Inicio / Mensajes Cristianos / Las tentaciones y sus diferencias con las pruebas

Las tentaciones y sus diferencias con las pruebas

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Bíblica: Santiago 1:13-16 «Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. Amados hermanos míos, no erréis.”

Introducción

A diferencia de la prueba, la cual tiene que ser soportada con mucha paciencia. La tentación debe ser resistida. Las tentaciones son circunstancias adversas, que a pesar de que nos debiliten durante un momento, también son capaces de fortalecer nuestra santidad.

Las tentaciones están presentes en nuestra vida constantemente. Es una circunstancia que le agrada mucho a nuestra carne (cuerpo físico) y que tenemos la obligación de resistir a toda costa. Para agradar a Dios y no caer en un pecado que pueda arruinarnos.

Anuncios

En este pasaje bíblico que hablaremos el día de hoy. Descubriremos cuales son las causas y las consecuencias de “las tentaciones y diferencias que tienen con las pruebas”.

La tentación es diferente a la prueba

Usualmente cuando estamos en medio de una prueba solemos, así sea un poco, pensar mal de Dios. Algo así, como que Dios no nos ama o es malo, debido a que en ese momento nos encontramos en un estado emocional negativo. Solemos hacer preguntas: ¿Por qué Dios me hace esto a mí? ¿Acaso Dios no sabe lo que me esta pasando? Pero, ¿Qué hay de la tentación? Es algo en que pensar.

En ningún momento en el que he sido tentado nunca he pensado mal de Dios o que no está conmigo. Piénsalo, si te gusta el dinero, por ejemplo, y te encuentras un maletín con 1 millón de dólares en un restaurante. ¿Qué sientes o que piensas en ese momento? De seguro que dices algo así como ¡Qué bueno es Dios, me recompenso! Pero lo más seguro es, que ese dinero sea de alguien que lo necesita y que va a regresar por él.

En ese caso, es lo que debes pensar primero y estar dispuesto a cuidar el dinero de esa persona, esperar un tiempo considerable a que regrese, dejar una nota, buscar si hay un número de teléfono o algo así con lo cual poder contactar con esa persona. Hay un montón de formas en las que podemos actuar. Con el fin de, enfrentar la tentación de llevarte ese dinero y gastarlo en vanidades.

Anuncios

¿Dios causa la tentación?

Ahora, Dios es el principal responsable de la prueba y esto no debe sorprendernos, ya que él quiere que seamos santos. Nos otorga la oportunidad de pasar por dificultades, con el fin de mejorar. Todo es para nuestro bien, y nunca nos mandara una prueba que no podamos soportar (Salmos 11:5).

Pero la tentación es algo distinto. En la biblia esta: “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie”. En otras palabras Dios no tienta a nadie. Ni siquiera, el mismo puede ser tentado. Con esto ya sabemos que de Dios no viene ninguna tentación, sea la que sea.

¿De dónde viene la tentación?

La escritura dice: “sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido”.

Podemos entender entonces que, la tentación proviene ni más ni menos que de nuestra carne o de nuestro cuerpo físico. En realidad, con la capacidad de caer en la tentación, nacemos (Salmos 51:5).

Por supuesto, el ser humano si no se cuida y se mantiene cerca de Jesús, es muy probable que caiga en tentación. El pecado es algo que nos parece muy atractivo, nos seduce, enamora, parece razonable y más. Lo mejor que se puede hacer es velar y orar como dice Jesús porque nuestra carne es débil (Mateo 26:41).

Anuncios

Consecuencias de la tentación

Dejar que la tentación haga efecto en nuestra vida es lo peor que podemos permitir. La tentación puede hacer que ciertas cosas que nos ha costado mucho tiempo conseguir, desaparezcan en un momento.

La tentación trae consigo un deseo, un deseo trae consigo un pecado, y finalmente el pecado trae a la muerte. Además de que el deseo que trae la tentación es muy engañoso. A continuación ten en cuenta los siguientes ejemplos:

Adulterio

Puedes tener una relación matrimonial armónica, perfecta, eres feliz. Pero la tentación te engaña y te hace desear más. Terminas adulterando y pierdes tu matrimonio perfecto por solo 15 minutos de placer.

Despido

Puedes trabajar en una buena empresa, tener un increíble puesto y tener un buen salario. Todo está perfecto. Pero la tentación, hace un nido en tu cabeza y te hace sentir que necesitas más dinero para comprar cosas que en realidad no necesitas. Robas a la empresa para la que trabajas, te descubren y te despiden. Ahora quedaste con mucho menos que antes. No con más, y ese es el engaño de la tentación.

Cárcel

Tienes poco o nada de dinero y la tentación aparece de nuevo. Esta vez para hacer que cometas delitos como el “robo”. Te atrape la policía y termines en la cárcel, igual que en el caso anterior, con menos dinero del que tenías al principio.

Palabras finales

Para terminar, podemos decir que la tentación. No es una prueba como tal, ya que esta viene de adentro de nosotros y no de afuera. La resistimos, pero no tenemos que soportarla externamente. Es más que nada, deseos que trae consigo nuestro cuerpo físico, y que debido a ciertas circunstancias estos deseos se manifiestan.

Sin embargo, a pesar de no ser una prueba como tal. La tentación hay que resistirla, ya que puede arruinar nuestra vida. Tenemos que hacer como nos enseñó nuestro Señor Jesucristo, es decir, velar y orar constantemente para evitar ser tentados. Además de ser sabios y apartarnos de mal (Proverbios 14:16).

¿Y tú, que haces cuando te sientes tentado? Recuerda siempre confiar en el poder del espíritu santo y apartarte del mal.

© Hilda Hernandez. Todos los derechos reservados

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Hilda Hernández

Fiel sierva de Dios, y amante de Su palabra.

También Revise

Bosquejos Biblicos - ¿Por que Jesús puede estar a mi lado?

Diferencia entre Adán y Jesucristo

Mensajes Cristianos, ¿diferencia entre Adán y Jesucristo? Pablo habla de la gran diferencia que hubo respecto a Adán y  Jesucristo. Casi cualquier persona ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *