Permaneciendo en la libertad

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: «Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” Gálatas 5:1

Introducción

La biblia dice que Jesucristo nos ha libertado y nos dio acceso al reino de Dios. Es un regalo que debemos atesorar y guardar, pues es un regalo que no tiene precio. Sin embargo hay muchos que aún conociendo el camino del Señor, se apartan de la verdad y regresan a la esclavitud del pecado.

1) Éramos esclavos del pecado (Romanos 6:20)

Nos creíamos libres para hacer lo que quisiéramos, pero en realidad nuestra voluntad estaba sujeta al pecado. Así que no hacíamos lo que queríamos, sino aquello que el pecado nos enviaba a hacer, por el pecado que estaba dentro de nuestro corazón. Entonces no éramos libres de elegir, sino que éramos gobernados por el mal. 

Anuncios

2) Cristo nos libertó (Romanos 6:18)

Pero vino alguien a liberarnos de esa esclavitud, Jesucristo pagó el precio para nuestro rescate y hacernos libres. Para poder vivir realmente y salir de la oscuridad a la luz.

a) Quiere liberar a todos (Romanos 8:21)

Dios quiere liberar a toda la humanidad y sacarlos de las garras de la muerte para mostrarles la luz de su gloria. La salvación es para todo aquel que quiera, todo aquel que se arrepienta de sus pecados y acepte la nueva vida que Cristo da. Los ojos de los pecadores están cegados, pero la luz de Cristo rompe toda barrera y rompe toda cadena. 

b) Ese fue su propósito (Lucas 4:18)

Ese fue el propósito del Señor al venir a la tierra, dar libertad a los cautivos, sacarlos del pozo de la desesperación para que puedan comer de su gloria. Para eso vino Jesús y su propósito ya ha sido cumplido en los que hemos creído. Pero muchos más deben unirse a este redil de Dios.

3) Debemos permanecer en libertad (Juan 15:7)

Si permanecemos en Dios llevaremos mucho fruto. Dios no quiere que nos desviemos ni un poco de su voluntad, ni a derecha ni a izquierda. Dios quiere que sigamos el blanco, que nos centramos en hacer su perfecta voluntad para alcanzar la vida eterna.

Anuncios

a) Obedeciendo sus mandamientos (Salmos 119:45)

Permanecemos en Él cuando obedecemos sus mandamientos. Dios se agrada de aquellos que le obedecen y cumplen sus preceptos. Dios se goza en aquellos que escudriñan su palabra y le obedecen en cada una de sus ordenanzas.

b) En el Espíritu (2 Corintios 3:17)

Dónde está el Espíritu de Dios hay libertad. Si el Espíritu Santo está en nosotros es porque estamos en la libertad de Cristo. El Espíritu Santo no puede estar en esclavitud de pecado, pues es Dios. Debemos permanecer en esa libertad que solo Él puede dar. 

4) No volvamos atrás

Sin embargo hay quienes, conociendo la luz se alejan de la verdad para volver nuevamente a la oscuridad de sus corazones. Cristo murió de una vez y para siempre por los pecados de toda la humanidad. Pero si nos apartamos de Él sabiendo lo que el Señor hizo por nosotros, estaríamos menospreciando el sacrificio de Jesús en la cruz.

a) Dios nos amonesta (Gálatas 1:6)

Dios nos advierte que no nos alejemos de su palabra, sino que la pongamos en práctica,que nos la tatuemos en nuestros corazones. Dios no quiere que cerremos nuestros oídos a sus consejos, pues sus consejos son vida para todo aquel que los toma.

b) Hijo pródigo (Lucas 15:11-13)

No seamos como ese hijo cuando se fue. Ya estamos en la casa de nuestro Padre, no lo abandonemos, no le dejemos, sino obedezcamos en todo lo que nos pida. Si nos hemos alejado debemos ser como ese hijo pródigo y volver, el Padre está con los brazos abiertos esperando por nosotros. Él quiere restaurarnos y darnos nuevamente lo que nos pertenece por ser hijos.

Anuncios

5) El fin la vida eterna (Romanos 6:22)

Ya hemos sido liberados de la esclavitud del pecado, entonces solo queda la vida eterna para los hijos de Dios. Nuestro fruto es la santificación de nuestra vida y el fin pasar una eternidad con Dios. 

6) Siervos de Dios

Pero ahora que no somos esclavos del pecado, hemos venido a convertirnos en siervos del Dios altísimo. Al hacernos siervos de Dios, a diferencia que estar en la esclavitud del pecado, tenemos una recompensa esperando por nosotros en la eternidad. Es un cambio total, pasar de muerte a vida, de condenación a salvación. Por el poder de aquel que nos llamó.

Conclusión

El pecado nos hace esclavos y nos lleva a muerte. Cristo vino a esta tierra con el propósito de liberarnos de la esclavitud del pecado y darnos vida. Dios nos advierte que debemos permanecer en Él y su palabra debe ser viva en nuestros corazones para que un día podamos entrar al reino celestial con Él. Dios no quiere que nos alejemos, sino que en lugar de irnos lejos de Él quiere que nos acerquemos, si nos fuimos quiere que volvamos a sus brazos de amor.

La vida está en Dios, la libertad de la esclavitud del pecado está en Dios. Jesucristo nos libertó y debemos permanecer en esa libertad, hasta alcanzar la corona de justicia que nos tiene preparada el Señor.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes cristianos para compartir

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Mensajes Cristianos Cortos - Tensión matrimonial

¿Cómo salvar tu matrimonio?

Si en estos momentos de tu vida estás pasando por problemas matrimoniales, te garantizo que existe una clave para ser feliz a pesar de los problemas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *