Palabra de autoridad

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: «Entonces le dijo Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? 11 Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene. 12 Desde entonces procuraba Pilato soltarle; pero los judíos daban voces, diciendo: Si a éste sueltas, no eres amigo de César; todo el que se hace rey, a César se opone.» Juan 19:10- 12

Prédica de Hoy: La palabra de autoridad en la Abogacía con la ley y la Medicina con la salud

Comenzaré este escrito con 3 poderosos versos que hemos pasado desapercibidos la mayoría. En este año 2020 vale la pena recordarlo, pues han pasado 2020 años desde que fue dicho. Mi énfasis será basado en el poder de las palabras que tienen una autoridad en este mundo terrenal y se nos ha olvidado.

Pilato sabía bien su rol, sabía el poder con el cual están investido, pero había olvidado un detalle que Jesús le refrescó la mente.

Al saber Pilato esa gran verdad que le fue dicha y en la cual no había pensado jamás, entonces procuró soltarte o sea que puso todo su empeño para que la ley favoreciera a Jesús porque no había hallado falta alguna en El, pero Pilato se había estado pavoneando ante Jesús porque el era la ley prácticamente y Jesús por eso callaba, callaba ante la ley en ese momento, pues la ley no tiene misericordia, ni la conoce, y Jesús sabía lo que estaba escrito que sucedería con El.

El ejemplo de Pilato

Pilato nos da un claro ejemplo y Jesús lo ratifica sobre el poder con el cual estamos investidos para ejercer una voz de autoridad.

Los abogados tienen el poder de casar personas legalmente, más no puede hacerlo ninguna otra entidad de manera legal en dicho marco de la ley.

Un abogado tiene autoridad para abogar por un criminal e incluso poder hacer los argumentos necesarios y poder poner en libertad al acusado. Tambien tiene autoridad para juzgar y enviar a presión al culpable.

Esa palabra de autoridad queda incluso escrita y se cumple y sigue un protocolo legal. Todo esto es en materia de salud legal diría yo pues esto sana la sociedad de diferentes daños que el malo pudiese querer hacer contra el bueno o el injusto contra el justo desde esa perspectiva.

Un Médico es exactamente lo mismo en materia de salud física.

Un Medico ha sido formado y diría yo, hemos sido llamados aún desde antes de ser formado académicamente y este médico hombre o mujer tendrá una palabra y voz de autoridad sobre las enfermedades y dolencias físicas.

La relación médico paciente es y ha sido el pilar fundamental de la medicina para poder sanar. La palabra de aliento y confort del médico a su paciente es algo sobrenatural que Dios ha dejado establecido, aunque muchos olvidan lo que Pilato olvidaba, que ninguna autoridad tuviéramos sobre las enfermedades si no nos hubiese sido dada de arriba o sea de Dios.

En este tiempo de Pandemia hay dos grupos de médicos.

Un grupo que cree lo que le dicen sobre sus pacientes que pueden contaminarlos y deben alejarse lo más de ellos, y otros creemos lo que les decimos a nuestros pacientes sobre su problema y su solución o posible soluciones a la misma.

La voz de autoridad de un médico responsable y creyente en un Dios poderoso y sobrenatural, puede saber que si se deja manipular su conocimiento científico y práctico en su parte clínica, así como Pilato fue manipulado prácticamente a hacer o ejercer esa autoridad sobre Jesús por los mismos gobernantes, sacerdotes o autoridades religiosas y el mismo pueblo. Aunque ya estaba escrito para que la profecía se cumpliese.

Actualmente es casi lo mismo en la medicina y la salud.

Se nos ha querido quitar esa voz o palabra de autoridad sobre las enfermedades y se nos ha puesto a correr de ellas, pues hemos sido llamados y diseñados para poder ejercer en contra de las enfermedades y somos como un sacerdocio contra el mal físico de las personas pero no lo hemos visto de esa manera, ni siquiera pensamos de esa manera.

Ahora estamos escuchando las voces de afuera que nos dicen lo que tenemos que hacer y al hacer lo que nos dicen y no lo que nuestra práctica nos ha enseñado junto al conocimiento científico, entonces vienen los grandes errores que pudiésemos cometer.

No debemos dejar de dar palabras de aliento y con esa empatía hacia el enfermo.

El árbol del conocimiento del bien y del mal pudiese influenciar en la vida de un médico si este se deja manipular su mente.

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Yo soy Jehová.. Mensajes Cristianos

¡Yo soy Jehová!

Mensajes Cristianos. La afirmación de Yo soy Jehová tu Dios nos indica de manera afirmativa que, así como es nuestro Señor también es nuestro Dios. Debemos...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *