrás librado tu alma…”

Pues bien,  un atalaya de la antigüedad, era una persona que vigilaba por las noches o por el día, estos se encontraba en lo mas alto de las torres, para avisar al pueblo, cuando llegaban tropas de enemigos, para que el pueblo se preparara para la batalla y no los tomaran por sorpresa, esa era la labor de un atalaya.

Anuncios

Pues bien mis amados hermanos, aquí podemos ver la orden de Dios para el profeta Ezequiel, y muchos se pondrán muy teológicos al decir que la orden es explícitamente para el profeta Ezequiel, según la Hermenéutica conservadora, pero yo puedo asegurar que si somos Evangélicos, Pastores, predicadores o solamente cristianos, tenemos la obligación de predicar a Cristo.

Tenemos la obligación de predicar de la salvación que solo mi señor Jesucristo nos dio en la cruz del calvario, por lo que a veces Dios mismo nos pone en el camino de personas pecadoras, mentirosas, adúlteros, fornicarios y hasta a veces con personas que practican la hechicería o brujería.

Cuando estemos frente a esta situación, aprovechemos y prediquemos la salvación que es a través del Sacrificio que hizo Jesús, podemos citarles: Juan 3:16-17, Romanos 3:23, Juan 3:1-21, Romanos 1:16-17, 3:21-31, 5:1-11, 10:5-13, Efesios 1:3-14  y muchos mas, porque realmente no podemos saber si la persona con la que estamos platicando, la vayamos a ver con vida al día siguiente, de ser así.

Imaginemos que hablamos de negocios con una persona que no conoce a Dios, o que se niega a aceptar la existencia de Dios, por lo que este ignora que Cristo puede salvarlo, pero nosotros no le mencionamos nada de esto, y al día siguiente nos enteramos que esta persona falleció.

Anuncios

¿Como quedara nuestra conciencia?  Cuando pudimos regalarle un folleto, un nuevo testamento o una biblia, pero no lo hicimos, o simplemente hablarle de Cristo, ¿creen ustedes que Dios demandara de nuestra mano la sangre de esa persona? ¿O realmente solo se lo ordeno al profeta Ezequiel?

Pues yo creo hermanos que es también para nosotros la orden, así como las promesas las aceptamos como tales, aceptemos también esta orden dada al profeta Ezequiel, como si Dios nos la haya dado también a nosotros que vivimos en este siglo.

No desaprovechen ninguna oportunidad de hablar de Cristo mis amados hermanos (2 de Timoteo 4:2). Si tienen la oportunidad de regalar un folleto, un nuevo testamento o una biblia, háganlo mis amados hermanos para que nuestra alma quede librada, como dice el texto arriba mencionado.

Dios los bendiga mis amados hermanos y no desmayen, Dios nos recompensará por hablar de su palabra, porque nosotros sabemos y estudiamos su santa palabra, y las personas del mundo no se toman la molestia de leer la Santa Palabra de Dios.

© 2017. Manuel Avila Rincon

Anuncios

Acerca Manuel Avila Rincon

Revise también

Predicas Cristianas - ¡Son días de Victoria Total!

Permaneciendo en victoria

Mensajes Cristianos.. Si Dios nos ha dado la victoria, también sabemos que la victoria permanecerá en nosotros si le obedecemos, y le servimos al Señor, con...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *