Inicio / Mensajes Cristianos / Navidad en Miniatura

Navidad en Miniatura

Mensajes Cristianos

“…Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: 14 !!Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!…” Lucas 2:9-14

Estamos a las vísperas de la navidad. Es 23 de Diciembre y restan solo algunas horas para que millones de hogares sean el sitio de reunión para celebrar semejante acontecimiento.

Para gran parte del planeta, esta es una fecha especial y se festeja de miles de maneras distintas. Cambian los colores, cambian los adornos, cambian los paisajes, cambia el menú, cambia el acento, y hasta en algunos casos cambia el sentido mismo de la Navidad.

Para algunos es sinónimo de fiesta, para otros solo se trata de religión.

Para muchos niños es recibir el regalo que desearon y para tantos otros, seguir deseando lo que nunca recibirán. Pero para todos significa algo.

Puede ser una emotiva celebración, o solo un feriado más en un año de trabajo. Para algunos es la posibilidad de superar la malaria que sufrieron en las ventas en los últimos meses. Es la esperanza de respirar un poco de oxigeno financiero. Mientras que para otros es un buen momento para tomarse un descanso, los números finales fueron más que alentadores. Es hora de disfrutarlo.

Para muchos es una oportunidad para volver a encontrarse en familia y disfrutar juntos de una gran cena. Buena comida, buena bebida y una hermosa noche para evocar tiempos pasados, que por cierto, parecieran siempre ser mejores.

Para otros, en cambio, la Navidad puede ser el momento propicio para restaurar relaciones dañadas. Padres con hijos, abuelos con nietos. Esposos con esposas. La Navidad es la esperanza de sanar lo que hace tiempo se quebró.

Para algunos, la Navidad es celebrar que otro año termina, y que se avecina uno aún mejor. Para otros, es despedir un año que prefieren olvidar, y recibir uno nuevo…. con la esperanza de que no sea peor que el anterior.

Cada uno ve en la Navidad una esperanza distinta, pero al parecer todos la relacionan con la esperanza. Es una celebración de esperanza. Para el comerciante, para el empresario, para el que trabaja, para el que quiere trabajar, para la familia, para el que está solo, para el sano y el enfermo, para los ancianos y también para los niños.

Me pregunto, ¿cuántas Navidades se celebran en el mundo? Y ahora, no me refiero a las formas, no hablo de costumbres, ni culturas, no hablo de estilos ni emociones; hablo de motivos. ¿Cuál es el motivo de tu Navidad? ¿Qué te mueve a celebrarla? ¿Qué pasa por tu corazón la noche del 24? Eso, define tu Navidad.

¿Te lo has preguntado? ¿Te has preguntado cual es el verdadero sentido que tiene para ti la Navidad?

Cuando nuestro hijo mayor tenía 3 años nos dio una hermosa lección de Navidad. A pocos días de

celebrarla, decidimos montar un pesebre sobre el mueble del comedor. La intención era que los niños participen en el armado, ellos harían el trabajo y nosotros le enseñaríamos…al menos eso habíamos pensado.

Creo que resulto al revés! Comenzamos con Belén, el establo, el césped cubierto de rocío en sus alrededores, los flamantes esposos: María y José, algunos animales que curiosamente contemplaban aquella escena divina.

Luego llego Jesús y claro, allí estaba recostado en su humilde pesebre. Aparecieron los pastores, que después de ser avisados por seres celestiales, se acercaron con sus cayados y junto a sus ovejas, que se preguntaban que sería tan importante como para interrumpir su rutinario descanso. Más tarde llegaron los Magos del Oriente montando sus camellos.

Regalos traían en sus manos (Mateo 2:11), y una fe ardiente en su corazón. Todos estuvieron, no falto la estrella ni tampoco los ángeles en el cielo. En nuestro relato no falto nada. Adriel y Dana disfrutaron de la historia más bella de la humanidad. Dios hecho hombre. El Salvador del mundo envuelto en pañales.

El Creador dormido en un manojo de paja, en una habitación gentilmente prestada por unos pocos animales. Durante el relato, cuidamos que cada personaje ocupe su lugar sobre aquel mueble negro que habíamos elegido como escenario.

Acerca Martin Zanetti

Revise también

¿Estás preparado para el final de los tiempos?

Los pasos del anti Mashiaj

Mensajes Cristianos - Con la venida del Mesías en su establecimiento milenial tendrá lugar el concepto de sublimación, en su grado mas pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *