La fe

Mensajes Cristianos

Vivir por vista

Existen dos maneras de vivir en este mundo, una de ellas es vivir por vista. Vivir por vista significa que todas nuestras decisiones se basan en aquello que podemos ver, tocar, etc. Todo aquello que percibimos con los sentidos.

En esta forma de vida la razón y la lógica reinan. Podríamos decir que es una existencia material, física, basada en las leyes de la naturaleza. Esta forma de vida impera en la actualidad y si no está regido por estas leyes, simplemente no existe y no tiene parte en la realidad.

El caso de Tomás

En la biblia encontramos el relato de cómo Jesús se apareció a sus discípulos después de haber resucitado (Juan 20:19-23). Tomás no estaba en esa ocasión con el resto de los discípulos y ellos le contaron como se había aparecido el Maestro y le habían visto resucitado. Pero Tomás no les creyó, él necesitaba alguna prueba física de que el Señor estaba vivo (Juan 20:24-25).

Los discípulos habían pasado más de tres años con Jesús y vieron infinidad de milagros durante ese tiempo. Incluso Jesús les había indicado que al tercer día después de su muerte regresaría. Sin embargo esto no fue suficiente para Tomás quien seguía incrédulo a las palabras de los discípulos.

Actualmente, quien no piensa como Tomás (vivir por vista) es tildado de loco, fanático o lunático. Toda clase de calificativos despectivos contra quien ose a revelarse a este tipo de pensamiento. Desde pequeños se nos enseña y constantemente se nos recuerda por todos los medios que las reglas naturales no pueden ser violadas o cambiadas. Crecemos con estructuras mentales definidas e inquebrantables. Sin embargo aún existen personas que  se revelan a este tipo de pensamiento y se atreven a pensar diferente.

Vivir por fe

La otra forma de vida es vivir por fe. En esta forma de vida no rigen las leyes naturales. En la biblia encontramos infinidad de casos de personas comunes y corrientes que se atrevieron a creen en Dios, de una forma tan especial que vieron cosas inexplicables.

El caso de Pedro

En Mateo 14:22-33 leemos el relato de cómo los discípulos se encontraban siendo azotados por inclemencias del tiempo en un barco, sin Jesús. Ellos se encontraban muy asustados pues era probable que el barco en el que estaban naufragara.

Cuando de repente ven a Jesús caminar sobre las aguas. Al principio ellos no creen que fuera el Maestro pues físicamente ¡es imposible que alguien camine sobre las aguas!. Mas Pedro se atrevió, de una manera impulsiva, a creer y le dice al Maestro que si Él es también caminará sobre las aguas. Jesús le ordena que baje de la barca y que camine sobre las aguas y Pedro camina como por tierra firme.

Pedro se atrevió a creer que, con Jesús, las cosas imposibles se vuelven posibles. El resto de los discípulos se encontraban en ese momento muy asustados e incrédulos al ver lo imposible. Pero Pedro sabía que con Cristo caminar sobre las aguas era una realidad. Dando ese paso de fe, puesta la mirada en Jesús, Pedro hizo lo imposible.

Cree solamente

Las leyes físicas sí pueden ser violadas por aquel que las creó. Dios puede hacer que la lluvia caiga o deje de caer (1 Reyes 17:1). Que los muertos resuciten (Juan 11:38-44). Que el día se alargue (Josué 10:13). Puede crear todo lo que existe de la nada (Génesis 1:1) El creador de todo puede manipular las leyes físicas a su antojo.

La salvación se nos ofrece y para poder acceder a ella debemos de dar un paso de fe (Romanos 5:1). Como Pedro debemos creer. Y después de dar ese paso para salvación nuestra vida entera debe regirse por la fe.

En Hebreos 11 podemos leer acerca de muchos héroes que actuaron, no por vista, sino por fe. Ellos vivieron confiando en que las cosas que aún no eran llegarían a ser una realidad. Pues confiaban en Dios y Él llama las cosas que no son como si ya fuesen (Romanos 4:17).

Los apóstoles le pedían a Jesús que aumentara su fe, pues como dice la escritura, sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6). Vivir por fe es dejar de creer en lo que percibimos por los sentidos, dejar de pensar racionalmente y creer que lo imposible puede ser una realidad en Dios.

Debemos constantemente pedirle a Dios que aumente nuestra fe para confesar las cosas que no son como si ya fueran reales. Solo a través de esta forma de pensamiento podremos ver las maravillas de Dios.

Debemos creerle a Dios no solo en algunos aspectos de nuestra vida, sino en cualquier circunstancia, tener fe a cada paso que damos. Debemos estar sumergidos completamente en Él y es entonces cuando experimentamos lo sobrenatural. Si vives por vista experimentaras lo natural, si vives por fe experimentaras el verdadero poder de Dios.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos.. La humillación de la soberbia

La humillación de la soberbia

Mensajes Cristianos. Una persona que es soberbia cree que siempre tiene la razón y no aceptan que se les lleve la contraria. También es característica de..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.