Edificaron, pues, y fueron prosperados

Evangelio de Hoy

Evangelio de Hoy Lectura Biblica: 2 Crónicas 14:1-7

Introducción

Hoy en día es muy común encontrar a una gran masa de cristianos que dicen adquirir un compromiso con Dios pero que en realidad es sólo pura palabrería. El dilema de esta falta de compromiso real con Dios es que ya no ponemos atención a la Palabra del Señor.

Lo que no nos damos cuenta es que cuando llegamos a esta clase de falso compromiso con Dios nos convertimos en otro gentil más, que disfruta de los placeres mundanos y deja de estar en comunión con Dios. Ahora, qué podemos hacer para volver a hacer ese compromiso con Dios pero de corazón y real.

E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios

Retomando. De este pasaje que hemos leído cabe puntualizar en lo que sigue: “…E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios…” Esto es lo más importante, Asa tenía un compromiso real con Dios. Y gracias a este compromiso Asa y el pueblo que gobernó tuvieron la paz y serenidad que Dios les había guardado para su dicha. Para dar cumplimiento a su compromiso con el Padre Asa quito de su reino todo aquello que era de desagrado de Dios.

Nosotros si queremos ser buenos cristianos debemos hacer lo mismo, sacar de nuestras vidas todo aquello que va en contra de lo que Dios nos demanda en sus mandamientos. Muchas veces sino estamos preparados para el compromiso con Dios será difícil porque seremos victimas de quienes nos rodean, se reirán de nuestro actuar. Pero debemos ser firmes y recordar que actuamos en sintonía con el Padre y con el Espíritu Santo.

Y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos

En seguida de sacar lo que no sirve a Dios de nuestras vidas precisamos actuar ejerciendo el poder de Dios. La Palabra del Señor nos dice“…y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos…”

Del mismo modo que Asa, con la autoridad que Dios ha delegado sobre nosotros debemos proceder. Rechazando todo aquello que contraviene a los principios de Dios, buscando a Dios mismo en nuestros corazones, elevándole oraciones y cumpliendo sus mandamientos. Fortalecer nuestros hogares con el poder de Dios, cuidando de nuestros hijos como Asa cuido del reino que Dios le dio.

Y, finalmente, edificar las murallas que nos defenderán del enemigo cuando estemos en paz, es decir, preparar nuestras defensas para las futuras batallas contra el enemigo y los obstáculos que este nos ponga en el camino. Para ello debemos hacer crecer a Dios en nuestros corazones cuando más calma exista. Debemos aprovechar los momentos de felicidad para fortalecer nuestro espíritu.

Conclusión

Para terminar me gustaría recordar los tres pasos esenciales para reconstruir nuestras fortalezas y estar en Gracia de Dios: eliminar lo que va en contra de Dios en nuestras vidas, usar la autoridad que Dios nos dio, buscar la presencia del Padre y el Espíritu Santo y seguir la Palabra del Señor.

© Miguel Angel Prado. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas Cortas

Acerca Miguel Angel Prado

Miguel Angel Prado
Pastor jubilado, trabajo para Central de Sermones predicando la palabra de Dios al mundo. Soy un fiel seguidor de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

También Revise

El perdón es transformador

El perdón es transformador

Mensajes Cristianos.. Pedir perdón cuando hacemos mal, perdonar sí alguien nos hirió ¿es fácil? ¿Significa no quererse a uno mismo? ¿Es vital? No, no y si...

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.