Omnipresencia de Dios

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.Salmos 139:7-8

Introducción

Dios está en todos lados. Este hermoso salmo escrito por el rey David nos muestra que no importa el lugar donde estemos, Dios está ahí. Si nos fuéramos lejos, ahí llega la misericordia de Dios. 

Adán se escondió (Génesis 3:8)

Cuando Adán pecó, se escondió de la presencia de Dios, pero no pudo estar oculto, pues nada hay oculto para Dios. Podemos actuar mal y pecar, esconder nuestro pecado y seguramente pasará desapercibido un tiempo a los hombres. Pero no podemos ocultar ni siquiera un mal pensamiento de la presencia de Dios. Dios está en todas partes. 

Anuncios

Probablemente en otro tiempo nos escondimos de Dios, como Adán, pero Él nos alcanzó con su palabra y por su misericordia. Llegó un día a nuestro corazón y fue imposible decirle que no entrara. Él tocó la puerta y le abrimos nuestro ser a su presencia, y desde entonces no podemos estar sin Él. Dios llegó y lo llenó todo. Nuestros pensamientos, nuestras acciones, nuestros deseos, todo está inundado por el Señor. 

Nada podemos ocultar de Dios. Él es la luz y lo ilumina todo. Aunque hagamos algo en lo oculto, en la oscuridad, Dios lo ve y conoce todas las cosas. Para nosotros hay diferencia entre lo que podemos ver y lo que no, pero para Dios no hay nada oculto.

Andemos como hijos de luz (Efesios 5:8)

Dios es luz y en Él no hay tinieblas. El nos pide que andemos como hijos de luz. Andemos en todo nuestro andar como se anda en el día. Seamos transparentes, siendo nuestro si, si y nuestro no, no. Que seamos iguales de día como de noche. Que seamos iguales con la familia en lo privado que con los compañeros de trabajo en público. Debemos ser una sola persona y actuar de una sola forma. 

Debemos ser hijos de Dios perfectos, como Él quiere y actuar siempre conforme a su voluntad. Esto lo alcanzamos con comunión íntima con Él. En nuestros tiempos de oración, en nuestras vigilias, en nuestros ayunos.

Anuncios

Pero también en nuestro día a día, constantemente debemos hablar con nuestro Señor y pedir instrucción antes de actuar por nosotros mismos. Esto no es una limitación para nosotros sino nos permite libertad pues Él toma el control y de esta manera nada malo puede pasar. 

Alumbremos el mundo (Mateo 5:14)

No solo debemos andar en la luz, sino debemos alumbrar a los demás con la luz de Cristo. Dios nos envía a predicar su palabra y a enseñar como es la vida cristiana. Cuando somos transparentes, en todo tiempo y en todo lugar somos los mismos hijos de Dios que dependen de Él para todo. 

Y si estamos en luz no es para ocultarnos y no ser de bendición para los demás. Todo lo contrario debemos alumbrar a los demás y mostrarle a todos que la vida en Cristo es una vida de victoria, de paz y bendición. Con nuestro testimonio podemos predicar las maravillas de Dios. 

Debemos estar más cerca de Dios para que podamos brillar más, pues no es nuestra luz la que alumbra, sino la luz de Dios reflejada en nosotros. No es nuestra luz propia sino la luz de la misericordia de Dios que nos alcanzó. 

Andemos en santidad (1 Pedro 1:16)

También debemos enseñar que Dios está en todo lugar. Dios nos ve cuando caminamos, cuando vamos al trabajo, cuando vamos a la universidad, cuando vamos a dormir, cuando vamos a visitar a los amigos, cuando vamos a recrearnos. Dios está en todo lugar.

Anuncios

Y si Dios está en todo lugar Dios me ve todo el tiempo y no puedo hacer algo que le desagrade. Si comprendemos la omnipresencia de Dios aprenderemos a vivir en santidad todo el tiempo pues no haremos algo que sabemos ofenderá a Dios. 

Sin santidad nadie verá a Dios. Esto es imposible para nosotros, pero con la ayuda de Dios todo es posible. Debemos pedirle que nos santifique cada día, si le fallamos pidámosle perdón y Él es fiel y justo para perdonarnos. Esto no significa que podemos pecar y luego venir, pedir perdón y seremos perdonados. Esto significa que Dios comprende nuestra debilidad pero conoce nuestro corazón y sabe cuando somos sinceros y nos arrepentimos profundamente. 

Dios está en todas partes. Está en este momento con nosotros, a nuestro lado. En las tribulaciones no nos deja, en los momentos difíciles no los abandona. Él siempre está a nuestro lado y aunque quisiéramos escondernos no podemos, pues Él todo lo llena y en todo lugar nos ve y acompaña.

Vivamos en santidad, Dios ve todas nuestras acciones y pensamientos. Aunque nadie más lo vea, debemos saber que ahí está Dios. Dios quiere que vivamos en santidad sabiendo que Él todo lo ve. Dios está en todas partes. Está ahí, ahora a tu lado. Adorarle y alabarle porque el Dios Todopoderoso te acompaña.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos.. Delante de Dios

Delante de Dios

Mensajes Cristianos Cortos. Cuando Dios se levanta la tierra tiembla. Es tan grande su poder que aún el universo tiene el sello de Dios, la muestra de su poder

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.