Inicio / Mensajes Cristianos / El deber de perdonar

El deber de perdonar

Mensajes Cristianos

Mateo 18:21Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonare a mi hermano que peque contra mí? ¿hasta siete? Jesús le dijo: no te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.”

Un corazón perdonador es un manantial de vida, Proverbios 4:23Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de el mana la vida

Hoy Dios quiere hablarte a ti querida hermana que estas sufriendo la falta de perdón, que esta falta de perdón no te deja vivir en libertad, estando atada a ese recuerdo que está marcando tu vida, mira que la Palabra misma te habla, Efesios 4:31Quítese de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”

Anuncios

La palabra de Dios te dice que a quién tu perdonas, los pecados les serán perdonados, de la manera que Cristo perdonó tus pecados. Si en tu corazón tienes falta de perdón, estas atando a la persona de la cual has recibido la ofensa.

Pero a la vez tu misma te estas colocando en la misma condición, sin tener la libertad que Cristo te dio al perdonar todos tus pecados, Mateo 6:12Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores

Esta falta de perdón será una continua traba para tu vida en victoria, el dolor recibido que ha dañado y herido tu corazón a causado en ti tristeza, amargura, dolor, rencor y quizás odio por tu ofensor.

Todas estas, son las puertas que has abierto para que el enemigo se enseñoree sobre esas áreas, y la mayor traba es que no podrás desarrollar en plenitud tu ministerio, siendo que es allí donde Dios quiere usarte en plenitud.

Anuncios

Recuerda hermana que Dios te dio todo, el depositó en ti todas sus riquezas para que seas de bendición a muchas mujeres que están en tu misma condición y te quiere usar en plenitud en tu ministerio.

Muchos de los problemas a nivel ministerial es a causa de las heridas producidas por la falta de perdón que hoy estás guardando en lo mas profundo de tu corazón y te has revestido de una coraza invisible para que la verdad no salga a la luz, siendo que debieras abrir plenamente tu corazón para que Dios obre a través de su Espíritu Santo y te limpie, sane tus heridas borrando todas las ofensas recibidas, pudiendo ser limpia y sanada para ser así usada para bendición.

Unas de las causas visibles de este problema se muestra cuando te recuerdan la ofensa recibida, también se muestra cuando te apartas de la persona o del grupo de quien o quienes recibiste la ofensa y el dialogo o la relación comienza a disminuir hasta apartarte totalmente, también se muestra cuando tu ignoras a tu ofensor o comienzas a dañarlo enviando palabras o comentarios ofensivos.

En Mateo 18:23-35, el Señor nos dio una gran enseñanza de los dos deudores. La deuda del primer siervo era una suma de dinero enorme e insuperable en contraste con lo que debía el consiervo, esta si que era una deuda manejable. Acá vemos como nuestro Dios, clemente y misericordioso, actúa con cada una de nosotras, como puedes no perdonar a tu ofensor cuando Cristo ya lo perdono y llevó todos sus pecados.

Perdonar es una decisión y no una emoción

Perdonar es una decisión y no una emoción del momento, perdonar es traer a la mente y confrontarse nuevamente con momento del daño; debes pedir a Dios que ponga en ti un corazón perdonador, que inmediatamente fuiste herida, perdones, olvidando la ofensa recibida y debiendo orar por los que te han herido; no debes sumar ofensas o injurias, debes perdonar las ofensas en el mismo momento en que puedas ser ofendida, llevando las ofensas a los pies de Cristo.

Anuncios

Piensa que si el Señor llevara una cuenta semejante de nuestras ofensas, ¿donde estaríamos? Si tu dices que has perdonado pero que no lo olvidas, es porque en ti no hay un verdadero perdón. Hermana quizás has estado por años atada por la falta de perdón, pero el Señor hoy quiere traer libertad a tu alma, a tu cuerpo y a tu Espíritu.

Debes pedir perdón a Dios por tu pecado, arrepentirte, humillarte y derramar tu corazón delante de su presencia; debes perdonar de todo corazón, olvidando completamente la o las ofensas recibidas, debiendo restaurar tu relación con quién te ha ofendido, allí es cuando serás completamente libre, y disfrutarás de esa libertad plena con el amor perfecto de Dios sobre tu corazón.

Pídele al Señor que derrame sobre tu vida su perfecto amor y se cumplirá la palabra de Dios que en 1 Corintios 13:4-8 dice “El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser

Recuerda que todo lo puedes en Cristo que te fortalece, que Dios derrame su gracia divina sobre tu vida y te colme de sus bendiciones.

© Elena Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Elena Torres

Fiel servidora del Señor. Aunque no soy pastora, me gusta compartir lo que el Señor pone en mi corazón con mis hermanas en Cristo. Espero que estos mensajes te sirvan de bendición.

Revise también

Bosquejos Bíblicos - El testimonio del sepulcro vacío

Lo que sucede si leo e interpreto la escritura como Jesús

Mensajes Cristianos... Sin lugar a dudas uno de los grandes problemas de los creyentes de hoy, es que aman poco escuchar, leer e interpretar la palabra.

Un comentario

  1. La verdad que esta palabra que DIOS el Padre hbla a mi vida me ayuda porq yo quiero soltar el perdon y se q con la ayudar del señor lo voya poder hacer 👑🙌❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *