Inicio / Mensajes Cristianos / La cizaña dentro de la iglesia

La cizaña dentro de la iglesia

Mensajes Cristianos – Predicas Cristianas

Estudio en el Libro de: Mateo 18. 2-4-6

El hermano Pedro era uno de los más devotos de la iglesia hasta que la avaricia y la glotonería entro en su corazón y se apodero de su mente y voluntad, apagando el amor hacia Dios y hacia sus hermanos de la congregación.

Pedro no solo perdió su primer amor, también Satanás lo uso para sembrar cizaña entre los hermanos de la iglesia, y así hacer que más de uno se alejara y dejara de congregarse.

Mateo 18.6 “…Y cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí; mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le sumergiese en lo profundo del mar…”

Cuán grande es el castigo para aquel que conociendo las consecuencias, tienta a desobedecer a Dios y hoza hacer el mal dentro de la iglesia, nosotros no somos nadie para destruir la obra del Señor y aun si lo tentamos con nuestro proceder hacia los hermanos más débiles de espíritu consiguiendo así alejarlos de la iglesia y del propósito de Dios para la vida de aquel que en su debilidad escucho palabras necias y destructivas de un hermano que falto de fe y amor.

Debemos tener en claro que hacer tropezar a un creyente significa la condenación, Dios mismo no los advierte en libro de Mateo, dice cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí; en este pasaje no solo se refería a un niño también se refiere a aquel hermano recién convertido, porque cuando venimos a los pies de Dios somos como niños que necesitan de comida liquida para sobrevivir, solo que en este caso siendo adulto necesita de la palabra de Dios que es el la verdad de la cual imana la vida y la salvación.

Muchas veces no nos damos cuenta del impacto que provoca una palabra, un simple comentario negativo que puede acarrear problemas grandes hacia la vida nuestros hermanos recién convertidos, esto puede llevarlos a seguir por un camino el cual terminará en la destrucción de su vida y el peor de los casos, su alma.

Pedro no solo convenció a los hermanos de no llegar a la iglesia sino que también los apartó de Dios.

Lucas 17:1 “…Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen!..”

Es imposible que no tengamos tropiezos, pero cuidado a no ser uno de esos tropiezos para los demás que esperan una palabra de aliento en vez de eso escucha necedades y palabras de desaliento hacia el Cristo vivo.

¿Qué clase de corazón presentaremos ante el gran tribunal? Uno lleno de cizaña o uno limpio, puro y sin manchas. ¡Meditemos en esto hermanos!

Pongamos la mirada hacia Jesús porque él nunca nos falla, el poner el oído y la mirada hacia el hombre significa la muerte. Todos sabemos que aquel que sirve de tropiezo será echado al lago de fuego para toda la eternidad no hay salvación alguna.

En Mateo 18.2 Jesús llamo a un niño y lo puso en medio y dijo que si nos volviésemos como los niños y nos humilláramos, seremos mayores en el reino de los cielos.

Esto quiere decir que a nosotros nos cuesta entender que Dios mira y conoce nuestro corazón y que pretendemos saber más que Él y no doblegamos nuestro orgullo y arrepentirnos de nuestras costumbres de hablar más de la cuenta. Dios conoce tus intenciones tus malicias y sobre todo el propósito para el cual será usado en su contra.

¡Limpiemos nuestro corazón! Humillemos ante Dios, se dice que si tú cometes atrocidades dentro de la iglesia es porque no has conocido al Padre porque Dios es un Dios de justicia, amor y paciencia.

¿Se acuerdan cuando Jesús le dijo a Pedro que le era de tropiezo? Así mismo es un hermano que sirve de tropiezo en nuestras vidas.

Conclusión:

No dejemos que esa cizaña nos sirva de tropiezo nuestra vida en Cristo.

Judas 24-25

1:24 Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría,
1:25 al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.

En el único quien podemos confiar es en nuestro Señor Jesucristo para salvación de nuestra alma.

Dios me los Bendiga.

Acerca Carmen Garcia

Sierva de Dios. Amo a Dios y al Señor Jesucristo.

Revise también

Predicaciones Cristianas - Saca al anatema

Hay mucho por hacer y mucho por ganar

Mensajes Cristianos.. Solo a Jesús le debemos la vida y solo a Él será por siempre nuestra alabanza, en Él puede el justo esperar, y en Él hay recompensa eterna...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *