Relaciones benditas

Central de Sermones – Mensajes cristianos cortos

«Los mandamientos de Dios no son gravosos, sino que son fáciles para aquellos que se salvan, pues sabemos que es mejor obedecer a Dios que estar lejos de Él.»

Mensajes cristianos texto biblico:Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Éxodo 20:12)

El mandamiento

En las tablas de la ley que Dios le dio a Moisés y a su pueblo, hay un mandamiento que nos ordena que debemos honrar a nuestros padres. Para Dios es importante que lo hagamos, pues está contenido en estos diez mandamientos que le entregó a Moisés.

Este mandamiento, además de ser una ordenanza de Dios, tiene contenido en sí una bendición implícita. El texto dice que debemos honrar a nuestros padres para que nuestros días sean largos en la tierra. El Señor nos regala esta bendición al nosotros cumplir con este mandamiento, si obedecemos Dios aumentará nuestros días en la tierra. 

Anuncios

Existen muchos mandamientos, ordenanzas y estatutos de Dios, pero este es el primer mandamiento con esa promesa del Señor (Efesios 6:2). Es entonces importante que seamos obedientes a él. No es una opción para Dios el que esto hagamos, sino un mandamiento que debemos cumplir.

Ser hijos obedientes (Colosenses 3:20)

Además de honrarlos, Dios nos manda a que seamos obedientes en todo. El Señor ha dejado esta autoridad que tienen los padres sobre los hijos, es necesario que así cumplamos con su palabra siendo hijos obedientes.

De la misma manera, en lo espiritual Dios nos pide que seamos hijos obedientes en el Señor. Él es nuestro Padre Celestial y debemos obedecerle en todo lo que nos mande, pues así conviene al ser humano. Este no es un mandamiento de hombres, sino de Dios, el cual debemos cumplir a cabalidad, por lo tanto debemos honrar a nuestros padres y ser obedientes a ellos en todo. 

De esta manera agradamos a Dios. El Señor se complace cuando les obedecemos, estamos obedeciendo a nuestros padres y también a Dios cuando los honramos y bendecimos. Si queremos agradar a Dios debemos cumplir con sus ordenanzas y esta es una de ellas. Agradecemos pues a Dios a través de nuestros padres y recibamos la promesa del Señor, nuestros días sobre la tierra serán largos.

Anuncios

Ser alegría a nuestros padres (Proverbios 15:20)

Dios nos considera sabios cuando somos alegría de nuestros padres. Por el contrario, nos considera necios cuando de alguna manera los menospreciamos. Debemos pues procurar ser de alegría a los seres que Dios usó para criarnos y traernos a este mundo. 

Cuando éramos más vulnerables fuimos cuidados por nuestros padres. Claro que hay excepciones, pero por regla general somos cuidados por nuestros padres y ahora que crecemos es necesario que eso lo devolvamos a ellos de alguna manera. Seamos pues esa fuente de alegría para aquellos a quienes llamamos padres.

Si en algún momento fuimos necios y dejamos de obedecer o de alegrar la vida de nuestros padres, es necesario que recapacitemos y corrijamos los errores del pasado. Dios nos manda a que seamos sabios y obtengamos largos días sobre la tierra al honrar, cuidar y alegrar a nuestros padres.

Proveer lo que necesitan (1 Timoteo 5:8)

Tal es el caso que Dios nos dice que si no somos proveedores para los nuestros negamos nuestra fe y somos peores que los incrédulos. Pues si somos verdaderos cristianos somos obedientes a los mandamientos de Dios en todas las cosas.

Seamos buenos proveedores para los nuestros, para nuestra casa. Debemos dar lo que merecen, merecen honra y honor. Por supuesto que en ningún momento deben ellos ocupar el lugar de nuestro Dios e idolatrarlos. Pero si proveer para sus necesidades, amarlos y respetarlos, obedeciendolos en todo.

Anuncios

Como buenos cristianos dice su palabra que debemos andar como hijos de luz. Dios es nuestro Padre y debemos de igual manera ser hijos obedientes. Honremos a nuestro Dios, seamos sabios y actuemos conforme a sus mandamientos, conforme a sus estatutos y decretos. Para que nos vaya bien, para que seamos de muchos días sobre la tierra, para recibir de nuestro Padre las bendiciones eternas.

Dios nos corrige (Proverbios 15:5)

Dios nos motiva a obedecer, en todas las cosas. Una de las maneras que debemos obedecer a Dios en honrar a nuestros padres. Si hacemos algo mal, Dios como buen padre nos corregirá, nos dará instrucción para que andemos por sus caminos.

El Señor nos corrige a través de su palabra, no seamos necios sino sabios y aceptemos esa corrección que nos permite alcanzar el favor del Señor. Sabiduría debemos buscar, sabiduría de la fuente de ella, de nuestro Dios.

Los mandamientos de Dios no son gravosos, sino que son fáciles para aquellos que se salvan, pues sabemos que es mejor obedecer a Dios que estar lejos de Él. Ese amor que Él nos ha dado sobrepasa todo entendimiento y acercarnos a Él no es algo gravoso, todo lo contrario, es agradable y de beneficio para nuestra vida. 

Dios es grande, Él es nuestro Padre y debemos obedecer en todas las cosas. Así mismo también obedecer  y honrar a nuestros padres terrenales. Proveer para ellos y tratar de ser una alegría para ellos.

Cuidarlos como en algún tiempo ellos cuidaron de nosotros cuando éramos totalmente vulnerables a este mundo. Pero recibimos su protección y cuidado. Ahora también somos hijos protegidos por nuestro Padre Celestial, recibimos sus cuidados y nosotros debemos ser esos hijos obedientes todo el tiempo.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Mensajes Cristianos.. Asombroso Dios

Asombroso Dios

Mensajes Cristianos Cortos. Dios tiene esa capacidad única de asombrarnos con sus obras. Solo basta con abrir los ojos cada día y tener el milagro de la vida..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.