Inicio / Mensajes Cristianos / El rescate de la condición original

El rescate de la condición original

Mensajes Cristianos

“…el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 4 hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos…” Hebreos 1:3-4

El hombre en su inmensa arrogancia, arropa con la  ciencia su terquedad de corazón, somos hechos a imagen y semejanza de nuestro Padre, pero recuerden hermanos míos que somos una copia imperfecta y finita de algo inconmensurable, infinito, inigualable e intrascendental por nuestra parte.

Es precisamente las cualidades del Padre las que anhelan los hombres de espíritu rebelde, pero quieren  sus cualidades, más sin embargo no cumplen sus mandamientos.

Lleguemos a la inmortalidad, matando, lleguemos a la sabiduría, ocultando, lleguemos a los cielos aunque para  ello tengamos  que quemar la tierra. Ese es el camino por donde anda transitando una gran parte de nuestros congéneres.  Vean y valoren en esta edad como la ciencia es el arma que apunta a los hombres, la ciencia aniquila, disminuye, empobrece, resta.

Nada es dado a cambio de nada, el día que el hombre acepte la palabra del Padre, cuando la historia sea consumada, cuando sea la hora del fin de las cosas, aquellos que prevalecerán, los que han andado por el  camino sin sentarse a descansar aunque sus pies estén agrietados, los que así sean. Verán, conocerán, admiraran, y entonces dirán.

La Gloria de Dios es  abundante, compensadora y suficiente, fuera de ella todo carece de fundamento.

El Padre Celestial  creó al hombre y a la mujer para que multipliquen la humanidad (Génesis 1:28), la más preciada de sus obras, para que se multiplicaran en número al amparo  de su Gloria por toda la eternidad. Este  fue y sigue siendo  el objetivo del Padre para con nosotros.

Oh padre tan misericordioso, tan magnánimo, que creas, pero creas con libertad, no pides nada a cambio de la vida que das, no pides nada por los dones que regalas, el bien solo en el bien se sustenta.

El pecado original, aquel que corrompió la  humanidad, transformo la conciencia del hombre, la hizo imperfecta para el completamiento del plan Divino, hace que el hombre se vea en la  necesidad de buscar afanosamente en el  mundo, cuando su Padre es inmensamente rico e inmensamente amoroso en los Cielos.

Pero el hijo tiene que aprender a valorar las riquezas para que el padre pueda entregárselas, de lo contrario tendrá que continuar afanándose en el mundo para aspirar a lo que  por derecho de nacimiento le correspondía, ahora tiene que ganarlo demostrando su amor y respecto al Padre, y sustentar la Fe de que el Padre depositara riquezas inagotables en favor suyo.  Intención del Padre demostrada mediante el sacrificio de su amado Hijo Jesús Cristo en favor de los hombres.

Pongamos nuestro corazón en Cristo

“…Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria…” Colosenses 3:2-4

Él esta ahí para revelarnos su misterio, su amor y su gloria. Seamos salvos por el solo hecho de creer y de llevar la dulce carga de la corrección de lo dañado, restauremos nuestra condición de nacimiento.

“…Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan…” Hebreos 11:6

Crean hermanos míos, crean y tengan Fe, y podrán ver a Dios un día, podrán  convivir con ÉL.

Se agotara el sufrimiento, conocerán el fundamento y el propósito mismo de nuestra existencia, propósito y fundamento que comienza aquí, en la tierra, aquí en su ser, comienza con su relación amorosa con el Padre, relación que se transforma en obras de bien y entonces usted será gozoso de ser un árbol que da buen fruto de vida.

Amen.

© Santiago Padró Tamayo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Santiago Padró Tamayo

Revise también

Cuando el silencio de Dios te cura - Central de Sermones

Andando en amor

Mensajes Cristianos... La oración de Jesús por nosotros, pidiendo que el amor del padre por el hijo este en nosotros. La vida sin amor es muerte. Amar es...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *