Inicio / Mensajes Cristianos / Los jóvenes y la droga

Los jóvenes y la droga

Mensajes Cristianos Para Mujeres

El flagelo de la actualidad, donde el enemigo está atacando a los jóvenes, es la droga; es el tema que hoy vamos a tratar, la droga es el camino a la muerte si no sabemos enfrentar este problema a tiempo.

Muchos jóvenes buscan una salida rápida a sus problemas, ya sea de incomprensión, faltas de amor, de consejo o de contención; falta de trabajo, falta de seguridad con respecto a su futuro; éstos y muchos mas, son los problemas que están atravesando los jóvenes en estos tiempos.

Antes de ir al consejo con la palabra de Dios, veremos algunos de los daños que puede llegar a causar la droga en las personas.

Anuncios

El engaño de las drogas

El problema radica en el engaño que las drogas producen. El que las consume logra mejorar su estado de ánimo, o consigue una mayor resistencia física y mental, por unos momentos, ya que estos efectos son pasajeros.

Pero la sustancia que recibió el organismo, desde el mismo instante que la consumió, comienza la destrucción física. Primero en el cerebro dañando las neuronas, luego comienzan los daños y trastornos cardíacos y respiratorios, los síntomas son varios: Aumento del ritmo cardíaco, seguido con convulsiones, somnolencia, falta de apetito, cambios de carácter.

Estas substancias se pueden clasificar en:

Estimulantes: Son aquellas que aumentan el número de impulsos nerviosos que llegan al cerebro y momentáneamente consigue un aumento de resistencia física y psíquica del cuerpo (por Ej.: cocaína, anfetaminas).

Depresoras: Son las que perturban las funciones mentales del individuo, provocan somnolencia, cansancio físico, y embriaguez (por Ej. el opio, la morfina y el alcohol).

Anuncios

Alucinógenas: Producen alteraciones en la percepción de las cosas y alucinaciones (por Ej. marihuana, LSD, mezcalina).

El problema se agrava al comenzar a producir estas substancias el acostumbramiento o lo que se llama dependencia. Al continuar consumiendo estas substancias, los daños corporales se vuelven mas importantes y pueden llegar a la misma muerte.

Veamos ahora que nos dice la palabra de Dios

Salmo 127:3He aquí herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre

Hoy, Dios quiere hablarte a ti mujer que tienes hijos, para que estés atenta a lo que puede estar sucediendo a tu alrededor y puedas luchar con las armas que Dios te ha dado.

Dios te ha dado una herencia preciosa que son tus hijos. Y quién que recibe una herencia, no la cuida, quién la regala o la menosprecia.

Anuncios

Amada hermana debes cuidar celosamente a tus hijos, no enseñoreándote y tomando posesión de ellos. Aprende a corregirlos y disciplinarlos con autoridad mientras los tienes a tu lado. Que los problemas, el trabajo, los quehaceres, las salidas, y reuniones no te quiten el tiempo que les pertenece a ellos y no los puedas controlar ni conocer sus necesidades. No le des lugar al enemigo para que te los arrebate de las manos, ni tampoco le permitas que destruya la vida de ellos.

Las necesidades de tus hijos

Mira las necesidades de tus hijos y súplelas en la medida que puedas, llena con amor y paciencia el vacío que puedan tener en su corazón, presta siempre tu oído para escucharlos.

Aconséjalos con sabiduría, ten siempre en cuenta que no es en vano todo lo que haces y harás por tus hijos, ellos tienen valor todo para ti, que la Palabra de Dios esté siempre en tu boca y en tu corazón, Isaías 55:11Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”.

Acerca Elena Torres

Fiel servidora del Señor. Aunque no soy pastora, me gusta compartir lo que el Señor pone en mi corazón con mis hermanas en Cristo. Espero que estos mensajes te sirvan de bendición.

También Revise

Bosquejos - La fe me permite conocer al Espíritu Santo

La certidumbre de la verdad

Mensajes Cristianos - La carencia de vivir la verdad, ha hecho que el pueblo perezca. Cree y disfruta de los beneficios que su Verdad, Cristo mismo, trae a nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *