Adoración celestial

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.Apocalipsis 5:13

Introducción

El libro de Apocalipsis en la biblia contiene la revelación de Dios para la humanidad de los últimos días. En él encontramos lo que Dios hará en la tierra y en el cielo en los tiempos finales. La visión fue revelada a Juan y escribe estas palabra que tanto afligen a muchos. Pero estas palabras, para los que estamos en Cristo, son de gran gozo y las esperamos. Estamos como Juan en las últimas palabras del libro, pidiéndole a Dios que venga pronto.

Juntos en el cielo

La visión de Juan inicia con mensajes de Dios a las iglesias conocidas en ese entonces. Pero el mensaje no se queda exclusivo para ellas, sino para todos los cristianos actuales. Encontramos en la palabra de Dios como nos habla de diferentes maneras y estilos literarios incluso. 

Anuncios

Luego de estos mensajes Juan observa la vida en el cielo y de cómo millones de millones adoran a Dios. En esta tierra nos reunimos en templos y gozamos de compartir con otros la vida nueva que Dios nos ha dado. Pero lo que aquí vivimos es solo una pequeña muestra de lo que se verá en el cielo. Nos gozamos adorando a Dios junto con los hermanos en la fe, en el cielo estaremos gozando de la misma presencia de Dios y ahí, todos juntos le adoraremos por toda la eternidad. 

Aunque aquí podemos estar lejos unos de otros, allí no será así. Allá podremos estar todos juntos en el cielo nuevo y en la tierra nueva. Y Dios estará ahí con nosotros.

Todo adore a Dios

Juan menciona todo lo que ve y lo describe en el libro de Apocalipsis. Describe a los personajes que ahí están y declara que todos cantan alabanzas a Dios. Todos ahí están en un solo sentir y con un solo propósito, adorarle y darle honor a Él. Eso es lo que se hace en el cielo, darle honor a quien la merece. 

David proclamaba que era bueno alabar a Dios con todo. Con instrumentos musicales, con la voz, con la danza, con todo lo que tenía alababa y adoraba a Dios. También decía que todo lo que respire alabe a Jehová. Los cielos cuentan la gloria de Dios, los cielos declaran su poder, el firmamento dice Santo es el Señor. Como la visión de Juan debemos empezar a entrar en esa adoración celestial y todo debe adorar el nombre del Señor. 

Anuncios

Eso es lo que haremos por la eternidad. Pero en ese lugar le veremos cara a cara, veremos a Dios tal como es y contemplaremos su poder, su perfección, su eternidad. En este momento no podemos hacerlo pues nuestro cuerpo es mortal y la gloria de Dios lo destruiría. Nuestra mente tampoco puede comprenderlo pues es demasiado grande para ser comprendido con esta mente limitada. Pero en el cielo le podremos conocer. Tendremos una mente y un cuerpo nuevo y seremos capaces de conocerlo con todo su esplendor. 

Ven pronto

Debe ser nuestra oración a Dios que venga pronto, que queremos conocerle pronto. Dios espera aún por los que se han de agregar al pueblo del Señor, pero pronto vendrá. Viene por su iglesia pura y sin pecado. Viene por los adoradores que le adoran en espíritu y en verdad. Viene por sus santos que han sido fieles hasta la muerte. Viene por su pueblo que le espera.

Jesucristo viene pronto, su galardón con Él. ¿lo hemos ganado? Dios quiere recompensarnos si hemos sido fieles a Él en todas las cosas. Eso pronto pasará, por lo tanto es necesario que nos consagremos al Señor cada día más. Aprendamos a vivir solo para el Señor y vivamos en su presencia todo el tiempo.

Aprendamos a vivir adorándole con todo nuestro ser, así aprenderemos a estar en su presencia y un día estaremos a sus pies directamente. Ese día se acerca rápidamente y pronto volverá. Todos, a una voz cantaremos su gloria. Bendito sea el nombre de Dios. Estaremos juntos de todo lugar de este mundo habremos llegado. De toda nación estaremos juntos como un solo pueblo sirviendo a nuestro Señor.

Cantemos desde ya al que es digno, a quien merece toda adoración en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra. Al que merece adoración desde la eternidad, hasta la eternidad. Al cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Al único digno de recibir toda la adoración de todo el universo. Pronto le veremos, hoy le adoramos y podemos sentir su presencia, pero en aquel día le veremos con nuestros ojos. 

Anuncios

Contemplaremos su hermosura, será nuestro sol y en su calor nos regocijamos para siempre. Ahora en la tierra iniciemos esa adoración a nuestro Dios para que cuando venga nos encuentre haciendo así. Nos encuentre sirviendo, nos encuentre alabando, nos encuentre adorándole. Con todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo adoremos a nuestro Dios.  

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos.. La dicha del Perdón

La dicha del Perdón

Mensajes Cristianos Cortos. Dios quiere que nos gocemos en su perdón. Dios quiere que nos alegremos en su salvación. Si estábamos muertos en tinieblas, Dios..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.