Templos de Dios

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.1 Corintios 3:16-17

Introducción

Dios no habita en templos hechos de mano. Dios habita en aquellos que hacen le obedecen. Como dice su palabra, somos templos del Espíritu Santo. Si Él vive en nosotros debemos mantener nuestro ser en comunión con el Señor para que continúe viviendo en nosotros. 

Jesús limpia el templo (Marcos 11:15)

En los evangelios se relata cómo Jesús llegó al templo, como era costumbre, pero cuando llegó no encontró lo que esperaba. No encontró el lugar para adorar y escuchar el mensaje de Dios. En su lugar estaban toda clase de mercaderes comprando y vendiendo dentro del mismo. Esto le molesto mucho pues esperaba una casa de oración y encontró una cueva de ladrones, como Él lo mencionó.

Anuncios

Dios espera lo mismo de nosotros. Si somos el templo de Dios y tenemos esa gran bendición que el Espíritu Santo viva dentro de nosotros, debemos andar siempre como es debido. Dios espera que nuestro interior esté limpio y cumpla el propósito que Dios destinó para cada uno al crearnos.

Nuestro ser debe estar limpio de pecado, limpio de malicia, limpio de maldad. Sabemos que esto solo se logra por medio del poder redentor de Jesucristo. Es necesario que lo mantengamos a Él siempre en primer lugar para continuar estando limpios, como Él quiere.

Somos santos (1 Pedro 1:16)

Dios nos pide que seamos santos. Santos en nuestro andar, en nuestro pensar, en nuestras relaciones. En fin, en cada aspecto de nuestra vida debemos ser santos. Dice en otra parte de la escritura, que debemos ser perfectos. Es imposible para el hombre llegar a la perfección, pero en Dios todas las cosas son posibles.

Somos santos si nos parecemos al Señor Jesús, quien fue tentado en todo pero sin pecado. Nos parecemos a Él si el Espíritu Santo vive en nosotros, si le hemos aceptado como nuestro salvador y estamos en constante comunión con Él.

Anuncios

Poniendo en práctica su palabra y obedecer en todos sus mandamientos. El joven rico obedeció todos los mandamientos y cuando Jesús le dijo que vendiera todas las cosas y lo diera a los pobres no pudo obedecer. A diferencia de ese joven rico debemos obedecer al Señor en todas las cosas. Desde la más pequeña e insignificante, hasta la más grande petición que Él nos hace. 

Así como Él es santo, debemos serlo nosotros también. Dios está donde le adoran, donde le alaban, donde se reúnen en su nombre. Dios están con su pueblo, cuando le busca y obedece. Dios está enmedio de la alabanza de su pueblo. 

Presentarse delante de Dios (Romanos 12:1)

Pablo le dice a los romanos que presenten ante Dios sus cuerpos como sacrificio vivo. Debemos presentar ante Dios y dedicar nuestro cuerpo solo a obedecer, obedecer los deseos del Espíritu. Debemos dejar todas las obras de la carne que se mencionan en su palabra y solo satisfacer al Espíritu Santo. 

Con la ayuda de Dios todas las cosas son posibles. Poco a poco, conforme vamos muriendo para nosotros, empieza a vivir ese Espíritu de Dios dentro de nosotros y no es más difícil vivir para Dios. Poco a poco se vuelve algo natural pues el Señor obra en nuestro interior y por su poder podemos ser santos.

Seamos imitadores de Dios y presentemos nuestro ser como ofrenda delante de Dios. Vengamos ante su presencia y dediquemos nuestra mente, nuestro cuerpo y todo nuestro ser para su servicio. Sin dejar ninguna reserva para nosotros mismos, todo debe ser del Señor. Esto subirá ante su presencia como un olor grato.

Anuncios

Dios se goza cuando nos dedicamos a servirle, cuando le obedecemos y sacrificamos nuestro ser para obedecerle a Él. Es entonces cuando Él manifiesta su poder en nosotros y podemos ver sus obras sobrenaturales. 

No nos contaminemos

Mantengamos pues este templo de Dios en santidad. Sometámonos a Dios constantemente y vengamos ante su presencia pidiendo perdón por nuestras faltas. Dice su palabra que es fiel y justo para perdonarnos de toda maldad. 

Constantemente examinémonos delante de Dios y pidamos que nos ayuda a permanecer siempre santos para Él. Desechemos todo lo malo y así permanezcamos en santidad para Dios. Debemos alejarnos de todo aquello que a Dios no agrada y acercarnos a todo aquello que nos lleve al Señor. 

Nuestro Dios es Santo y nosotros, sus siervos, seamos santos. Alabemos, adoremos al único y sabio Dios. Adoremos y rindamos todo nuestro ser al único que lo merece. Hasta que podamos decir como Pablo, ya no vivo yo, sino Cristo vive en mi.

Hasta que podamos decir que hemos muerto a nosotros mismos y ahora vivimos sólo para Dios. Si esto hacemos Dios nos recompensará, nos dará la fortaleza para que esto sea posible y veremos su gloria. Lo sobrenatural de Dios está ahí, en obedecer y rendirse totalmente a Él.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos Cortos - Tensión matrimonial

¿Cómo salvar tu matrimonio?

Si en estos momentos de tu vida estás pasando por problemas matrimoniales, te garantizo que existe una clave para ser feliz a pesar de los problemas...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.