En las manos de Dios

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:Ciertamente he dado mi corazón a todas estas cosas, para declarar todo esto: que los justos y los sabios, y sus obras, están en la mano de Dios; que sea amor o que sea odio, no lo saben los hombres; todo está delante de ellos.” (Eclesiastés 9:1)

En las manos de Dios estamos seguros

La inseguridad produce miedo. En muchas naciones lleva a las personas a encerrarse en su casa y no exponerse por motivos obvios, pues si salen de su casa están expuestos a la delincuencia y a la maldad de las personas.

Existen también aún en naciones desarrolladas la necesidad de protegerse ante cualquier eventualidad que los ponga en peligro. Es por eso que existen asociaciones de armas, comités de seguridad en el vecindario, empresas de seguridad para que nos den la sensación de estar seguros en nuestro hogar o en nuestro vecindario.

Pero tarde o temprano tendremos que salir de nuestro hogar y estamos expuestos no solo ante la delincuencia, sino que quedamos expuestos a eventos de la naturaleza que no podemos controlar. Quedamos expuestos también a efectos de las decisiones de los gobiernos, de los mercados y de la sociedad en general. Mientras estemos en este mundo seremos afectados por él.

Pero es importante saber que todo está en las manos de Dios. Dice el Salmo 24:1De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en Él habitan”. Si Dios tiene todo en sus manos, si todo el control le pertenece, entonces lo sensato es ponernos nosotros también en sus manos, pues en Él estaremos verdaderamente seguros.

Abandonarse en las manos de Dios

Colocarse en las manos de Dios significa que nos debemos abandonar en sus manos. Abandonarse en las manos de Dios es reconocer que Él es el dueño de todo y que decidimos confiar en Él y ya no buscar lo nuestro, sino buscar la voluntad de nuestro padre.

Lo que podemos hacer por nuestra cuenta para proteger nuestra vida o la de quienes nos rodean es nada comparado con lo que Dios puede hacer por nosotros. Dios tiene a todo el mundo en sus manos y la seguridad en ellas es total. Ningún enemigo, ninguna tribulación o guerra puede sacarnos de esas manos de amor. No hay enemigo que pueda enfrentarse contra Dios, por lo tanto no puede tener acceso a nosotros para hacernos daños si estamos con nuestro Padre.

Abandonarse en las manos de Dios es saber que pase lo que pase, todo estará bien, que pase lo que pase, Dios nos cuidará y estaremos tranquilos. Aunque veamos el mundo derrumbarse, aunque el Sol no quiera salir mañana, Dios está con nosotros y estaremos en paz y con felicidad.

En las manos de Dios todo es posible

Existen cosas que son posibles y cosas que son imposibles, según la percepción que tengamos de ellas, pero en las manos de Dios todo es posible. Cuando estamos en sus manos no existen las imposibilidades, solo realidades para sus hijos.

Si nos enfrentamos a alguna cosa que es imposible para el mundo entero, solo debemos acudir a nuestro Padre y exponerle a Él nuestra necesidad, Dios puede hacer que las cosas sucedan en su tiempo, con su poder eterno. No debemos ver nuestra necesidad, no debemos ver el tamaño de nuestro problema, sino que debemos ver a Dios y su poder, quien está de nuestro lado para ayudarnos. Estaremos bien si permanecemos en sus manos, estaremos seguros y tranquilos aunque el mundo se turbe.

La vida en las manos de Dios

Hemos decidido creer en el Dios Todopoderoso y Él es nuestro Salvador. hemos recibido de Él su paz, como solo Él la puede dar. Hemos recibido el perdón de nuestros pecados y la vida eterna que nos espera si perseveramos en la fe hasta el final de nuestros días en la tierra.

Entregarle nuestra vida a Jesucristo significa que nos abandonamos y ponemos todo nuestro ser delante de su presencia y confiamos en sus palabra. Es tener fe de que lo que dice, su mensaje es una realidad y es lo único que queremos. Pablo declaró que vivía para Dios, pero sí las persecuciones terminaban con su vida pues mejor para él pues se iba con el Señor.

Nuestra vida entera está en las manos de Dios, sea que vivamos o muramos somos del Señor, nadie nos puede sacar de la presencia de Dios. Solo nuestra decisión pues Dios no nos tiene forzados en su presencia. Pero una vez estamos en Él no queremos otra cosa, no queremos conocer nada más que la presencia de nuestro Salvador.

La familia en las manos de Dios

No solo nuestra vida está en las manos de Dios. Josué declara que tanto él como su familia servirían a Dios.  Esa debe ser también nuestra actitud, de servir en familia al Señor, pues las relaciones con los nuestros son bastante fuertes también y queremos que todos conozcan al Señor.

Debemos colocarnos  a nosotros mismos en las manos de Dios, y debemos colocar a nuestra familia también en sus manos. Así todos estaremos seguros y felices de estar bajo la protección  y el control de Dios Todopoderoso.

Cuando dejas todo en las manos de Dios

No solo a nuestra familia ponemos en las manos de Dios, sino que todo lo que somos, todo lo que tenemos, todo lo que pensamos incluso. Absolutamente todo debe estar en las manos del Señor y Él nos bendecirá. Dios derramará todas las bendiciones contenidas en su palabra sobre nuestra vida. 

Cuando dejamos todo en las manos de Dios podemos tener paz y estar tranquilos. Podemos dejar las preocupaciones, podemos dejar los problemas. Todo tiene otra perspectiva ahora, ya no hay afanes, ya no hay enfermedades por preocupaciones pues estamos tranquilos en Dios.

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Mensajes Cristianos.. El conocimiento de Dios

El conocimiento de Dios

Mensajes Cristianos, en el libro de Isaías la palabra de Dios nos habla del cautiverio que pasó el pueblo de Israel, pero es aplicable también a la vida..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.