Contrapunto

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Mateo 13:13-17

Tema: Paradoja, ¿se ha hecho de la Gran Comisión, la Gran Omisión?

INTRODUCCIÓN

Allá en el pueblo donde me crié, tuve la fortuna de haber vivido y ser criado por un hombre el cual también me enseñó a trabajar (mi padrastro) por un tiempo vivimos en la casa del padre de él, su padre tenía una manera muy peculiar de decir las cosas y por consecuencia una manera de dar una enseñanza con ello.

Anuncios

En una ocasión que estábamos en el corral de su casa viendo las vacas, los toros y becerros, uno de mis amigos (que dicho sea de paso era como un primo, era hijo de un hermano de mi padrastro) intentaba montar uno de los becerros que ahí estaban, se oía la voz de la mamá de mi padrastro decir “¡Hey muchacho bájate de ahí!, ¡bájate de ahí, que te va a golpear ese animal!”.

Esta acción se repitió por un par de veces más, hasta que el papá de mi padrastro con su peculiar forma le dice, “no mujer, no le digas bájate del animal, así no entenderá nunca, mejor dile así, y empezó a gritarle a mi amigo; ¡Súbete muchacho!, ¡Súbete para que te tumbe!, ¡Súbete para que te tumbe, súbete para que te lastime!. De inmediato mi amigo desistió de subirse al becerro, “por lo menos por ese día”.

Contrapunto o paradoja le podemos llamar a acciones como estas, en donde se nos tiene que decir algo diferente para que entendamos; O también se nos tiene que decir algo contrario para que dejemos de hacerlo o también para que podamos hacerlo según sea el caso. 

En la Biblia tenemos muchos casos de estos, donde se ha dicho algo para que no lo “hagan” y la gente termina haciéndolo. Quiero que leamos un pasaje de la Biblia que ejemplifica parte de lo que les acabo de decir. (Mateo 13:13-17).

Anuncios

Proposición: Mensajes que Dios quiere que entendamos y/o digamos…

I. QUE DEBEMOS DAR FRUTO

Mateo 13:18-23 «Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: 19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. 20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza. 22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.»

Pero, ¿cómo daremos fruto si no compartimos su Palabra?

Romanos 10:14-17 «¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: !!Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! 16 Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? 17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.»

 La pregunta acá es. ¿Tienes oídos para oír? Entonces oye lo que el Espíritu dice a la Iglesia.

Anuncios

F.T. Esto nos lleva al siguiente punto, Dios quiere…

II. QUE COMPARTAMOS SU VERDAD

Mateo 8:1-4 «Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. 2 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. 3 Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció. 4 Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote, y presenta la ofrenda que ordenó Moisés, para testimonio a ellos.»

En esta orden de Jesús, hay dos cosas para resaltar:

  • Dios sabe que nuestra naturaleza es hacer lo contrario a lo que se nos dice o recomienda.
  • Que podemos interferir en el mover de Dios en las personas.

Acerca Alejandro Solórzano Rodriguez

Siervo de Dios

También Revise

Bosquejos Biblicos.. El gozo de Cristo en el cristiano

El gozo de Dios

Dios busca adoradores, si nosotros somos esos adoradores podemos estar seguros que le agradamos, que se goza de nosotros y que nos bendice con toda...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.