Humillados ante Dios

Mensajes Cristianos

 Mensajes Cristianos Texto Biblico: 1 Pedro 5:6

Introducción

No existe ningún lugar más elevado para el ser humano que estar humillado delante del Dios Todopoderoso. La biblia nos invita a estar humillados delante de Dios, en 1 Pedro 5:6A podemos leer “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios…” Pero, ¿qué significa humillarse delante de Dios? significa que reconocemos nuestra condición humana, nuestras limitaciones y que Dios tiene todo el poder y sabiduría.

El hombre controlador

Una de las características de los seres humanos es que nos gusta tener las cosas bajo control. Usamos reloj y agenda pues nos gusta controlar, en cierta medida, el tiempo. Corremos de arriba para abajo buscando sobresalir y disfrazarnos de importancia.

Sin embargo, hoy por hoy el estrés es una enfermedad que aqueja a muchas personas. Vivimos en una época de consumismo desmedido, de estar ocupados todo el tiempo y de impedir que nuestro espíritu se comunique con el creador. ¿por qué nos estresamos y afanamos? porque queremos solucionar todos los problemas, con nuestras fuerzas y por nuestros medios.

Uno de los males más grandes que se observan en la sociedad actual es esto: el ser humano sufriendo al acabarse sus fuerzas intentando solucionar aquello que le preocupa y hasta entonces acude a Dios. ¿Y cuando se busca a Dios con todo el corazón qué es lo que encontramos? a un Dios amoroso que todo lo puede. Sí, Él puede dar solución hasta el problema más difícil que tengamos.

La razón por la que el ser humano no se humilla delante de Dios es simplemente por orgullo, porque sobreestima sus capacidades e ignora que todas ellas son dadas por Dios. Pero no es a Dios a quien debemos resistir, sino al diablo, quien huirá si le resistimos en la fe.

Lo que Dios pide

No es necesario que las fuerzas se acaben y que se agoten nuestras opciones para buscar de Dios. Las escrituras indican que primero debemos buscar las cosas de Dios (Mateo 6:33), si esto hacemos todas las cosas que necesitemos serán cubiertas. En 1 Pedro 5:7 se puede leer “echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros”. ¿Qué más podemos necesitar si Dios nos cuida? absolutamente nada.

Así es que todos los afanes y preocupaciones lo único que debemos hacer es dejarlos en las manos de Dios y Él se encargará. No esperemos hasta el último momento y en nuestra desesperación busquemos a Dios, sino desde el principio entregarle a Él todo.

Es sorprendente saber que hay un Dios que nos cuida, que tiene todos los recursos y da soluciones creativas a cualquier problema. La solución no está lejos, está a una humillación ante Dios. Al hacer esto estamos reconociendo que nuestro Dios todo lo puede y sin Él nada podemos hacer, es una forma de adorarle.

Resultado de humillarse delante de Dios

La biblia dice en 1 Pedro 5:10Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, Él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”. Al humillarnos no lo hacemos ante un ser humano sino ante el Dios Todopoderoso. Esto es lo más importante, saber que ante quién nos estamos humillando es nada menos que el creador de todo lo que existe. Él tiene todo el derecho de ser reconocido por la humanidad entera.

Podemos ver la mano de Dios en nuestros problemas, estar en primera fila viendo cómo Él obra. Seguramente nos hemos sorprendido más de una vez observando sus obras, cómo de manera creativa esos problemas son resueltos uno a uno. Las formas que Dios usa son los más creativos, con recursos ilimitados y de maneras sorprendentes.

Cómo leemos en el texto bíblico, lo que Dios hace es perfecto, nada le faltara a su solución, nada se le escapa. Reconozcamos que con nuestra fuerza lo que podemos hacer es limitado, más lo que Dios puede hacer no tiene límites.

En la gracia de Dios

El resultado de no humillarse delante de Dios será enfrentarse con la resistencia del creador mismo. En Santiago 4:6 podemos leer “…Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” y más adelante en el versículo 10Humillaos delante del Señor y Él os exaltará”.

Es así como nos podemos dar cuenta, que humillarse ante Dios no es nada malo, al contrario es lo mejor que podemos hacer. No hay nada mejor para cada persona que ser exaltado por el creador mismo, por Dios Todopoderoso.

Conclusión

Debemos entregarle todo, reconocer que sin Él nada podemos hacer y que con Él todo es posible.  También debemos comprender que Él resolverá cuando mejor nos convenga, no necesariamente en el tiempo que nosotros queremos, sino en el tiempo de Dios. El tiempo de Dios es perfecto. Es difícil estar esperando sin saber cómo Dios resolverá o cuando lo hará, pero es una prueba a nuestra fe.

Si esto haces, Dios te exaltará. 1 Pedro 5:6Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo”. Deja que Dios te exalte, deja que Dios resuelva, espera en Él y Él hará. Te sorprenderá, déjale a Él todo el control de tu vida, espera confiando solo en Él.

Humíllate delante de Dios y estarás en su gracia, y esta gracia te dará bendiciones sin límite.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos Cortos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos.. ¿A quien enviare?

¿A quién enviaré?

La palabra de Dios es predicada, el universo entero declara la gloria del Señor. Pero Dios pregunta quién ha creído el anuncio del Señor. No todos vienen al..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *