Caballero sin armadura

Mensajes Cristianos

Prédica de Hoy: Caballero sin armadura, no es caballero

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: Efesios 6:11-18

Introducción

En nuestros días no podemos hablar de caballeros medievales y mucho menos aquellos que luchaban por el honor enmasillado de alguna joven o al servicio del rey. Pero hoy quisiera hablarte de la importancia de ser todo un caballero, en cuanto a comportamiento, valor y aptitud ante los embates de un mundo que se cae a pedazos.

En la palabra de Dios el apóstol Pablo aborda un importante tema usando un lenguaje comparativo, pues nos muestra verdades espirituales necesarias a través de la imagen de una armadura usada por los soldados de aquella época.

Al igual que en aquellos tiempos a ningún soldado se le podría ocurrir ir al campo de batalla sin su armadura o usándola en mal estado, desprovista de alguna de sus partes, pues de ser así seria blanco fácil del enemigo.

La armadura del soldado le brindaba protección en el combate

Es decir, el uso de la misma le ponía en ventaja ante sus enemigos. En nuestros días también necesitamos ser esos caballeros medievales, que saben usar su armadura en medio del combate diario. Los caballeros de aquellos tiempos luchaban al servicio del Rey, como hombre de Dios debemos luchar al servicio del Rey de reyes y Señor de señores, estar dispuestos a dar nuestra propia vida por servirle si fuere necesario.

Como te decía, el apóstol Pablo toma este ejemplo para describir como debe ser nuestra armadura, y no es cualquier armadura es la Armadura de Dios.

Esta palabra inicia con una exhortación a usar la armadura de Dios como debe ser, con un objetivo de permanecer firmes ante los embates del enemigo.

Nunca podremos pensar que una vez que hemos aceptado al Señor todo va a ser color de rosas. Por el contrario, el enemigo no va ha descansar. Pues él no esta contento con esta decisión, por eso es que el apóstol nos anima a hacer uso de la armadura de Dios y hacerlo bien.

Muchas veces pensaras que es tu vecino o la persona más cercana tu adversario, pero no es así tu verdadera batalla no es contra carne ni sangre, tu batalla no es carnal sino espiritual. Por mas que te afanes en combatir con tus propias fuerzas menos podrás hacer.

Hay batallas que solo se ganan de rodillas

Al igual que la armadura posee varias partes la armadura de Dios es igual. Lo primero que anima Pablo es ha estar firme, la armadura tenia un gran peso por lo que el soldado debía permanecer firme al usar su armadura.

La armadura espiritual requiere que estemos firmes, nadie puede pensar que le será posible llevar este traje sin mantener esta postura, Dios demanda de nosotros un corazón humilde pero una aptitud correcta y firme.

Ceñidos vuestros lomos con la verdad

Es esta el valor más importante que podemos tener, con la verdad seremos capaces de abrir las puertas cerradas de llegar donde otros no pueden llegar, pero como debe ser nuestra aptitud, nuestros lomos deben ser ceñidos es decir impregnados de la verdad.

Vestidos con la coraza de justicia

Ora aptitud que debemos asumir es la justicia, la cual debe ser nuestro vestido diario. A nadie se le ocurriría salir a la calle desprovisto de vestidura, pero que importante es que la justicia sea nuestra vestimenta diaria, que nuestro testimonio marque la diferencia, que todos a nuestro alrededor deseen imitarnos.

El salmista expreso

«Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón.» Salmo 15:1-2.

La justicia es la conducta a imitar en estos tiempos tan convulsos donde la corrupción ocupa cada día mas espacio.

Acerca Osmany Ramón Morales Aguila

También Revise

Prédica de Hoy.. Amar a tus enemigos

Amar a tus enemigos

Mensajes Cristianos. Amar a tus enemigos es un milagro. Pero es un milagro al que Cristo nos llama. Si aún no está allí, hay algunas cosas que puede hacer...

Un comentario

  1. Humberto Bojorquez

    Edificante enseñanza claro que toda la gloria es.para DIOS

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.