¿Qué impide tu milagro?

Mensajes Cristianos

Predicación de Hoy: ¿Qué impide tu milagro?

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: «Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.  Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.  Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.» Marcos 5:25-29

Introducción

Durante el ministerio de Jesús le seguían gran multitud de personas procurando escucharle, alcanzar sanidad de las enfermedades que padecían, en fin, recibir el milagro que tanto necesitaban.

En la historia que en esta mañana quiero mostrarte no esta alejada de este mismo tipo de personas necesitados de un milagro. La mujer que padecía de flujo de sangre es el ejemplo que te quiero mostrar a través de cinco aspectos que impiden obtener tu milagro.

I. Para recibir tu milagro identifica tu verdadero problema

Para muchos podría parecer un problema simple el que padecía esta mujer por no poder contener el flujo de sangre.

«Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda.» Levítico 12:2.

En aquellos tiempos en el pueblo de Israel una mujer en esta condición no solo era considerada inmunda, sino que hacía inmundo a todo el que la tocara de ahí que su condición era bien difícil. Esta condición era vergonzosa, incomoda y peligrosa para su vida.

II. Para recibir tu milagro ten paciencia

Muchas veces pensamos que cuando surge el problema se tiene que resolver inmediatamente, y no es así. Esta mujer narra la escritura que padecía por doce largos años.

¿Qué tiempo llevas esperando tu milagro?

Un año, dos quizás más, esta mujer tuvo que esperar doce años. Puede que te parezca mucho, no importa tenlo por seguro que si alguien no se ha olvidado de tu problema es Dios. Él está allí dispuesto a dar solución a tu necesidad, solo es preciso tener paciencia y dejar que sea Él quien haga el milagro.

III. ¿Quien puede hacer un milagro? ¿Quien es tu ayudador? 

El principal error que cometemos muchos es el enfocarse en quien puede resolver nuestra situación. Esta mujer dice que había centrado toda la atención en los médicos al extremo de haber gastado todo lo que tenía sin encontrar solución alguna al problema que tenía.

Acerca Osmany Ramón Morales Aguila

También Revise

El amor no es ciego

El amor no es ciego

Bosquejos Bíblicos.. Generalmente después de un amor ciego, viene ésta típica frase de el amor duele. En esa enorme contradicción cultural, nos preguntamos..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.