La bendición que esperamos

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Bíblico:Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.” (Isaías 25:8)

Predica de Hoy: La bendición que esperamos

I. Sin miedo a la muerte (1 Corintios 15:55)

Muchos le temen a la muerte, no quieren dejar este mundo y temen el pasar al plano espiritual. Pero los hijos de Dios no debemos temer a la muerte, pues no tiene autoridad sobre nosotros.

Al llegar el momento determinado por el Señor de estar en esta tierra, pasaremos a la eternidad de Dios, a la vida eterna. Pero quienes estén en pecado pasarán a la muerte eterna, y si hay temor de la muerte primera, mucho más temerán a la muerte eterna que está preparada para los hijos de pecado.

La muerte no permanecerá para siempre, vino con el pecado y se terminará su función cuando todo el pecado sea castigado y no exista más. La muerte dejará de ser y la vida reinará para siempre.

Porque la vida que Dios nos da es un regalo que no tiene precio, que sobrepasa todo entendimiento y el recibirlo es lo mejor que podemos hacer. La vida de Dios no tiene precio y es un regalo para todo aquel que quiera recibirlo.

Por eso el apóstol Pablo dice que no teme lo que pueda hacer la muerte, pues le es mejor pasar al plano espiritual y gozar del Señor. Pero si Dios nos permite estar aún en la tierra debemos vivir para Él y si morimos para Él también lo hacemos. De cualquier forma somos de Dios pues le hemos entregado a Él todo nuestro ser.

II. Sin lágrimas de dolor (Apocalipsis 21:4)

En este mundo conocemos el dolor, conocemos el llanto. Pero habrá un momento que tampoco existirá más. Dios destruirá todas estas cosas y ni siquiera nos acordaremos de ellas, porque la presencia de Dios será suficiente para que no pensemos en lo que fue y dejó de ser. Su presencia nos llevará a adorarle por toda la eternidad.

Ese dolor que hoy conocemos, ese sufrimiento que viene, esas lágrimas de dolor que hemos derramado, ya no existirán y no las recordaremos por la gracia y poder de Dios. El Señor se encargará de enjugar nuestros ojos y llevarnos a su gloria eterna. 

Ese día pronto vendrá, Él no retarda su promesa, está preparando lugar para sus hijos. Por lo tanto debemos esforzarnos por seguir y obedecer. Porque Dios cumple sus promesas y la suya fue que velemos y estemos atentos a su regreso porque pronto volverá.

III. Sin sufrimiento

Ese sufrimiento que hoy conocemos ya no lo veremos más. Conviene estar del lado del Señor, para que la muerte no se enseñoree de nosotros, para que su promesa sea real en nuestra vida, para que el dolor desaparezca algún día y tengamos la vida de Dios. 

Cuando venimos a los pies del Señor muchos piensan que no tendrán aflicción, pero eso no fue lo que el Señor dijo cuando estuvo en esta tierra. Jesús dijo que en el mundo tendríamos aflicción, pero Él venció al mundo. Lo venció en la cruz del Calvario, lo venció sufriendo humillaciones. Pero por medio de esa muerte es que tenemos oportunidad de recibir las recompensas del Señor. 

IV. Por la palabra de Dios

Todo lo que ha sido hecho existe por el poder de la palabra de Dios, porque Él dijo y todo tomó forma, Dios habló y la creación tuvo lugar. Así es que las promesas de Dios son verdaderas y prontas a cumplirse. 

El mundo puede mentir, puede hacer ofrecimientos que no tendrán lugar, pero solo Dios promete lo que cumple, pues Él tiene la autoridad completa para hacer que las cosas sucedan. Nosotros podemos prometer cosas, pero solo Dios puede permitir que suceda o no. Toda la autoridad es del Señor y a Él sea la gloria para siempre.

V. Le esperamos

Pero su pueblo le espera, queremos que regrese para que podamos estar siempre con él. Porque no hay mejor lugar para estar que en su presencia, no hay mejor lugar en el que una persona pueda estar que delante de Dios.

Un momento en la presencia de Dios es mejor vivir mil años sin Él, porque tan solo un momento es suficiente para cambiar nuestra eternidad y pasar de muerte a vida. Solo Dios puede darnos tanto, solo el Señor puede bendecirnos de tal manera. 

Esas bendiciones de Dios nos esperan, Dios quiere darlas a sus hijos, solo debemos pedirlas porque para nosotros las prepara. Le esperamos y deseamos que pronto llegue el día de estar delante de Él y saber que la muerte ya no existirá y saber que solo nos espera la vida de Dios en nosotros.

VI. Nuestro salvador

Esperamos a nuestro salvador, a quien dio su vida para que nosotros no pereciéramos. En aquel día nos gozaremos, nos alegraremos en Dios. Porque la espera habrá terminado y solo nos queda el gozo. 

Mientras ese momento llega nos esforzamos para vivir para Él en esta tierra. Venciendo las tribulaciones, venciendo el dolor, venciendo las angustias, porque tenemos a Dios de nuestro lado. Le obedecemos y esperamos con todo nuestro corazón.

En aquel día, cuando el Señor regrese diremos estas palabras: “’Y se dirá en aquel día: He aquí, este es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; este es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.(Isaías 25:9) Porque el dolor desaparecerá, la angustia no existirá más, solo la gloria de Dios, solo su presencia y su pueblo adorando por la eternidad.

Redactado por Mauricio Aquino para Central de Sermones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… #Predicas Cristianas

Puede usar esta predica cristiana para predicar en su iglesia, pero si Ud. desea publicar Las predicas cristianas encontrada en Central de Sermones en su sitio web, o en las redes sociales, Ud. tiene que incluir el nombre del dueño de los derechos de autor (©), y un vínculo a https://www.centraldesermones.com.

Recuerde que el plagio es robo, y como cristianos no estamos llamados a robar (Éxodo 20:15). Recuerda «No hurtaréis, ni engañaréis, ni os mentiréis unos a otros.» Levítico 19:11. No comprometas tu testimonio cristiano. Toda violación de derechos de autor sera reportada a Google.

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Mensajes Cristianos

Siempre habrá un mañana

Mensajes Cristianos. Dios está esperando para oír que le llamemos para pedir ayuda; y si llamamos, Él responderá. Cada año pasa y Dios seguirá siendo el mismo..

Un comentario

  1. Que excelente sermón, creo que será de mucha bendición. gracias hermano José Hernández por compartir esa bendición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *