Anuncios

Inicio / Mensajes Cristianos / Jesus, El Salvador

Jesus, El Salvador

Mensajes Cristianos

Estudio en el libro de: Mateo 1.18-25; Hechos 4.12

Nacimiento de Jesucristo

Mateo 1:18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

1:25 Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.

Anuncios

La palabra de Dios nos habla del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, no es un mito, es un cuento que nuestros ancestros han venido contando por muchos siglos; es la realidad una realidad que muchos no quieren creer pero cuando el hijo del hombre venga todo ojo lo verá, para algunos será alegría pero para otros será muy tarde para arrepentirse.

Jesús fue enviado por Dios el Padre; por tanto debemos honrarlo (Juan 5.23) para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

Él vino para cumplir la voluntad del padre; para morir por nuestros pecados, tanto fue el amor del creador hacia nosotros que no quiso destruir lo que Él había hecho con sus manos (Juan 5.30; 4.34) aun así nosotros nos rebelamos contra Él a diario.

En el libro de Juan 5.30 Jesús nos enseña una verdad crucial para nuestra vida, que nada podemos hacer sin Dios de nuestro lado, una verdad que ignoramos y su palabra dice que nos juzgará según nuestras obras porque Él es un Dios de justicia.

Así como Jesús hizo cuando estuvo en la tierra al hacer la voluntad del padre; nosotros debemos hacer la voluntad de Dios que con su infinita misericordia alcanzamos salvación siendo gentiles y perdidos en nuestro cuerpo carnal nos dio una segunda oportunidad.

Enlaces Patrocinados

Jesús nos da su testimonio por medio de sus obras en (Juan 5.36) Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado.

El mundo cree cuando los cristianos son uno en Él (Juan 17.21) para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

Dios Hizo el plan de salvación para que todo aquel que en Él creyere se salve y tenga vida juntamente con Él. Se dio a si mismo por nuestros pecados (Gálatas 1.3-4; Tito 2.14)

Sufrió, el justo por injustos (1 Pedro 3.18; Romanos 5.6) nosotros nos merecíamos todo lo que Jesús tuvo que pasar por nuestra causa, Él es justo y debemos de darle las gracias todos los días de nuestras vidas.

Jesús hizo lo imposible que un hombre ordinario pudiera haber hecho; nos libertó de nuestros pecados y de Satanás (Juan 8.36; Colosenses 1.13-14)

Anuncios

Él resucitó y ahora intercede por nosotros con el padre, Dios no quiere que ninguno de nosotros se pierda, depende de nosotros ahora decidir si lo seguimos hasta el fin o seguimos viviendo en nuestra voluntad.

No olvidemos que Jesús nos salva concediéndonos el perdón por medio de su muerte (1 Juan 1.9) Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Nos concede la armadura de poder por medio del espíritu santo contra el poder de Satanás (Hechos 26.18) para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Nos prepara contra la ira venidera pues estaremos ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira para darnos una herencia allá en el cielo con el 1 Pedro 1:3-4-5

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 1:4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 1:5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero“.

¿Y tú? ¿Estarás listo para cuando Cristo venga? ¿Estarás vestido de esa armadura de poder para proteger lo que es tuyo?

¿Cuánto necesitas ser salvado para así entregarte por completo?

La palabra de Dios nos dice que el principio de la sabiduría es el temor a Dios, no se trata de cuánto sabes sino de cuánto quieres ser salvo.

Jesucristo nos ama, no olvidemos que estamos en tiempo de gracia y en este nuevo año propongamos una nueva meta para nuestra vida y la de nuestra familia; que serviremos a Dios de todo corazón y con toda nuestra fuerzas

El tiempo de la venida del salvador se acerca no tardes.

Bendiciones

© Carmen Garcia. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Carmen Garcia

Revise también

Predicaciones Cristianas - Para Él

Somos Casa de Dios

Mensajes Cristianos - El conocer y entender que somos Casa de Dios, nos hace vivir seguros y confiados en esta tierra, no importando las diversas situaciones que se vivan...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *