La Ley y La Gracia

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Gálatas 5: 4-6 «De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.«

Introducción

En este pasaje daremos a entender que a pesar del el sacrificio que hizo Cristo por nosotros, unos se irán hacia otros caminos para llegar a ser salvos. Uno de esos caminos es la ley, nos referimos a la ley judía, medio por cual muchos creen que podrán ser salvos.

Es correcto que la ley salva, pero solo si la cumples toda, de otra forma serás condenado. Cristo nos hizo un gran favor al habilitar otro medio por cual somos salvos, esta es la “gracia”, un medio por el cual, solo creyendo en que Cristo pago por nuestros pecados y reconociéndolo como nuestro señor y salvador, somos salvos.

Anuncios

La ley

La ley de Moisés es un medio por cual las personas se podían salvar (si la cumplían toda), Israel pasó 1500 años con la ley antes de la venida de Jesucristo y no lograron vivir de acuerdo con los preceptos de la ley, cometían muchos faltas, errores y violaciones a esta. Eso está muy claro para todos aquellos cristianos que tienen algún tiempo en el cristianismo y conocen el antiguo testamento.

En el antiguo testamento, la ley era lo más importante, lo que buscaban seguir las personas y los líderes religiosos como los fariseos, pero por supuesto, ellos no la seguían (Mateo 6:2). Alguna que otra vez que los líderes religiosos hacían algo de la ley, y lo anunciaban a todo el mundo. La ley la tenían para lucirse prácticamente.

Por supuesto, la ley esclaviza y es incumplible a un nivel humano. Sin embargo, buscar seguirla es bueno, ya que es una ley establecida por Dios, y recordando las cosas que cambió Cristo. Un ejemplo de esto es que en la ley estaba escrito: “Ojo por ojo, y diente por diente” (Mateo 5:38). Puedes leer (Mateo 5:39) y ver lo que cambió Jesús en esta parte.

Jesús no vino a abolir a los profetas, ni a la ley, sino más bien, vino a hacer que se cumpla la ley. Saber las cuestiones de la ley es importante y tenemos que buscar cumplirlas lo más posible. Pero hay que recordar que la ley no salva a nadie, aunque con ella podemos tener una vida que agrade más a Dios.

Anuncios

En el libro de los Hechos capítulo 15, podemos ver como Pedro expone que ellos y sus ancestros no habían sido capaces de cumplir con los lineamientos de la ley y debido a esto, consideraban algo absurdo buscar imponérsela a los no judíos.

La gracia

Ahora, en vez de la ley, tenemos la gracia de Dios, que es traída a nosotros por medio de Cristo y su sacrificio en la cruz. Cristo fue el único ser humano capaz de cumplir con todos los lineamientos de la ley y los 10 mandamientos. Cristo era santo, perfecto y sin mancha.

El sacrificio de Cristo sirvió para que nosotros pudiéramos ser salvos por la fe y no por la ley. ¿Qué es más fácil? ¿Cumplir toda la ley o creer que Jesús pagó por nuestros pecados? La respuesta de la gran mayoría de seguro es: creer que Jesús pago por nuestros pecados. Así es, la gracia es un regalo.

Dios ha hecho que esto fuera así para que la salvación estuviera al alcance de todos nosotros. Por mas grande que sea tu pecado, Cristo ya pagó por eso en la cruz, tu solo debes creer que Cristo lo hizo, y aceptarlo como señor y salvador de tu vida.

La diferencia

La diferencia de la ley y la gracia es evidente. En cuanto a la ley, tenemos que aprendernos toda la ley y asegurarnos de hacer todo a la perfección, porque sino, estamos condenados, ¿sencillo no? ¡Claro que no! Es algo imposible.

Anuncios

En la gracia, solo tenemos que creer que Cristo pagó por nuestros pecados con su sacrificio en la cruz y reconocer a Cristo como señor y salvador. Si hacemos esto de forma honesta, el espíritu santo entrara en nosotros, nos vivificará y nos limpiará de toda culpa que tengamos. Es un regalo de Dios.

Conclusión

La ley fue creada como un medio para que el pueblo de Israel se organizara, viviera y fuera salvo. Aunque en realidad, estas personas no podían cumplir toda la ley, todo el tiempo y ya por solo una coma de la ley que no cumplieran, eran condenados.

La ley ayudó a demostrar que el ser humano necesita de un salvador, y que en realidad no podemos hacer nada sin Dios. Por eso Dios mando a alguien que pagara nuestras culpas por no poder cumplir con la ley. Y ese “alguien” fue Jesucristo, el enviado por medio del cual Dios nos entrega el increíble obsequio de la gracia, para que todos podamos ser salvos por la fe.

¿Has creído que puedes ser salvo cumpliendo la ley o por algún otro tipo de obra humana? ¿Sabes que la gracia que Dios otorgada por medio de Cristo es lo único que puede salvarte? Solo por medio de Cristo hay salvación.

>Mensajes de Interés



Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Central de Sermones... Mensajes Cristianos

¡Está en ti, avívalo!

Mensajes Cristianos, el fuego de Dios se apaga dia a dia con tanta maldad que hay en nuestro alrededor. No permitamos que el mal nos apague por completo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *