A Dios nadie le vio jamás

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Juan 1:18

Introducción 

Nuestra fe es puesta a prueba cada día por un mundo incrédulo y ateo. El pseudocientífico que considera que sólo es real lo que puede poner bajo su microscopio. Por el racionalista que está convencido de que la fe es un tema de ignorancia. Por el materialista que se ocupa sólo de lo que su dinero puede comprar e incluso, y por el hedonista a quien sólo le interesa lo que le puede generar placer a su cuerpo. Y entre todas estas pruebas, el cristiano, con firmeza puede gritar a los cuatro vientos que Dios existe, a pesar de que no lo podemos ver.

A Dios nadie le vio jamás

De la misma manera que Jesús, cuando caminó entre los hombres, realizó signos visibles y extraordinarios para reforzar la fe de sus discípulos, de la misma manera, Dios creó el universo dejando muchos signos para conocerlo.

Anuncios

Basta abrir bien los ojos, para encontrar innumerables evidencias de la presencia de Dios en el mundo, porque para empezar los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos (Salmo 19). Aunque «a Dios nadie le vio jamás«, podemos conocerlo por medio de su Palabra. Pero también por medio de sus obras porque de alguna manera, la creación es también una revelación que nos permite vislumbrar algo de los atributos de Dios.

La palabra de Dios es la principal revelación

Ciertamente la palabra de Dios es la principal revelación por medio de la cual conocemos cómo es Dios; aunque hay otra maravillosa forma de conocer a Dios, que es por medio de su creación.  Puesto que las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo (Romanos 1:20).

La inmensidad del universo nos es aún desconocida, y es un dato que un científico puede poner bajo estudio, no de un microscopio, sino de inmensos telescopios y sondas espaciales. Aún no es posible calcular la inmensidad del universo porque tan solo en nuestra galaxia existen más de 100 mil millones de soles como el nuestro, con sus correspondientes planetas circundantes. Por eso se calcula que nuestra galaxia tiene un diámetro de más de 100 millones de años luz.

Estamos hablando de dimensiones tan inmensas que nuestra mente no puede procesar. Mucho menos si pensamos que según los últimos descubrimientos del telescopio espacial Hubble. En el universo hay entre 100 mil y 200 mil millones de galaxias como la nuestra. Sólo Dios podría construir tal vastedad. «!!Cuán grandes son tus obras, oh Jehová! Muy profundos son tus pensamientos. El hombre necio no sabe, Y el insensato no entiende esto.» (Salmo 92:5-6)

Anuncios

Dios es infinito

Dios es un gran ordenador, un gran matemático, y por la inmensidad del universo hemos aprendido que Él es infinito. Esa es su huella, es el signo que nos ha dejado para conocerlo. Ese ser infinito y omnipotente es nuestro Padre y vela por las aves del cielo y cada uno los cabellos de nuestra cabeza (Lucas 21:18).

Pero además la observación del universo nos lleva a aprender algo más: nuestro Dios es un Dios hermoso, infinitamente bello, que ha creado un universo estético en todas sus dimensiones. Podemos acercarnos a la belleza de Dios contemplando un hermoso amanecer cuando el sol con sus tonos naranjas y rojizos comienza a iluminarnos.

Nos damos cuenta de la belleza de Dios cuando observamos la inmensa diversidad de animales y seres hermosos que pululan por todo el mundo: en el cielo, en el agua o en la tierra. Desde una orquídea, un hipocampo o un colibrí, todo lo que encontramos en el mundo es una criatura de Dios que revela su belleza, aunque sólo sea de manera limitada, pero no por eso es menos real. Si el rostro hermoso y tierno de un bebé nos llena de amor, ¡cuánto más hermoso debe ser el rostro de Dios!, de quien el hombre es imagen y semejanza.

Conclusión

El cristiano da respuestas valientes sobre su fe porque tiene la certeza de que Dios lo respalda con su creación. Debemos mantener cada día una actitud de gratitud hacia Dios que como un padre amoroso nos regala su inmensa y hermosa creación cada día.

© Elena Torres. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Elena Torres

Fiel servidora del Señor. Aunque no soy pastora, me gusta compartir lo que el Señor pone en mi corazón con mis hermanas en Cristo. Espero que estos mensajes te sirvan de bendición.

También Revise

Sermones Cristianos - La iglesia dormilona

La pereza

Mensajes Cristianos, surge una pereza que nos aplasta y no nos permite encontrar el motivo que impulse nuestra tarea. Y los cristianos sabemos que el verdadero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *