Hágase como tú quieras

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: Mateo 15:28 «Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.»

TEMA: HÁGASE COMO TÚ QUIERAS (Una Fe que impacta)

  • (REUNIÓN VIGILIA DE MUJERES Iglesia La Cosecha 15 Noviembre 2019)

INTRODUCCIÓN 

Anuncios

En esta ocasión echaremos un breve vistazo a un pasaje de la Biblia, donde la protagonista de la historia se parece mucho a muchas mujeres de nuestro tiempo. Y cuando digo se parece, es en el sentido figurado, ya que al igual que esa mujer muchas  (y muchos) tienen una necesidad que de ninguna manera han podido solucionar. Si bien es cierto que esta mujer estaba batallando con su hija, la cual decía tenía demonio, que dicho sea de paso no es otra cosa sino un ser maléfico, o una cosa mala sobrenatural y malvada que la atormentaba.

Mateo 15:22-24 «Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: Señor, ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. 23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. 24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.» 

Ninguna persona de ustedes tenga quizá este tipo de problema, pero en cuanto a lo difícil y devastador del caso si se asemeja. Se asemeja también en cuanto a que nadie puede ayudarles y lo que es peor, nadie quiere ayudarles, ni propios ni extraños.  En esta historia podemos ver realmente la situación tan adversa que atravesaba aquella mujer CANANEA.

Primero el tan sólo ser Cananea le era contrario para obtener aquello tan anhelado.

Los cananeos eran descendientes de Cam hijo de Noé, ellos se volvieron idólatras y tenían dos dioses a los cuales daban culto con vehemencia.  Uno de esos dioses los Hebreos ya lo conocían porque en la tierra de Egipto los egipcios lo adoraban también, ese dios era “El-Il-Dagan” un dios difundido mayormente por los Hicsos, el otro dios era su hijo Baal-Hadad-Hammon.

Anuncios

Los cananeos eran vistos con desprecio, los tenían en poco, eran poco menos que nada dada su idolatría y dada su condición de expulsados también, ya que eran los Cananeos y los Jebuseos quienes habitaban las tierras que Dios había prometido a los Israelitas y que para ese entonces ya la estaban habitando.

Jesús estaba en Genesaret (Lago de Galilea) y decide ir hacia Tiro y Sidón y fue allí donde se encuentra a esta mujer que lo único que provocaba era enojo a cualquiera de ellos e incluso, a Jesús le era indiferente hasta ese momento. (vers. 23 Pero Jesús no le respondió palabra.)

Jesús después de que la mujer se acerca y le dice su problema, le contesta de una manera que a decir verdad no era lo que ella esperaba recibir de Jesús. (vers. 24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.)

En otras palabras, “hazte a un lado ya que no he venido a ayudarte a ti sino a los hijos de Israel y no a los cananeos idólatras”.  Tan siquiera fueras samaritana, dado que los samaritanos son de la casa de Israel. Yo no sé ustedes, pero si a mi me dicen eso inmediatamente me hubiese ido de ese lugar sin chistar. 

Creo que muchos se identifican con esta mujer en muchas ocasiones que han buscado ayuda espiritual, moral o de cualquier tipo con personas que sabemos y creemos que nos pueden ayudar y estas personas de una manera u otra te han ignorado y te han hecho a un lado para ayudar a quienes ellos piensan merecen ser ayudados, en otras palabras, a cualquiera ayudan menos a ti.

Anuncios

Muchas (y muchos) de ustedes quizá han estado en situación similar, o lo que es peor, están en esa situación; Situación donde nadie vela por ti, donde nadie se preocupa por ti o por lo que te está pasando. Y quizá también has pedido ayuda y tan sólo has tenido por respuesta el rechazo y la indiferencia; Así de la misma manera que la mujer cananea cuando Jesús ni siquiera le respondió. Déjame decirte algo muy importante.

No desmayes, no claudiques, no tires la toalla, aún hay esperanza, no tengas miedo seguir pidiendo ayuda para arreglar tu situación. 

Isaías 41:10 «No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.»

Ten ánimo, la cosa no termina aquí, Jesús le dijo a una mujer que también sufra una enfermedad muy grave. Mateo 9:22 «Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.» Siempre habrá quien se quiera interponer entre tú y la solución a tu problema, llámese como se llame tu problema.

El enemigo sabe bien que cuando tu buscas en el lugar correcto esperando salir de una vez de ese problema, él empieza atacar de muchas maneras y en todos los frentes, y en algunas ocasiones usa a quienes deberían ayudarte y, hace todo esto con el fin de desanimarte e incluso usa a personas para que hablen en tu contra con el único que puede ayudarte y todo esto con el fin de que no te ayude.

>Mensajes de Interés



Acerca Pr. Alejandro Solórzano Rodriguez

También Revise

Estudios Biblicos - ¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad?

La verdadera importancia del evangelio

Mensajes Cristianos... Uno de los errores mas graves que se están cometiendo a día de hoy dentro de las congregaciones Cristianas a lo largo del mundo es el de devaluar el evangelio...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *