¿Qué significa andar en Cristo?

Mensajes Cristianos

Prédica de Hoy: ¿Qué significa andar en Cristo?

Mensajes Cristianos Lectura Bíblica: Colosenses 2:6-10 

Introducción

La vida en Cristo la mayoría de las veces es muy mal interpretada. La gente en general, los cristianos en su mayoría creen que sus actos, demandas o experiencias religiosas son indispensables para mostrar una verdadera vida espiritual en Cristo.

La manera de andar en Cristo se desfigura cuando la reemplazamos y la reducimos por una cantidad de trabajos o labores que deben asegurar su genuinidad. Queremos sustituirlas por el activismo religioso humano, el legalismo eclesiástico y todo tipo de actividades mundanas.

Que llegan a convertirse en una mera caricatura de la verdadera vida en Cristo; del verdadero andar en Cristo al cual el apóstol Pablo nos exhorta, arraigados y sobreedificados en él y confirmados en la fe.

Arraigados, esta palabra nos habla de ser trasplantados. De hacernos salir de un lugar donde teníamos nuestras raíces, para asentarlas en otro: a saber en Cristo.

El andar en Cristo exige seguir siempre viviendo, permitiendo que Cristo sea parte de todo lo vivimos, hacemos y experimentamos. Abundando en una vida que rebosa la gratitud y se manifiesta en abundantes acciones de gracias.

I. El misterio de Dios el Padre y de Cristo

Colosenses 1:25-27 «de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.«

El Padre nos regaló el conocimiento que había estado oculto hasta ahora. (Efesios1:9-10) dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

Andar en Cristo – El regalo de la revelación. (Efesios 3:2-11)

Es por esta causa que el apóstol Pablo doblaba sus rodillas ante del Padre de nuestro Señor Jesucristo. (Efesios 3:14).

El misterio no es otra cosa sino el plan divino de la bendición de la salvación en Cristo. Incluyendo a todos los seres humanos, superando la conocida declaración entre judíos y gentiles

Acerca Manuel S Perdomo

Manuel Perdomo nació en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia. Venezuela. El día 27 de septiembre de 1946. Casado con Aracelis Perdomo. Ordenado en Ministerio en iglesia Bautista Séptima de Maracaibo en el año 1988. Su liderazgo en la Convención Bautista de Venezuela fue muy amplio y fructífero. Fue miembro de la Junta Ejecutiva de la convención Bautista de Venezuela, y también miembro de la Junta Ejecutiva de Evangelización y Misiones. Desempeñó el liderazgo de Coordinador Nacional del Movimiento Discipular Bautista de Venezuela. En cuanto al liderazgo regional fue director de Evangelismo y Misiones de Asociación regional de Iglesias Bautistas y ejerció sus funciones como misionero regional de la Asociación. Dirigió y fue facilitador de los adiestramientos de Crecimiento de Iglesias de la región Zuliana. En los Estados Unidos, ha sido certificado para enseñar en el Seminario por extensión de los Bautistas del Sur. Certificado para oficiar matrimonios en los Estados de Virginia, Maryland y Washington, D.C. Entrenador regional y nacional de LifeWay Church Resources. Ministerio evangelístico y misionero en Venezuela, Estados Unidos, Japón, Colombia, Puerto Rico, Holanda, Canadá, El Salvador, Bruselas y México. Actualmente es el director del Instituto Bíblico Bautista Kerigma, en Houston, Texas. Extensión de la Universidad Bautista de las Américas. Pastor de Misiones en la Iglesia Bautista Nuevo Renacer. Nacogdoches, Texas.

También Revise

Mensajes Cristianos - El rescate de la condición original

El rescate de la condición original

Mensajes Cristianos - El hombre en su inmensa arrogancia, arropa con la ciencia su terquedad de corazón, somos hechos a imagen y semejanza de nuestro Padre, pero...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.