Inicio / Mensajes Cristianos / El cinturón de la Verdad

El cinturón de la Verdad

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Biblica: Efesios 6:14  “estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

El cinturón es pieza muy importante de la armadura del cristiano, ya que sostiene la armadura firme al soldado, es así como el cinturón de la verdad es la protección contra toda tentación del enemigo.  El creyente que guarda la Palabra de Dios en el corazón se protege con la verdad de toda cosa mala.

El creyente que pelea por la verdad y escudriña la Palabra de Dios, busca en todo tiempo fortalecerse en el único Dios verdadero para no separarse nunca del camino hacia la eternidad y gozar de lo que Dios nos ha prometido para los que lo aman y esperan estar juntamente con Él en las nubes.

Anuncios

Vivir una vida cristiana con honestidad, nos lleva a vivir diariamente siendo embajadores de Cristo, confesando toda cosa mala que lo pueda apartar de Dios y proclamando la verdad que está en nosotros y que nadie nos podrá quitar. Ni los ataques que recibamos cada día, nos podrá separar del amor de Dios.

Dios es la Roca y es Dios de verdad (Deuteronomio 32:4). Juntamente con Él, nuestro cinturón de la Verdad saldremos al mundo para testificar que Jesús es el camino, la verdad y la vida. (Juan 14:6).

Los soldados de Cristo tenemos que ser congruentes en nuestra vida, lo que decimos y hacemos en nuestra vida personal, tiene que ser verdadero, somos cartas abiertas que el mundo nos lee y si no hablamos verdad entre amigos y familiares, el mundo sabrá que el Dios de verdad no mora en nosotros, y ellos no querrán escuchar ni conocer a Jesucristo, porque nuestra vida no es congruente con nuestro mensaje (1 Reyes 17:24).

Dios nos promete que el que habla verdad en su corazón, morará con Él (Salmos 15:2). Recordemos que en la eternidad con Cristo la mentira no entra porque es pecado y va en contra de lo que es Dios, por lo que consideremos abrochar muy bien nuestro cinturón de la Verdad y pidamos a Dios en oración que nos enseñe sus sendas y nos guíe en su verdad (Salmos 25:10).

Anuncios

¿Qué sucede cuando un creyente vive su vida de acuerdo con el mundo y no defiende la Verdad?

Como está escrito “el testigo falso hablará mentiras” (Proverbios 14:5). El verdadero soldado de Jesús busca a Dios cada día (Proverbios 3:3), se pone su armadura y sale con ella para dar testimonio de Jesucristo en todo lugar y en todo tiempo (Salmos 119:43).

Nunca sale sin ella ni la olvida (Salmos 86:11). Su camino es recto y siempre anda en integridad. Es un creyente genuino que tiene agradecimiento en su corazón de que Jehová de los Ejércitos, luchó por él y ahora tiene salvación para vida eterna en Cristo Jesús (Juan 8:31-32).

El creyente tiene la oportunidad de vivir de acuerdo con la voluntad de Dios y vestir de la armadura de Cristo (Efesios 4:24) para tener victoria sobre la guerra espiritual que nos asedia en el mundo actual, mientras más firmes estemos y tomemos la decisión de no separarnos de la protección de Dios, podremos resistir en el día malo. Dios nos dice en su Palabra que ciñamos nuestros lomos con la verdad (Efesios 6:13-14).

El enemigo no duerme y las tinieblas nos atacan dentro y fuera de casa, tomemos los peligros en serio y vistamos el cinturón de la Verdad. Sólo la victoria la podremos ganar si andamos como Jesús anduvo y seamos sinceros y congruentes en nuestra vida andando en la verdad (3 Juan 1:4).

© Francisco Hernández. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Francisco Hernández

Dedicado a la obra de nuestro Rey y Salvador Jesucristo. No soy pastor de una iglesia, solo miembro, pero me gusta redactar predicaciones y estudios biblicos para cumplir con la gran comision. A Dios sea toda la gloria.

También Revise

Predicas Cristianas... Los cristianos

El Espíritu de Dios en el creyente

Mensajes Cristianos.. El Espíritu Santo en el creyente, quién es Él y cómo obra en la vida del cristiano. El Espíritu de Dios obra en la vida del creyente que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *