Anuncios

Inicio / Mensajes Cristianos / La fuente de vida

La fuente de vida

Mensajes Cristianos… Predicaciones Cristianas

Juan 7:37 “…En el ultimo y gran día de la fiesta Jesús se puso de pie y alzo la vos diciendo: Si alguno tiene sed venga a mí y beba…”

Juan 4:14 “…mas el que bebiere del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna…”

¿Cuantos han oído decir: Yo tengo sed de Dios? O a lo mejor, ¿cuantos de ustedes pueden identificarse hoy con esta afirmación, el tener sed de Dios?.

¿Qué es tener sed? La sed es una necesidad física, no podemos vivir sedientos, tenemos que tomar agua, nuestro cuerpo necesita agua para poder subsistir; es más, creo que dicen por allí que nuestro cuerpo es un 80% agua. Si me equivoco que alguien me corrija por favor. De tal manera que si esta afirmación es cierta no queda la menor duda de que necesitamos de esa agua para vivir. Eso en cuanto al aspecto físico.

Anuncios

En cuanto al aspecto espiritual no hay diferencia, también necesitamos agua para vivir, Cristo en las escrituras que acabamos de leer se identifica como esa fuente de agua que necesitamos.

En Juan 7:37 habla del último día de la fiesta; ¿cual fiesta era esa? La fiesta de los Tabernáculos, una de las celebraciones Judías. En aquel tiempo se acostumbraba a hacer un ritual en ese último día de la fiesta, y era traer una vasija llena de agua del estanque de Siloe y derramarla en el altar del templo o sinagoga, como una manera de pedir a Dios que nunca les faltara el preciado liquido. Jesús se levanta y dice: “…Si alguno tiene sed venga a mí y beba…”

Eso mismo te dice Jesús a ti hoy que te sientes sediento espiritualmente, ven a mí y bebe. No busques llenar tu necesidad espiritual con otras cosas, solo ven a mí y bebe. (Diga a su vecino bebe de la fuente de vida)

Juan 14 habla de la mujer Samaritana en el pozo de agua. ¿Cuántos conocen la historia?

La mujer al igual que Nicodemo (Juan 3:4) pensó en lo que le dijo Jesús pero de manera literal, Nicodemo le dijo a Jesús: ¿cómo puede uno volver al vientre de la madre? Esta mujer le dice dame de esa agua para que no se me acabe, y así no volver al pozo. Creo que ir al pozo no era nada fácil. El agua pesaba, era trabajo de las mujeres ir por el agua.

Enlaces Patrocinados

Venía a mi mente que muchos de nosotros estamos así: por un lado buscando saciarnos la sed espiritual con otras cosas, y por otro lado creyendo la manera literal que el agua nos saciara de una vez y para siempre. (Con una oracioncita basta Dios conoce mi necesidad).

La búsqueda de Cristo como fuente de agua debe ser constante.

Tengamos algo bien claro:

Cristo es la fuente de agua viva, y es una fuente que jamás se agotara. De Él fluyen manantiales de bendiciones para nosotros día tras día. Pero si esa fuente vive en nosotros, ¿entonces por qué es que nos sentimos secos espiritualmente? (No tenemos animo de buscar a Dios, orar, trabajar ayudar, en otras palabras andamos desanimados no damos frutos)

¿Por qué hay muchos cristianos secos, o no sabía usted que existen los cristianos secos? Pues ahora que lo sabe cuídese de no secarse. (Dígale a su vecino: cuídate de no secarte ). Que pasan los años en el evangelio, pero no se les ve ningún fruto, hay que darles leche todavía, no se les puede dar vianda porque se ofenden.

Anuncios

¿Por qué pasa esto en nosotros?

1. Al igual que en lo físico. No importa la cantidad de agua que bebamos, siempre volveremos a tener sed y seguiremos tomando esa agua. En otras palabras, nuestra necesidad física por el agua es progresiva. Nos saciaremos en un momento, pero luego volveremos a tener sed. Es una necesidad como un combustible que nos hace falta para continuar.

2. Algo muy curioso es que cuando tenemos sed, lo único que nos sacia la sed es el agua. No es el jugo, ni la coca cola, sino más bien el agua.

3. En el ámbito espiritual sabemos que tenemos a Cristo como fuente de agua viva, pero muchas veces caminamos sedientos espiritualmente porque cuando la sed de tu problema te ataca, tu no vas a la fuente de agua viva, sino que vas a la coca cola o al jugo (espiritualmente hablando) en vez de a la fuente. En otras palabras la búsqueda del agua espiritual es constante también porque es una necesidad para subsistir.

4. Como la mujer Samaritana nosotros tenemos que ir al pozo (Cristo) a traer el agua. El agua no va a venir a ti (“…Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros…” Santiago 4:8). Tu eres el que tiene necesidad, tú tienes que ir y buscarla. Quejándonos, y con la coca cola en la mano no se nos va a quitar la sed.

Acuérdate de pasar por la fuente de agua viva, por el pozo de agua inagotable, y bebe de su agua cada vez que la sed de los problemas o de las preocupaciones te agobie. No cambies el agua espiritual por una coca cola espiritual.

Conclusión

Yo sé que hoy mucho podemos decir las palabras del salmista, Salmo 42:1-2:

“…Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. 2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?..”

A lo mejor tus problemas, dificultades te tienen seco. Yo te hago esta pregunta o tú te la puedes hacer tu solo, al igual que el salmista: “..¿Cuando vendré y me presentare delante de Dios?..”

Ven y preséntate delante de Dios. No tienes que estar seco muriéndote, deja que el agua de Cristo te de vida.

© Lionel Lozano

Acerca Pastor Lionel Lozano

Pastor de Maranatha Church en Chicago,Ill.

Revise también

Reflexiones Cristianas - Agradecida estoy a ti

Sed agradecido

Mensajes Cristianos.. Accion de gracias. La gratitud debe tener sus reflejos y su expresión en las palabras, en los pensamientos y, principalmente, en los hechos de nuestra vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *