La misericordia de Dios

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.Salmo 51:1

Introducción

Sabemos que la misericordia de Dios es para siempre. El Salmo 51 fue escrito por el rey David en un momento de dificultad con Dios. David había tomado para sí una mujer casada y al esposo de ésta lo envió a la parte fuerte de una batalla para que muriera y así quedarse con su esposa. 

David tuvo ocasión de pecar un día que se quedó en palacio en lugar de ir a la batalla. No hay duda que la mente ociosa trae muchas dificultades a los hijos de Dios. David había sido intachable y se dice de él que era un hombre conforme al corazón de Dios. Pero hasta él cayó en la tentación cuando miro a la mujer que se bañaba.

Anuncios

Todos pecaron

No hay ninguna persona de la que pueda decirse que no ha pecado. Únicamente Jesucristo quien fue tentado en todo pero sin pecado. David era tenido en mucha estima y era recto delante de Dios, nadie pudo tal vez imaginar que David haría lo que hizo. El pecado de David fue terrible delante de Dios. Adulterio, asesinato. 

El enemigo busco ocasión para tentar a David y él al quedarse en casa en lugar de estar combatiendo con el ejército de Israel fue la oportunidad perfecta. David contempló a la mujer y la codicia. No le importo que fuera casada y procuró matar a su esposo, consiguiéndolo en una batalla a la que lo envió a lo más fuerte de esta. 

David se aprovechó de su condición de rey para obrar como bien le pareció, no consultando a Dios en lo que debía hacer. Simplemente actuó no tomando en cuenta a Dios, pues sabía que lo que hacía era malo. Por eso cerró sus oídos a Dios y actuó impunemente. Al menos eso creyó él que pasaría. 

Dios no puede ser burlado

Pero Dios no puede ser burlado. No hay nada que se escape de su conocimiento. El mismo David en uno de sus salmos dice que aunque se esconda en el fondo del mar, ahí encontrará a Dios. No hay lugar al que podamos ir que esté fuera de la presencia de Dios. 

Anuncios

Para Dios no hay nada oculto. Así como Dios se complacía con los cantos de David y de cómo era un hombre conforme a su corazón, así subió su pecado delante de Él. Dios vio esos actos y envió a un profeta para reprenderlo. David al principio no comprende la parábola del profeta Natán pero este le declara palabra de Dios y de cómo el Señor lo castigaría. 

Dios no puede estar en un lugar con pecado, y el pecado llego a David y estaba en su corazón. Dios le dice que le habría dado mucho más de lo que ya tenía, más victorias, paz en su reino. Inmediatamente David reconoce su error y se arrepiente de todo su corazón. Dios le perdona su pecado. 

El perdón de Dios

Dios no puede estar en medio del pecado. David se arrepiente y Dios le perdona. Dios es un Dios misericordioso. Podemos ver en el salmo 51 como fue el arrepentimiento de David y como le pide a Dios de todo su corazón que le perdone sus pecados.

David le pide perdón a Dios arrepintiéndose de todo corazón. Así debe ser el arrepentimiento, no solo decirlo pedir perdón de palabra, sino con sinceridad reconocer que hemos actuado mal delante de Dios. David reconoce cada uno de sus pecados y los trae delante de Dios y pide perdón por ellos. Ya no encubre más sus actos sino los declara para tener la oportunidad de ser perdonado por el Señor.

David también reconoce que solo a Dios debe acudir pues a Él lo ha ofendido y sabe que puede acudir a su misericordia para obtener el perdón debido. Sabe que al tener perdón de Dios es un perdón sincero y que no se acordará Dios nunca más de  sus pecados si su misericordia viene sobre él.  Solo de Dios podemos obtener misericordia.

Anuncios

Sabe también David que si Dios le perdona volverá a sentir alegría, se volverá a gozar delante de su presencia y su Espíritu vendrá a él. Si Dios le perdona sus transgresiones volverá a cantar y danzar delante de su presencia con gozo. Volverá a adorarle en espíritu y verdad.

La misericordia de Dios

David logró restaurar la comunión con Dios, volvió a alabarle y adorarle. Dios quiere restaurar esa comunión con todos nosotros. Está dispuesto a ayudarnos a volver como el hijo pródigo a su rebaño, es su deseo. Dios es el único que puede perdonarnos, borrar nuestras manchas y darnos otra oportunidad en su pueblo. La misericordia de Dios es para siempre, vengamos humillados delante de Él. Aún es tiempo, este es el momento de volver nuestro corazón a Él.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos Cortos - Tensión matrimonial

¿Cómo salvar tu matrimonio?

Si en estos momentos de tu vida estás pasando por problemas matrimoniales, te garantizo que existe una clave para ser feliz a pesar de los problemas...

Un comentario

  1. fernando cortes rios

    buenos días hermanos nuestro en la palabra de dios gracias por testificar sobre la palabra de DIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *