Inicio / Mensajes Cristianos / Usa tu vara y tu cayado

Usa tu vara y tu cayado

Mensajes Cristianos

Salmo 23:1-4Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento”.

Acá podemos ver como el salmista exalta el amor, el cuidado, la protección, la provisión y la gran misericordia que nuestro gran pastor tiene por su rebaño, “La iglesia de Jesucristo”.

Podemos ver a través de este salmo todo el amor y las bondades que ha tenido, tiene y tendrá el divino pastor por sus ovejas:

Anuncios

Juan 10:11Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas”

Dios es un Dios de amor justo y misericordioso en extremo, y por ser un Padre justo, por amor a sus hijos los corrige y disciplina ya que un padre que ama a sus hijos no puede dejar pasar sus faltas sin aplicar corrección:

Hebreos 12:6 “Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo”.

El buen pastor usa para guiar, corregir y conducir al rebaño, su vara y su cayado, que con destreza lo emplea para llevar a sus ovejas a praderas de verdes pastos, pastos abundantes, buenos y digeribles, de gran provecho para sus ovejas.

Anuncios

Esto es lo que hace el Señor con sus hijos, nos brinda comida abundante, buena y digerible a su tiempo, esta es la palabra de Dios, el alimento que nos da vida, y vida en abundancia, Juan 10:10; vida fuerte y robustecida, Salmo 145:15Los ojos de todos esperan en ti, Y tu les das su comida a su tiempo”.

Su vara y su cayado nos guía a fuentes de agua viva; cuando en nuestro caminar por el desierto de la adversidad padecemos escasez de agua, el buen pastor, que conoce las necesidades de sus ovejas, las conduce suavemente y las pastorea junto a aguas de reposo.

El buen pastor es quién conduce su rebaño a la fuente verdadera, a los ríos de Dios en donde su Espíritu Santo fluye sin cesar; aguas vivas que refrescan nuestra vida y sacian nuestra alma.

Aguas vivas que solamente podemos beber estando en Su presencia, aguas que luego corren por nuestro interior saciando nuestra sed de Dios y transforma nuestro desierto en un vergel de bendiciones.

Aguas vivas que nos renuevan, que nos vivifican y en las cuales debemos permanecer sumergidos si es que deseamos tener una vida plena y abundante:

Anuncios

Apocalipsis 7:17Porque el Cordero que esta en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos”.

Así es nuestro Dios, un Dios de amor y misericordia como nos muestra el salmista en este pasaje; y es de ese mismo amor, del mismo cuidado, de la misma guía, corrección y disciplina la que todo padre que ama a sus hijos está dotado y por esto debe usar su vara y su cayado.

El Señor lo emplea para dirigir el rebaño que esta a su cargo como cada una de nosotras debemos emplear en el rebaño que son los hijos que Él nos ha prestado, para guiarlos a la fuente de verdad y justicia, encaminándoles por el camino de la salvación y vida eterna:

Juan 3:36El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”.

Acerca Reenier Gonzalo Prado

Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

Revise también

Entendimiento y conocimiento de la voluntad de Dios

Mensajes Cristianos... El conocimiento me da crecimiento en Cristo y nos dota de la capacidad de analizar, meditar, reflexionar y poder comprobar y separar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *