Inicio / Mensajes Cristianos / No abandones la carrera

No abandones la carrera

Mensajes Cristianos

Eclesiastés 10:4 “Si el espíritu del príncipe, se exaltare sobre ti, no dejes tu lugar, . . . . .

Que fácil que es abandonar la carrera cuando se esta debilitado, desanimado, sin fuerzas y sin ganas de seguir peleando la batalla, cuando estás pidiendo a gritos auxilio y parece que nadie te escucha, ni aún las personas en quién confías, no te comprenden y en vez de ayudarte avanzar en tus proyectos.

Te dicen que es inútil, que no va a funcionar, que ya lo hiciste todo y no dio resultado, y el diablo que es astuto, mentiroso y padre de mentira (Juan 8:44) te susurra a tus oídos: no sirves, nada te sale bien, no eres capaz, eres un inservible, no te da la cabeza, eres un fracasado.

Anuncios

¡¡Eh, espera un poquito!! Porque te estás dejando engañar ¿Qué está pasando en tu vida? Sabes, creo lo que está pasando en tu vida, es que el enemigo se ha levantado contra ti, para hacerte retroceder en los planes y proyectos que Dios tiene para tu vida y conoce que a través de esos propósitos de Dios serás de gran bendición para el mundo. Eso es lo que el diablo no quiere, y te pondrá obstáculos en tu camino, y querrá hacerte retroceder una y otra ves para impedir que cumplas el propósito de Dios, porque sabe él maligno que será de bendición para tu vida, tu familia, e influirás en tus generaciones y al mundo entero.

Satanás se levantará como río sobre tu vida y los proyectos de Dios, pero recuerda Dios levantará bandera de victoria (Isaías 59:19), y te hará prosperar en todos tus caminos.

Mira; no estoy hablando del proyecto de vida que Dios tiene para ti en la faz espiritual solamente, sino en todas las áreas de tu vida. En la familiar, económica y social. Dios es un Dios integral, Él abarca todas las áreas de tu vida y tiene proyectos contigo, solo debes buscar su voluntad y andar en ella.

Filipenses 2:13Él produce el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

Anuncios

Hoy puedes haber concretado tus anhelos, hoy puede que seas un hombre reconocido por el mundo, hoy todos te felicitan y tienes a todos a tu lado. Puedes haber ganado el premio “NOBEL” porque eres un médico dedicado a la ciencia y creaste una droga que curará una enfermedad incurable, y hoy tienes amigos, familiares y gente que no conoces que te aplauden por tú merito. Pero recuerda cuando tomaste la decisión de iniciar la carrera de medicina, muchos no te ayudaron sino que te decían que esa carrera no era para ti, que era muy difícil, que no tenía salida laboral, que no tenías suficiente inteligencia para estudiar, que era muy costosa y no iban a poderte ayudar etc.

Aunque todo era negativo allí junto a ti había alguien que estaba a tu lado, que estaba peleando por ti, y ese era el Señor Jesús que te sostenía, y te fortalecía para que avances en los proyectos para tu vida.  

2 Corintios 12:10Por lo cual, por amor de Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte

Dios te creó para que seas bendito y te hizo para bendición, para que bendigas e influyas a multitudes, y tuviste que tomar la decisión más importante de tu vida, no abandonar la carrera que hoy te da tantas satisfacciones.

Como este ejemplo de vida hay muchos casos de hombres y mujeres valiente que quieren tomar decisiones importantes para sus vidas y el enemigo va a querer sacarlos del propósito, sea la carrera que tomes, abogado, empresario, pastor, evangelista, deportista, político, médico etc. ¿Cual será la carrera en la que tienes que avanzar y no puedes porque el enemigo está poniendo obstáculos para que retrocedas?

Anuncios

Hoy puedes ser que seas un pastor, evangelista, misionero, teólogo etc. Siervo del Altísimo hoy te pregunto ¿te fue fácil? Seguramente me dirás NO y te comprendo no fue fácil, la primer batalla que le ganaste al diablo fue cuando decidiste entregar tu vida a Cristo. Desde allí comenzaron las luchas en tu vida pero fuiste obediente, luchaste, perseveraste y no abandonaste la carrera.

Fuiste diligente en tu llamado Proverbios 13:4El alma del diligente será prosperada”, aunque muchas veces tuviste en mente abandonar la carrera, cuando todo se ponía en contra, cuando las circunstancias no eran nada favorables, cuando sufriste persecución, sufriste oprobio, aún cuando en tu propia familia se levantaban en contra del llamado de Dios, y a veces tuviste que tomar decisiones fuertes y extremadamente arriesgadas, pero en tu convicción y en la voluntad del Señor desafiabas al enemigo y no abandonaste la carrera que tenias por delante hasta alcanzar la meta.

Filipenses 3:14Prosigo a la meta,, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús

Aún no entendible para muchos porque no todos lo entendieron pero tu conocías la voluntad del Señor y en su perfecta voluntad avanzabas.

Con esa voz tan dulce, pero tan fuerte y poderosa golpeando en tu corazón hoy nuevamente te decía sigue, sigue, avanza en el propósito, no abandones la carrera, hay gran galardón en ella.

Yo estoy contigo te dice el Señor, aunque pases por las pruebas Yo te fortaleceré, Yo te levantaré Yo te he llamado y te doy las fuerzas para que cumplas el llamado al mundo donde tú me glorificarás e influirás a multitudes y Yo me glorificaré en ti, porque te he preparado como instrumento santo para mi honra.

Puedes tomar hoy estos ejemplos de trabajo y perseverancia, y si Satanás está oprimiendo tu vida para que abandones la carrera cualquiera sea: el pastoreado, el servicio en la iglesia, la carrera de estudios, el trabajo, la política, o piensas cerrar la fabrica que a tantos familias a bendecido, espera, no tomes decisiones apresuradas que pueden causarte mucho daño, no lo hagas, busca la salida en Dios tu Señor y el te dará la victoria si estás en el propósito de su voluntad.

El enemigo puede haberse levantado sobre tu vida pero escucha la voz de Dios.

Eclesiastés 10:4 «Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no dejes tu lugar; porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas

Dios te dice: No abandones la carrera, hay una salida, no todo está perdido, Yo abriré la puerta que estás esperando, la puerta que estás esperando nadie la cerrará, puertas de bendiciones abriré para ti. Eclesiastés 7:4Goza de los días buenos y en los días malos considera.

No abandones la carrera: Es fundamental conocer donde se encuentra el conflicto, el conflicto no solamente puede estar afuera, sino que el conflicto puede estar dentro tuyo, en tu interior. ¿Como solucionarás los conflictos que vienen de afuera si no solucionas primero los que están dentro de ti?

Busca la guía del Espíritu Santo, disipa toda las duda de tu mente y busca una ayuda en consejería (Proverbios 11:14). Dios usará todos los recursos para llevarte a cumplir su propósito, luego podrás solucionar los problemas que vienen de afuera.

Asegúrate que ese es el propósito de Dios para tu vida, debes moverte en Su voluntad para que todo te salga bien, y lucha contra las acechanzas del enemigo que siempre estará tratando de sacarte del propósito, tu sabes que en Dios eres mas que victorioso.

No abandones la carrera aunque te falten las fuerzas, aunque estés débil y las circunstancias no sean favorables, sigue adelante, avanza al propósito divino de Dios, el gozo del Señor es tu fortaleza (Nehemías 8:10).

Que la luz del Espíritu Santo resplandezca sobre tu vida y te encamine para alcanzar todas las bendiciones que Él a preparado para ti.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Reenier Gonzalo Prado

Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

También Revise

Bosquejos - La fe me permite conocer al Espíritu Santo

La certidumbre de la verdad

Mensajes Cristianos - La carencia de vivir la verdad, ha hecho que el pueblo perezca. Cree y disfruta de los beneficios que su Verdad, Cristo mismo, trae a nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *