Diferencia entre Adán y Jesucristo

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Lectura Biblica: Romanos 5:14-15No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo”.

Pablo establece la diferencia entre Adán y Jesús

En este pasaje Pablo habla de la gran diferencia que hubo respecto a Adán y  Jesucristo. Casi cualquier persona conoce la historia detrás de nuestra caída, así esa persona no sea cristiana. Somos una raza caída que se encuentra en esta condición debido al pecado del primer hombre en la tierra.

Adán desobedeció a Dios, después se escondió de él y finalmente le echó la culpa de su pecado a su mujer Eva. Todo esto provocó la desgracia y trajo la muerte al mundo. Además, fuimos destituidos de la gloria de Dios y el pecado entró al mundo, y así hasta el día de hoy, el pecado, está presente en el mundo.

Anuncios

Pero Pablo menciona una esperanza. Un segundo Adán creado por Dios, de forma tal, que gracias a este segundo Adán, la humanidad es capaz de volver a reconciliarse con Dios por medio de él. Gracias a su obediencia a Dios y amor a nosotros es que, somos justificados delante de la presencia de Dios, por gracia y no por obras (Efesios 2:8-9).

¿Por qué pecó Adán y se llevo a todo consigo?

Al principio Dios hizo todo perfecto, puro y santo. Adán fue el primer hombre que Dios creó y Dios creó a Adán para que lo adorase, labrará el jardín del edén, colocase nombre a los animales y viviera en libertad. Solo le dio una única prohibición y fue que no podía comer de uno de los árboles del jardín. Lo cual junto con su esposa Eva, desobedeció (Génesis 3:6).

Por supuesto, En realidad Adán no desobedeció a Dios al pie de la letra, es decir, el no fue a buscar del árbol del fruto prohibido por su cuenta. Si no que fue su esposa Eva (luego de ser tentada por la serpiente) la que le dio de comer del fruto del árbol. Sin embargo, esto era algo que Adán debía reconocer, y así no lo tomase él, debido negarse a comerlo. Dios se lo prohibió, sea de la forma que fuese.

Anuncios

Aun así Adán y su mujer pecaron, después se fueron a esconder de Dios, y Adán le echó la culpa a su mujer de su pecado. Pero esto no queda ahí. Adán incluso le echa la culpa a Dios mismo, diciéndole: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” (Génesis 3:12)

¿Cómo somos justificados por medio de Jesús?

Llegados a este punto ya entendemos mejor lo que ocurrió. Así es como entró el pecado al mundo, es decir, la vergüenza, la desobediencia, los excesos, la muerte…, porque la paga por el pecado es muerte (Romanos 6:23).

Pero en el mismo pasaje de Romanos 6:23. Pablo aclara que el regalo de Dios otorga la vida eterna y nos justifica delante de él, y ese regalo se llama Cristo Jesús. Jesucristo fue el segundo Adán creado por Dios, el cual por medio de él, Dios pagó un rescate por nosotros.

Jesús a diferencia de Adán no nació en el jardín del Edén con todas las comodidades habidas y por haber. Jesús nació en un humilde pesebre, rodeado de paja y animales. Vivió y trabajó como un hombre normal de la época. Sin embargo se despojó de todo, con el fin de cumplir su propósito santo y a los 30 años inició su ministerio (Lucas 22:42).

Jesús obedeció en todo al padre, hasta en lo que de verdad no quería, en cosas que lo harían sufrir mucho a diferencia de Adán que, solo tenía que aguantarse. La obediencia de Jesús hizo posible que la gracia de Dios pudiera estar disponible para todos. Debido a que el pago por nuestros pecados lo hizo Jesús, y en el momento en el que reconocemos esto, pasamos de muerte a vida. Pero no cualquier vida, sino una vida en abundancia junto a Dios.

Anuncios

¿Qué podemos entender de este mensaje?

El mensaje aquí es que Adán, el cual representa a la humanidad, pecó y cayó en desgracia, y con el caímos todos, pues los hijos tienden a heredar muchas cosas de sus padres e incluso hasta las deudas. En este caso es así, el pecado de Adán lo heredamos todos, por lo que a todos nos debería tocar la desgracia y la muerte.

Pero no te preocupes, hay un salvador, un segundo hombre diseñado por Dios por el cual toda la humanidad tiene la oportunidad de ser salvada y justificada delante de Dios. Ese salvador se llama “Jesucristo”, y puedes aceptar ese regalo precioso que hoy te está otorgando Dios y tener una vida en abundancia junto a él hoy mismo.

¡Así que no esperes más y reconoce a Jesús como Señor y salvador en este momento!

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

>Mensajes de Interés



Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

El hijo pródigo en la Actualidad - Mensajes Cristianos

¿Matrimonio entre el mismo sexo? Parte II

Mensajes Cristianos... Todos los pecadores mencionados en la biblia pueden ser perdonados, sólo si se arrepienten de todos sus pecados y buscan el Perdón de Dios, mediante Jesucristo.

Un comentario

  1. Apreciado Julio «Jesucristo segundo Adán creado por Dios» NO, JESUCRISTO NO FUE CREADO NI DISEÑADO. ÉL ES DIOS. No tiene principio ni fin. DIOS ES.
    Bendiciones, JAIME VARGAS CR V/CIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *